Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/25/2010 12:00:00 AM

Cerros de Usaquén: entre el miedo y la incertidumbre

El Taller / Entre dos panes

Así se sirve la mayoría de los platos de El Taller, un restaurante que mezcla ingredientes locales y técnicas artesanales para crear un menú fresco y hecho a mano. Su especialidad son las hamburguesas (pero son diferentes a las que usted ha probado, seguro). Uno de sus chefs, Numynoszki Paredes, elige para SEMANA dos de sus favoritas: la Corteza Ahumada y la Origami. La primera combina finos cortes de carne de res, salsa barbecue de lulo y humo de madera de nogal, bajo una campana de vidrio que se levanta frente al comensal. La segunda tiene como ingrediente principal un filete de salmón o de atún rojo, y está acompañada de algas marinas, rábanos marinados en soya y mayonesa asiática. Detrás de El Taller hay cuatro venezolanos que se inspiran en los ingredientes colombianos para crear nuevos sabores: además de la barbecue de lulo, idearon una salsa de tomate de árbol y un topping crocante de chunchullo frito. Si las hamburguesas no son lo suyo, también se sirven ensaladas y platos para compartir. Hay música en vivo los fines de semana y un ambiente que le hará apreciar la cocina artesanal.Un nuevo local acaba de abrir en Quinta Camacho. ¡Visítelo ahora!

La Puerta de Alcalá/

Como en Madrid

En la calle 118 con carrera quinta, en la zona colonial de Usaquén, se encuentra La Puerta de Alcalá, restaurante que revive lo mejor del ambiente español. Una Tasca que dentro de poco cumplirá 21 años de convertirse en un lugar para disfrutar y compartir las icónicas tapas españolas (en el menú hay más de 60) un espacio descomplicado, con una llamativa presentación y gran servicio. Podrá elegir entre una amplia diversidad de quesos curados, jamones madurados, chorizo ibérico, carnes y pescados. En la tasca se vive y se disfruta el espíritu gastronómico de España; de hecho, cada salón de la tasca le rinde homenaje a algún monumento o vía de la capital ibérica. La Puerta de Alcalá quiere que sus clientes disfruten de la comida y del momento. Por eso, y para mejorar la experiencia, por temporadas se activa su tablao flamenco y cuenta con música en vivo cuatro días a la semana, así se da un juego entre paladar y oído de los comensales mientras a fuerza de palmas y taconeo, se transportan a un rincón de la madre patria.

Beirut / Tradición libanesa

En este restaurante el menú guarda fielmente los sabores de la comida libanesa, cocina extraordinariamente diversa, mezcla de especialidades propias y adaptaciones de lo mejor de la comida mediterránea. Este tipo de gastronomía libanesa es el resultado de una tradición y evolución milenaria, transmitida de generación en generación. ¿Por dónde empezar? Bueno, comience con los mezze, pequeños platos para compartir, y llene su mesa con kibbes, tahine, kaftas y otras muchas opciones. El plato estrella es el brazo de cordero, aunque también hay un capítulo vegetariano en la carta. ¡Ah, y pida alguno (o varios) de sus gin tonics! Como el que va acompañado de romero y limón o el que lleva naranja con almendras. Aquí, bon appétit se dice sahten.

Wanka Sanguchería /

La ‘piedra sagrada’

Cerca de la Plaza de Usaquén se encuentra este restaurante cuyo nombre representa a una de las zonas más importantes de la región central del Perú caracterizada por su riqueza geográfica y natural, aquella que aporta la mayoría de los productos que forman parte de la comida peruana.

“Wanka”, que también significa “piedra sagrada” en el idioma quechua, fue fundado por socios peruanos que con mucha dedicación lograron encontrar la sazón de su país con ingredientes colombianos y peruanos. Su especialidad son los llamados sánguches de Perú. Estos son los platos más representativos del vecino país y se elaboran con un pan al estilo francés con un nivel de crocancia perfecto. Aquí se parte de preparaciones como el lomo saltado, el chicharrón de cerdo, el pollo a la brasa y el asado criollo, todos elaborados en forma artesanal.

Los visitantes también encontrarán bebidas tradicionales como la chicha morada o el pisco sour. Y , claro, ofrecen cervezas colombianas y de otros lugares del mundo.

Los fines de semana están disponibles los ‘Famosos platos Wanka’ que pueden ser el ceviche clásico y los postres especiales cocinados con productos insignia como la lúcuma, una fruta exótica de las regiones desérticas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.