Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/19/2016 11:00:00 PM

¿Por qué no prosperan las negociaciones entre el Gobierno y los chocoanos?

El comité que lidera el paro en Chocó aseguró que no se ha logrado ningún acuerdo. El ministro del Interior encargado le explicó a Semana.com cuáles son los palos en la rueda.

Este viernes en algunos medios de comunicación empezó a circular información sobre posibles acuerdos logrados entre el Gobierno y los negociadores del Comité Cívico por la Dignidad y la Salvación del Chocó, que coordina el paro en ese departamento que ya cumple tres días. Sin embargo, los voceros de esa región fueron contundentes y, sin una pizca de duda, aseguraron que aún no se había acordado nada.

“La repuesta del gobierno nacional es nula, ha manifestado el viceministro de Interior que no hay cupo presupuestal para Chocó en el 2017, esto ha conllevado a fortalecer el paro”, decía un comunicado oficial del comité este viernes.

Y tal como lo anticiparon, así fue: la participación y las actividades en el paro se fortalecieron. En el transcurso del viernes bloquearon algunas vías de acceso a Quibdó y a las 6:00 p. m. hicieron una concurrida marcha con antorchas. Para el fin de semana también tienen actividades organizadas y abrirán el comercio unas horas durante el domingo para que “la gente se provea de alimentos”.

Según anuncian, el lunes será el día D, pues aspiran a que en cada municipio marche, por lo menos, el 90 % de la población. La agenda está organizada y Chocó se hará sentir.

Aunque desde el pasado 20 de julio el país se enteró de que los chocoanos tomarían medidas para hacerse oír, es preocupante que esa protesta cada día aumente el volumen, sobre todo cuando miembros del gabinete han llegado a Quibdó para buscar un acuerdo.

¿Por qué no se destraban las negociaciones? En diálogo con Semana.com, el ministro del Interior encargado, Guillermo Rivera, dio su punto de vista sobre lo que ocurre en esa región del país.

Rivera aseguró que desde el mismo día en que se enteraron del inicio de un paro cívico, el Gobierno envió algunos delegados para negociar y evitar el cese de las actividades. “El puente festivo pasado ocho funcionarios se reunieron con ellos y avanzaron en los temas planteados en el pliego de peticiones. (…) Nadie supo que estábamos negociando desde antes porque teníamos un pacto de confidencialidad, pues no querían que se afectara la marcha del 17 de agosto”, explicó.

“Ayer (jueves) llegué con la idea lograr un acuerdo en los temas que estaban pendientes, pues en salud, por ejemplo, ya se había avanzado”, añadió. Sin embargo, no llegaron a un arreglo. Un dirigente le manifestó a Rivera que no estaba de acuerdo en que el Gobierno pensara en utilizar vigencias futuras para avanzar en las obras viales de Quibdó-Medellín y Quibdó-Pereira.

“Serían 720.000 millones de pesos de vigencias futuras para terminar las vías. Eso significa utilizar hoy los recursos del futuro. Ellos piden que eso se incluya en el presupuesto del 2017 para Chocó, pero eso no funciona así. (…) Normalmente para una obra de estas características se utilizan vigencias, pero no lo quieren así. No sé si tal vez desconozcan el funcionamiento de esto o si es un desconocimiento intencionado para continuar con el paro”, explicó el ministro encargado.

Pero este no es el único palo en la rueda. Según Rivera, el comité negociador de Chocó quiere nuevamente la presencia de todos los ministros en Quibdó. “Yo fui como ministro encargado y tenía toda la potestad para lograr un acuerdo con ellos, pero no quisieron. Lo que desean es la presencia de todos los ministerios, sabiendo que ya se han reunido durante estos días. (…) Para nosotros no es problema ir a Chocó, eso es frecuente. Pero no se accederá a esa petición mientras persistan en las vías de hecho”, recalcó.

Tal como lo ha dicho públicamente, el funcionario recordó que el gobierno de Juan Manuel Santos ha invertido siete billones de pesos, el 106 % más que en la administración anterior.

Puede leer: El agitado segundo día del paro en Chocó

El gran problema es que aunque el dinero supuestamente se gire, hay obras en Chocó que no parecen avanzar. No en vano entre las peticiones de los chocoanos está terminar la vía que conecta al mar (que empezó desde 1967), invertir en 11 municipios que no cuentan con energía eléctrica y tener un hospital de tercer nivel, entre otros.

Aunque los habitantes le reclamen al gobierno nacional por el “abandono estatal”, es claro que algunas gestiones de anteriores mandatarios departamentales y municipales han contribuido para agravar la crisis. Eso quedó demostrado recientemente con el presunto fraude de 4.000 millones de pesos a la salud de Chocó, en el que se vio involucrado el exgobernador Efrén Palacios, quien afronta un juicio por ese tema.

Le podría interesar: Los pecados del exgobernador Efrén Palacios, según la Fiscalía

“Insafortunadamente en el país existe un imaginario colectivo centralista. Pero no todo es culpa del gobierno nacional, a veces es culpa de los gobernantes locales. (…) Por ejemplo, ahora se reclama al Gobierno por el Hospital San Francisco de Asís, pero también vale la pena recordar que hace unos años tuvo que ser intervenido porque los gerentes designados por el departamento dejaron quebrar el hospital”, cuestionó Rivera.

Otro dardo en la herida

A la falta de acuerdo en las negociaciones con el Gobierno se sumó la primera prueba de supervivencia del excongresista Odín Sánchez Montes de Oca, secuestrado por el ELN, lo que aumentó el ambiente de inconformidad.

En el video publicado por el Frente de Guerra Occidental, el exrepresentante del partido de La U culpó al Estado por no brindar seguridad a los ciudadanos y aseguró que ve difícil que se logre la paz si el Gobierno no les presta atención a regiones del país como Chocó.

Consulte: Las cartas que Odín Sánchez envió a su familia

Eso hizo crecer la indignación y muchos chocoanos empezaron a pedir la libertad de Odín Sánchez en las marchas. “Seguimos rogando que le dan la libertad a Odín, es un persona que Chocó necesita libre para que ejerza su función como ciudadano. En este momento que estamos en la lucha por la reivindicación del departamento, lo necesitamos aquí”, dijo su hermana Orlene Sánchez, que estaba en las protestas.

En el video, el jefe guerrillero Pablo Beltrán dijo que no cederán a la “exigencia” que les ha hecho el presidente Santos de liberar a los secuestrados, pues quieren tratar el tema en la estancada mesa de negociación.

A la encrucijada se añadió la propuesta del padre Francisco de Roux, que en su cuenta de Twitter le sugirió al ELN intercambiarse por Sánchez Montes de Oca.

El Gobierno rechazó la propuesta y recordó que “sólo iniciará las negociaciones con el ELN cuando liberen a todos los secuestrados”, recalcó Rivera. El estancamiento de las conversaciones con esa guerrilla promete alimentar el ya nutrido malestar de los chocoanos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.