Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/03/12 00:00

“La cifra de desaparecidos llegará a 100.000”: Christoph Harnisch

El jefe de la delegación del CICR en Colombia advierte en el último informe de ese organismo sobre el desafío monumental que será implementar los acuerdos de paz. “El país necesita un electrochoque”, dice.

“La cifra de desaparecidos llegará a 100.000”: Christoph Harnisch Foto: Carlos Julio Martínez

SEMANA: Hace ya cinco meses que se firmó el acuerdo para buscar a personas desaparecidas. ¿Cómo va el mecanismo de búsqueda inmediata?

CHRISTOPH HARNISCH: El gobierno y las Farc tomaron esa decisión aún sin haber terminado de negociar, lo cual requiere de un gran coraje político. Ahora, este trabajo no se puede hacer de un día para otro. Se necesita preparación y calidad de la información. No se puede resolver en meses el conflicto de 50 años.

SEMANA: El gobierno ha entregado 29 cuerpos  pero las Farc ninguno…

C.H.: Las Farc están organizándose para obtener la información, pues algunos de quienes la tenían se han desmovilizado o han muerto. Este trabajo lo están haciendo en un momento muy exigente.

SEMANA: De acuerdo con sus cálculos ¿a cuánto llegan los desaparecidos en Colombia?

C.H.: La cifra que tenemos oficialmente es de 79.000, pero podemos decir con cierta confianza que serán 100.000 aunque será difícil establecer cuántos casos son por el conflicto armado y cuántos por la criminalidad. Este es el reto de la sociedad colombiana para los próximos 40 años. Porque una familia que ahora tiene un hijo desparecido nunca dirá olvidemos eso.

SEMANA: ¿Qué expectativas reales de hallazgos e identificación de cuerpos puede tener el país?

C.H.: Si alcanzamos un 45 por ciento ya es mucho. Hay casos de los que nunca se sabrá toda la verdad. Ahora, no se van a hacer exhumaciones por hacer. El objetivo final también es identificar a la familia y devolverle un cuerpo o la información que exista sobre lo ocurrido.

SEMANA: ¿Por qué si es un tema tan grave no pesa en la agenda del país?

C.H.: Eso ha ocurrido en muchos países donde los sectores políticos no quieren afrontar este tema. Eso es un error porque la dimensión humana de la desaparición saldrá con fuerza en los próximos años. Hay que darle atención y recursos para tratarlo.

SEMANA: ¿Se siente ya un impacto del proceso de paz en las regiones?

C.H.: Hay muchas dudas y desconocimiento. Todo el mundo se pregunta cómo se va a implementar el acuerdo de paz de La Habana. Nosotros vemos cierto letargo en la sociedad. Se necesita un electrochoque. La gente tiene que despertarse y participar porque la paz no se va a decidir en Bogotá para implementarse en otro lugar. Se tendrá que definir también con la gente que vive en esas zonas de conflicto y que tiene muchas dudas.

SEMANA: ¿Falta pedagogía?

C.H.: Se necesita un cambio de mentalidad. No es posible actuar como en el pasado. No se puede dejar que solo las organizaciones humanitarias o las instituciones hagan el trabajo. Tampoco serán los negociadores de La Habana los que vendrán a hacer todo. Cada persona en Colombia debería sentirse responsable de mejorar la situación.

SEMANA: ¿Cómo está la violencia en las regiones?

C.H.: Este año el cese al fuego unilateral ha bajado la tensión y ha habido menos hostigamientos. Pero hay expectativas con dudas sobre lo que ocurrirá luego de la firma del acuerdo. La gente tiene sueños de que la situación va a cambiar.

SEMANA: ¿No es paradójico que la opinión pública no respalde masivamente la paz?

C.H.: La opinión cambia cada día. El acuerdo que se está logrando en La Habana es muy bueno, pero el trabajo concreto en el país comienza en el momento de la firma. Siempre hay dudas. Las personas afectadas por el conflicto tienen mucha dificultad para creer en un cambio porque han sido defraudadas muchas veces. Por eso, se necesitan señales de cambio concretas en los próximos meses.

SEMANA: ¿Como cuáles?

C.H.: El cese al fuego sería una señal de que las partes quieren acabar con el uso de las armas. De que algo será diferente a lo que  conocimos en el pasado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.