Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/6/2010 12:00:00 AM

Chuzadas del DAS: el capítulo de Martha Leal

La ex subdirectora de Operaciones de esta entidad involucró a los ex directores María del Pilar Hurtado y Andrés Peñate con el caso de las ‘chuzadas’, y entregó nuevos detalles de episodios como la polémica visita de alias ‘Job’ a la Casa de Nariño en 2008.

El tema de las chuzadas parece no tener límite. Después de que la Fiscalía comprobara las graves irregularidades que cometieron funcionarios del DAS para seguir de manera ilegal a magistrados, periodistas y miembros de la oposición, ahora se conocen los detalles de cómo se cometió el ilícito, donde todo indica que el dolo y la premeditación fueron factores comunes durante varios años en el organismo de seguridad.

Esta tesis la sustenta el testimonio de la ex subdirectora de Operaciones del DAS Martha Inés Leal, revelado por el diario El Espectador este fin de semana. Ella está señalada de colaborar en la interceptación ilegal a los teléfonos de magistrados y de participar en operativos con decenas de detectives para averiguar los movimientos financieros del ex presidente de la Corte Suprema de Justicia, magistrado César Julio Valencia Copete, entre otros casos.

En la indagatoria que rindió el pasado mes de mayo en la Fiscalía, Leal detalla algunos episodios y además nombra a algunos funcionarios en estas acciones. Esto fue lo que dijo.

El montaje de alias ‘Tasmania’ contra el magistrado auxiliar Iván Velásquez

El 29 de septiembre de 2007, “era un día sábado y yo me encontraba en mi casa y cerca de las 11:00 ó 11:30 de la mañana me llamó mi jefe directo, el señor capitán Fernando Tabares (ex jefe de Inteligencia), por vía Avantel y me dijo que me presentara en la oficina en el despacho de la entonces directora del DAS, doctora María del Pilar Hurtado, a la mayor brevedad posible (...) la doctora Pilar me indica que ella ha tenido conocimiento de una persona de Presidencia, no sé quién, de que el señor Sergio González, abogado de un paramilitar detenido, de alias ‘Tasmania’, iba a entregar una información muy importante que daba cuenta de una situación irregular en la cual ‘Tasmania’ afirmaba que estaba siendo objeto de propuestas del señor magistrado Iván Velásquez, para que declarara en contra del doctor Mario Uribe, primo del Presidente (Álvaro Uribe), por la presunta muerte o un atentado que sufrió alias ‘René’”.

Leal se reúne con el abogado González en Medellín:

“(...) El señor Sergio González sacó de un sobre la fotocopia de un documento que pues estaría firmado por alias ‘Tasmania’ y con su huella. Yo lo leí y efectivamente había una declaración que correspondía a la denuncia que hacía ‘Tasmania’ en contra del magistrado Iván Velásquez. Era una sola página y ratifico nuevamente que no se trataba de un original, sino de una fotocopia. Sergio González sí manifestó su preocupación en algún momento porque la carta no estaba autenticada, pero igual él me entregó esa y fue la que yo traje a Bogotá”.

“(...) Nuevamente me trajeron al aeropuerto, yo llegué a Bogotá y al día siguiente es decir el domingo 30 de septiembre, estuve desde temprano en mi oficina, preparando el respectivo informe y dejé allí mismo el documento que me fue entregado por Sergio González. Pasado el mediodía me encontraba en el parque de la 93 y me llamó tanto la doctora María del Pilar Hurtado como el capitán Tabares, para preguntarme dónde me encontraba. En especial ella me dice ‘usted dónde está Martha’, y me dice que necesita con urgencia que le haga llegar el documento que yo recibí en Medellín, más el informe de inteligencia que yo realicé sobre la conversación que tuve con Sergio González porque alguien de la Presidencia va a ir esa noche a su casa a recogerlo”.

“(...) A partir de ese contacto que se estableció con el señor Diego Álvarez (abogado de Diego Fernando Murillo, alias ‘Don Berna’, y de alias ‘Job’) este empezó a hacer llegar a través del funcionario L.T. unas grabaciones. Una de ellas hace alusión a una de las diligencias en las que adelantó con ‘Don Berna’ en la Corte, en donde supuestamente el doctor Iván Velásquez le estaría ofreciendo prebendas a ‘Don Berna’ para que hablara o diera información; otra de las grabaciones que llegó fue una grabación que le hizo ‘Don Berna’ a Rafael García (ex jefe de Informática del DAS) en La Picota, para lo cual Diego Álvarez solicitó que se facilitara una grabadora, la cual me tocó comprar a mí con gastos reservados de la subdirección de Operaciones, de hecho creo que se compraron dos grabadoras”.

Reunión en la Casa de Nariño con alias ‘Job’

“(...) El día 23 de abril sobre las 6:00 de la tarde, aproximadamente, la directora del DAS me ordenó subir a su despacho y me indicó que me desplazara a la Presidencia de la República, al despacho del doctor Edmundo del Castillo, en donde se iba a realizar una reunión a la cual asistiría el abogado Diego Álvarez, quien iba a entregar una información. A mí no me informó que otras personas iban a asistir. Ya que me encontraba sobre el tiempo salí rápidamente y me dirigí a Palacio, hice mi ingreso por la carrera octava, me registré y fui conducida por un funcionario de la Guardia Presidencial hasta el despacho del doctor Edmundo del Castillo (...) al rato llegó el señor Chaux en compañía de otro señor que en ese momento no sabía de quién se trataba y después por los medios de comunicación me enteré que se trataba de Óscar Iván Palacio y llamaron al doctor Edmundo del Castillo para avisarle que habían llegado otros visitantes. Se trataba del doctor Diego Álvarez de quien por la conversación pude darme cuenta él estaba autorizando el ingreso de unas grabadores que él traía en el maletín (sic) (...) Cuando llegaron a la oficina nos saludamos, alias ‘Job’ se sentó a mi lado derecho en el sofá y fue quien inició la conversación recordando de alguna manera que él era el representante político de los ex jefes paramilitares que se encontraban en Itagüí”.

“(...) Intervino el doctor Diego Álvarez quien dice tener en su poder unos CDs que dan cuenta de unas grabaciones que demuestran cómo el magistrado Iván Velásquez hace supuestamente estos ofrecimientos (acusar al Presidente de la República a cambio de beneficios jurídicos), el CD de Henry Anaya donde le hizo ofrecimientos, la grabación que ‘Don Berna’ le hizo a Rafael García en donde este decía que Noguera y el Presidente no aguantaban una declaración suya a un periódico de Estados Unidos, no recuerdo cuál”.

Seguimientos a magistrados de la Corte Suprema de Justicia

“Entre el primero de mayo de 2008 y el 5 de junio de 2008, también me enteré que para esa época les fue ordenado a los funcionarios F.D. y T.G. alquilar una habitación en el hotel World Trade Center ubicado al norte de esta ciudad, en el cual unos funcionarios de Inteligencia iban a cubrir desde allí una reunión que se iba a llevar a cabo en ese hotel al parecer por unos magistrados, desconociendo de quiénes se trataba”.

Información para Edmundo del Castillo, en Presidencia

“(...) La doctora María del Pilar Hurtado se encontraba viajando fuera de la ciudad y ella me llamó para que yo hiciera llegar al doctor Edmundo del Castillo en Palacio una de las transcripciones que se tenían de estas grabaciones. Yo me encontraba también fuera de la oficina y le solicité a uno de los funcionarios que me había ayudado (...) que él la imprimiera y la llevara a Palacio. Al rato, ella me llamó y me dijo que la que yo había llevado que Edmundo había dicho que esa era muy buena pero que no era la que necesitaba. Entonces me tocó que ella me explicara cuál era la que necesitaba y me tocó volver a mandar al funcionario a Presidencia para entregar la transcripción que el doctor Edmundo estaba esperando, no recuerdo exactamente cuál era, pero en todo caso se trataba de las que Diego Álvarez le había entregado a él y que nuevamente Edmundo del Castillo había regresado al DAS”.

Borrar las huellas

“Recuerdo que después de julio de 2008 sucedió que todos los subdirectores recibimos la instrucción, primero de manera verbal y luego de manera escrita, de hacer una depuración de los archivos e informaciones de inteligencia. En virtud de ello, además de haberle dado instrucción al coordinador de revisar las diferentes misiones de trabajo que él tenía a su cargo, yo solicité al jefe de la coordinación de aseguramiento tecnológico, VA, para que hicieran sobre mi computador o aplicara a mi computador un programa, que no sé cómo se llama, el cual imposibilita la recuperación de los archivos que han sido borrados”.

Seguimientos a Ramiro Bejarano, abogado del magistrado César Julio Valencia Copete

“En relación con las instrucciones que recibí para revisar en qué notarías se encuentran registradas las firmas del abogado Ramiro Bejarano y del doctor Valencia Copete, estas instrucciones me fueron dadas por el señor capitán Fernando Tabares y la doctora María del Pilar Hurtado (...) la instrucción consistió en que yo debía buscar (...) la información para establecer en cuáles de las notarías públicas de Bogotá se encontraban registradas las firmas de las personas mencionadas anteriormente”.

Instalar un micrófono para seguir a la senadora Piedad Córdoba

“En relación con lo que tiene que ver con investigaciones llevadas sobre Gustavo Petro y Piedad Córdoba, como subdirectora de Operaciones tuve conocimiento de informaciones de estas dos personas, a partir de los grupos especiales de contrainteligencia que se me asignaron bajo mi responsabilidad, bajo la administración del director Andrés Peñate”.

“A la senadora Córdoba se le hicieron actividades de seguimiento (...) para establecer qué actividades se estaban adelantando con motivo de las liberaciones de los secuestrados y con motivo de la liberación del hijo de Clara Rojas, pues había interés del gobierno nacional de saber la ubicación de los mismos y pues cómo se iban a llevar a cabo esas liberaciones. Como subdirectora de Operaciones, se de dio instrucción para coordinar con funcionarios de la subdirección de Desarrollo tecnológico la implantación de un micrófono en el vehículo del DAS que le servía de escolta a la senadora Piedad Córdoba a fin de saber qué conversaciones estaba teniendo ella y con qué personas estaba comentando, ya que en el carro que ella acostumbraba a desplazarse ella no acostumbraba a llevar a los funcionarios del DAS, sino a unos de su confianza, por esta razón se buscó la manera de que cuando requiriera un mantenimiento en taller se aprovechara esa oportunidad para la instalación de este micrófono el cual, creo, estuvo por más de 15 días. De allí se obtuvieron informaciones que se le entregaban al director del DAS, Andrés Peñate”.

Seguimientos a Coronell

“En épocas del doctor Peñate también se ordenaron seguimientos al periodista Daniel Coronell, a fin de establecer quiénes eran las personas que le suministraban información, pues en palabras del doctor Peñate, el doctor Álvaro Uribe estaba muy molesto por los artículos que este escribía en contra de él y de su familia”.

“En otra oportunidad el doctor Peñate me dio instrucciones para buscar fuentes en el Congreso y se tuviera información sobre la posición de los congresistas sobre el referendo, también por instrucción del doctor Peñate se le hicieron seguimientos a Álvaro Leyva con el fin de establecer dónde sería el lugar de entrega de los cadáveres de los diputados del Valle que fueron asesinados por las Farc antes de las elecciones de 2006”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.