Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2015/09/09 11:10

Fiscalía: “Exsecretario de prensa sabía de infiltración en Corte”

Avanza la audiencia contra los exfuncionarios de la Presidencia César Mauricio Velásquez, y Edmundo del Castillo por, presuntamente, hacer parte de un plan para desprestigiar al alto tribunal.

César Mauricio Velásquez Foto: Archivo particular

César Mauricio Velásquez llegó este miércoles al Consulado de Colombia en Roma para darle la cara a la justicia. La cita, que cumplió por teleconferencia, no le fue nada cómoda: la Fiscalía le atribuyó los presuntos delitos de concierto para delinquir y peculado, por su participación en la persecución que desde el DAS se hizo a magistrados, periodistas y activistas.

Velásquez se sentó en una sala acondicionada para que estuviera en línea con una sala de audiencias en el complejo judicial de Paloquemao en Bogotá.

La fiscal delegada para este caso comenzó su argumentación con la idea de probar que tenía evidencias suficientes que confirman que, desde la Presidencia de la República y el DAS, se efectuaron averiguaciones ilícitas, entre ellas un viaje de magistrados de la Corte Suprema de Justicia a Neiva.

Esta información, de acuerdo con el ente acusador, se denominó 'Plan Escalera'. Funcionaba con la infiltración de personas y el uso de grabadoras ocultas en la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia, lo que permitió obtener registros de audio de las reuniones privadas de los magistrados.

A la cita también llegó el exsecretario jurídico de la Presidencia Edmundo del Castillo. “Con sorpresa recibí la noticia de que después de más de siete años, la Fiscalía reabre el caso sin nuevos elementos y lo hace con audiencia de imputación de cargos. Sin embargo, sigo siendo respetuoso del Estado de Derecho y confío plenamente en la justicia de nuestro país”, expresó.

“Edmundo del Castillo y César Mauricio Velásquez estuvieron al tanto de la información recopilada por los organismos de inteligencia y participaron en la divulgación de la misma a los medios de comunicación”, añadió por su parte la fiscal respecto de los dos secretarios de la administración del expresidente Álvaro Uribe.

También llegaron a la imputación los abogados Diego Álvarez Betancourt y Sergio Augusto González quienes, según el ente investigador, obtenían ilícitamente información cierta y no cierta para divulgarla a los medios de comunicación. Según las evidencias, ellos habrían hecho parte del plan para desprestigiar a la Corte.

En el caso de César Mauricio Velásquez, su abogado, Jaime Granados ha dicho que todo lo actuado por el ente acusador en este proceso corresponde a una persecución en contra de los exfuncionarios del gobierno Uribe. Destacó que en el caso de su defendido se está atentando contra la libertad de prensa.

“La Fiscalía ha pretendido judicializar el trabajo periodístico que César Mauricio Velásquez cumplió como secretario de Prensa de la Presidencia de la República, al criminalizar sus funciones legales y las rutinas propias de su trabajo, como una manera de persecución a la libertad de prensa”, sostuvo el abogado Jaime Granados.

El jurista destacó que su defendido “jamás solicitó ni entregó información indebida, reservada o ilegal a nadie. Esto es fácil de comprobar, basta preguntarle a cualquier periodista de Colombia o del mundo si en algún momento filtró o entregó información confidencial, indebida o mentirosa”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.