Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/19/2017 11:56:00 PM

“No soy un rebelde sin causa”: ciudadano que se negó a pagar un peaje

Semana.com habló con Arley Gómez sobre su protesta por la doble calzada que no se ha construido en la vía Villavicencio-Acacías.

Arley Gómez es un ingeniero civil y administrador de empresas oriundo de Acacías. Su nombre no era muy conocido en el país hasta que se convirtió en el primer colombiano que decidió dejar de pagar el peaje Ocoa en la vía Villavicencio-Acacías. Lo hizo como un acto de protesta que se difundió en las redes sociales hasta convertirse en noticia nacional.

Gómez considera que la Concesión Vial de los Llanos no está trabajando en la doble calzada con la que se había comprometido y por eso no entiende por qué debe seguir pagando por un servicio que no recibe. Semana.com habló con el líder social sobre lo que él considera un “acto de rebeldía”.

Semana.com: ¿Desde cuándo está inconforme con el peaje?

Arley Gómez: La lucha empezó en el 2010, y en el 2014 nos aprobaron un descuento especial para los habitantes de Acacías y mi camioneta tiene un chip en el que me cobran 3.400 mientras a los demás vehículos le cobran 9.000 pesos. Pero el compromiso era hacer la doble calzada. Desde el año 2013, cuando terminó la concesión, hasta la fecha, han pasado 38 meses y no han colocado una piedra sobre piedra. Está igualitica a como quedó la concesión, la pregunta mía es: ¿Qué me están cobrando?, ¿qué están haciendo con la plata que estoy pagando cada vez que paso por el peaje? Ellos me dicen: Es que nosotros tenemos una grúa, una ambulancia 24 horas. Yo les respondo que yo necesito que me hagan la doble calzada para poder andar a una velocidad promedio de 80 kilómetros por hora entre Villavicencio y Acacías y no lo están cumpliendo. Yo estoy gastando una hora y media aproximadamente entre ese trayecto, que es un tramo de 27 kilómetros, eso no es justo. ¿Por qué tengo que pagar para que me torturen?

Semana.com: ¿Cada cuánto viaja a Villavicencio?

A.G.: Cuando estudiaba iba dos veces al día, ya no, ahora voy dos veces a la semana. Si hacemos la cuenta, son 20.000 pesos en peajes, multiplicados en el año es aproximadamente un millón de pesos.

Semana.com: ¿Cuál es su principal queja?

A.G.: El problema que tuvo la Concesión Vial de los Llanos es que ellos hicieron un cálculo del tránsito diario basado en que las tractomulas que iban desde Villavicencio y Gaitán eran 15.000, cada una pagaría 70.000 pesos en peaje y son seis entonces pagarían 450.000 pesos, ¿se imagina la cantidad de dinero que estaban pensando ganar? Y hoy en día eso se les cayó porque bajó a 600.000. Entonces el cierre financiero no les da y ellos prefieren decir que no lo hacen y están tratando de cuadrar la cosa y el vicepresidente lo que quiere hacer es echarle la culpa a la gobernadora. Y no tiene nada que ver. Entonces la concesión quiere sacar el cuerpo, decir yo le hago esto pero no le hago tal obra. Y finalmente los que van a terminar pagando son los llaneros.

Semana.com: Ahora cuando decidió no volver a pagar peaje, ¿qué va a hacer?

A.G.: Hoy para venir a Villavicencio me fui por otra trocha, larga, vieja y tortuosa, pero no pagué peaje. La gente simplemente dice: ¡Huy, estos peajes tan caros! Pero pagan y siguen, nosotros agachamos la cabeza, los colombianos somos así. Lo mío es un acto de rebeldía, pero no soy un rebelde sin causa, mis argumentos están técnica y jurídicamente soportados.

Semana.com: ¿Tiene algún interés económico o político en este caso?

A.G.: Yo tengo una cantidad de luchas por la vida, como la vez que denuncié en un video a unos policías que les estaban decomisando una cuajada a unos campesinos de Mapiripán. Con ese video queríamos que el presidente Santos fuera a Mapiripán y que volviera a mirar allá, que nos arreglara la carretera, en una tierra que ha sido humillada, violentada.

"Aquel que no vive para servir, no sirve para vivir", fue una frase que le escuché al papa y esa es como mi esencia. Mi familia vive preocupada por mí porque trabajo por cosas de los demás y no me pagan bien.

La gente me ha preguntado que si quiero lanzarme a la Alcaldía, me dice que me lance para presidente -dice entre risas-. Yo fui candidato al Senado hace 11 años y recorrí en bicicleta el país y la gente decía qué chévere, pero no paga bien. Si decido hacer política lo haré por redes sociales, que no cuesta un peso.

Semana.com: ¿Por qué escogió las redes sociales para hacer su protesta?

A.G.: Porque son el medio más poderoso del planeta. Tengo en este momento llamadas de Barcelona, Doha, Dubai, Argentina. Yo no busqué esta fama, no pensé que un video fuera a causar tanto impacto y motivación en tanta gente joven. Los niños se me acercan a saludarme, a decirme que me felicitan y que soy su inspiración, que soy su sensei. Se lo dicen a un hombre que se atrevió a hacer un acto tan humilde, tan elemental. Yo no soy un héroe, soy un colombiano que quiere sencillamente hacer algo diferente y protestar.

Semana.com: ¿Usted cree que más gente querría hacer lo mismo que usted y dejar de pagar el peaje?

A.G.: No, a mí me asiste la razón técnica y jurídica para no pagar el peaje porque el Estado tiene un contrato con la concesión y la concesión no arranca porque financieramente no le cierra la propuesta. Eso es como si uno fuera a comprar shampoo y cuando se lo echa no hace espuma, y huele a feo, entonces uno va y reclama, eso es lo que estoy haciendo yo. ¿Por qué estoy pagando algo de lo que no estoy viendo mi inversión?

Semana.com: Usted dijo que le quisiera hacer llegar un mensaje al vicepresidente Germán Vargas Lleras, ¿cuál es?

A.G.: Él trató mal a una dama (la gobernadora del Meta) y eso no se hace. Vino aquí a decir que por culpa de la gobernadora no se podía empezar la doble calzada y qué pena pero eso no es verdad. Me gustaría que él lo supiera porque es quien está manejando la infraestructura del país y si esa concesión se va a echar para atrás, nosotros no queremos que nos haga ningún tipo de vías más, déjenlas como están y quítennos ese peaje. Están utilizando los dineros que se están recaudando aquí en los peajes de Acacías y en los del Llano para lo mismo que están haciendo con los recursos del petróleo: llevándoselos para otro lado y los pobres llaneros no dicen nada.

Consulte: Fiscalía investigará a contratista de la familia política de la gobernadora de Meta

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.