Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/04/19 16:06

Cayó ‘Tomás’, uno de los 20 más buscados en Colombia

La Policía capturó a Édgar Gutiérrez Arenas, miembro del Clan Úsuga que controlaba el tráfico de drogas en el Pacífico. Era el sucesor de ‘Guagua’.

Édgar Gutiérrez Arenas, conocido también como ‘Tomás’. Foto: Archivo particular

Un día después de que el presidente Juan Manuel Santos dio a conocer las fotos de los 20 cabecillas de bandas criminales más buscados en el país y de que ofreció millonarias recompensas por información que conduzca al paradero de cualquiera de ellos, las autoridades asestaron el primer golpe en Itsmina (Chocó). 

Este martes la Policía logró la captura de Édgar Gutiérrez Arenas, conocido también como ‘Tomás’, que controlaba el tráfico de drogas del Clan Úsuga en todo el Pacífico colombiano y por el que se ofrecía una recompensa de 115 millones de pesos.

‘Tomás’ fue el hombre que quedó como sucesor Jairo de Jesús Durango, ‘Guagua’, el narcotraficante y jefe militar de esta banda criminal que fue dado de baja el pasado 23 de marzo en la selva de Chocó.

Al aceptar ser el reemplazo de Guagua, Gutiérrez Arenas -de 41 años- pasó a ser uno de los hombres más cercanos al Estado Mayor de los ‘Urabeños’, comandado por su máximo cabecilla Dairo Antonio Úsuga David, más conocido como ‘Otoniel’, y al que también pertenecen ‘Marcos Gavilán’, ‘Nicolás’ y el ‘el Indio’, además de Guagua.

Entonces, desde el 23 de marzo pasado, Tomás asumió el control de los municipios antioqueños ubicados en la vía que conduce al mar, es decir, Mutatá, Carepa, Chigorodó y Turbo. Además de tener la misión de reagrupar a 385 hombres armados en Antioquia, Chocó y Valle del Cauca.

Como debía garantizar la continuidad del trabajo de su antecesor, ‘Tomás’ trabajaba también por facturar entre cinco y siete millones de dólares mensuales por tráfico de drogas, tal como lo hacía ‘Guagua‘.

Aunque no era un objetivo fácil, con información precisa sobre su localización, los grupos especializados de la Policía desembarcaron y enfrentaron al anillo de seguridad de Tomás. En el intercambio de disparos murió uno de los escoltas y otros cinco fueron capturados, entre ellos, Ómar de Jesús Ciro Henao, ‘Águila’, actual jefe financiero del ‘Clan Úsuga’ en la región.

Y si la muerte Jairo de Jesús Durango fue un duro golpe para este grupo delincuencial, no hay duda que la captura de ‘Tomás’ también lo es. “Con esta importante captura continúa el derrumbe de esta organización mafiosa”, señaló el director de la Policía Nacional, general Jorge Hernando Nieto Rojas.

Cuentas pendientes

Tomás, oriundo de Turbo (Antioquia), es un administrador de empresas que fue miembro de las extintas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y de las que se desmovilizó en 2006. Sin embargo, abandonó los beneficios jurídicos y volvió a la vida delincuencial.

Según la Policía, Tomás tiene siete órdenes de captura en su contra por los delitos de homicidio agravado con fines terroristas y concierto para delinquir agravado, además de una condena por rebelión.

“También deberá responder por la escalada criminal que promovió el ‘Clan Úsuga’ tras la neutralización de ‘Guagua’, y el homicidio del patrullero de la Policía Nacional Deison Rentería Moreno, asesinado por la espalda el pasado 31 de marzo, mientras se dirigía de civil a cumplir una cita médica en Quibdó (Chocó)”, dijo la institución.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.