Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/29/2014 5:00:00 AM

“Este gobierno está desconectado del país real”: Clara López

La candidata del Polo habla sobre Aída Avella, la situación del país y su repunte en las encuestas.

SEMANA: ¿Cómo se explica que estando el 62 por ciento de los colombianos en contra de la reelección del presidente y siendo el Polo el único partido de oposición, usted no despegue en las encuestas?

CLARA LÓPEZ OBREGÓN:
No sé lo que ustedes llaman no despegar. En su propia encuesta Ipsos Napoleón Franco soy la persona con el mayor aumento porcentual. Subí en tan solo dos semanas un ciento por ciento. Ningún otro candidato dio ese salto. Eso para una candidatura con cero mermelada me parece un gran éxito. Mi propuesta como candidata representa no solamente una candidatura del Polo, sino de esos 30 millones que quieren otro camino para el país.

SEMANA: Su unión con Aída Avella le dio coherencia en términos políticos, pero según Carlos Gaviria la aleja de potenciales electores del centro.

C. L. O.:
Vuelvo a mi respuesta anterior. Si eso fuera así ¿por qué fui la única candidata que duplicó su cifra en las encuestas?. Yo pienso que la coherencia política es rentable. Y también pienso, dados los últimos fracasos, que ha llegado el momento en que Colombia debe darle la oportunidad del gobierno a una mujer. Chile, Brasil y Alemania tienen presidentes mujeres promoviendo grandes y exitosos cambios. Aída, pese a todo su sufrimiento, regresó al país con un patrimonio que pocas personas tienen, que es el saber perdonar como nos enseñó Nelson Mandela. Las dos constituimos una fórmula que tiene sensibilidad y experiencia. Eso nos da mucha fuerza para enfrentar el reto de hacer avanzar este país hacia los cambios y transformaciones necesarios.

SEMANA: Pero usted todavía está en el 10 por ciento en la intención de voto. Ese es el porcentaje tradicional de la izquierda. Y aunque está en un empate técnico con Óscar Iván Zuluaga y Enrique Peñalosa, todavía no se ve que se sumen electores del centro.

C. L. O.:
Yo represento una forma de gobernar que privilegia las necesidades de la gente. En el mundo entero se asocian la izquierda moderada y la socialdemocracia, que yo también represento, con la garantía de los derechos de los ciudadanos a la salud, a la educación, a la pensión, al trabajo. Esas propuestas sencillas que están en la boca de las grandes mayorías en Colombia y en todo el mundo, han debido conquistarse hace mucho tiempo. Yo aspiro a llegarles a las personas que ya no creen en la política porque ningún gobierno les ha cumplido. Y esos no son los del centro sino la gran mayoría de los colombianos.

SEMANA: Cambiemos de tema. ¿Qué opina de la decisión del presidente Santos de no aceptar las medidas cautelares del caso Petro?

C. L. O.:
Me pareció un error enorme. Una vez más el gobierno decepciona a los colombianos e irrespeta la democracia de este país. Los compromisos internacionales que un país asume a través de tratados deben ser cumplidos. Más grave aún es que incumplirlos se convierta en un acto de politiquería en plena campaña presidencial.

SEMANA: ¿Y qué opina usted de los anuncios que hizo el presidente sobre el plan de choque para salvar a Bogotá?

C. L. O.:
Se trata de un abuso. El presidente está aprovechando la destitución de Petro para fungir como alcalde de Bogotá y hacer anuncios que han debido ser parte de sus ejecutorias de gobierno y no de promesas electorales. Además, la mayor parte de esos anuncios corresponden a procesos que ya estaban en curso y de los cuales él pretende adueñarse como salvador. Eso no es solo politiquería sino oportunismo.

SEMANA: ¿Entonces usted tampoco les cree a todas esas cifras positivas de crecimiento económico y de la eliminación de la pobreza que muestra el gobierno?

C. L. O.:
Esas cifras pueden ser o no ser verdad. Pero el problema en Colombia no es tanto de estadísticas sino de desigualdad. El coeficiente del índice Gini confirma una vez que Colombia es uno de los países con la mayor inequidad social del planeta. No hemos salido de los últimos lugares. Es por eso que de un lado van las cifras y por otro lado las inquietudes de los colombianos. Este es un gobierno que está desconectado de la gente, la cual vive en medio de una enorme inseguridad y demuestra diariamente que quiere un cambio de rumbo.

SEMANA: Hablemos ahora de programas de gobierno. Los paros y protestas de 2013 revivieron varias banderas económicas de la izquierda como el rechazo a los TLC. ¿Cuáles son sus propuestas económicas para el agro y el sector industrial?

C. L. O.:
Las grandes movilizaciones de los campesinos, de los mineros, de los transportadores, de los trabajadores de la salud, lo que demuestran es que lo que usted llama las banderas de izquierda, son las banderas de ese enorme número de personas que en Colombia no están satisfechas con la manera como se viene gobernando el país. Insisto que son más de 30 millones de colombianos y colombianas que dicen, encuesta tras encuesta, que no les gusta como están siendo gobernados y lo que planteamos nosotros es sumar y representar a todas esas personas que se han venido movilizando, que quieren transformar a Colombia.

SEMANA: Con todo respeto, no contestó la pregunta. Al fin y al cabo el Polo promovió en estos años de gobierno Santos varios debates de control político sobre temas como la minería y el medioambiente. Denos respuestas específicas sobre usted qué haría si llega a la Presidencia.

C. L. O.:
Yo soy una persona responsable. Tengo un programa elaborado desde hace años y no pretendo que se pueda resumir en cinco líneas para producir un impacto efectista. Ya que usted se obsesiona en encasillarme en la izquierda coherente tiene usted que saber que la bandera de esa izquierda coherente es darle prioridad a la naturaleza, a las aguas y a los territorios sobre los intereses económicos del capital privado. En Colombia se han cometido muchos excesos en contra de un desarrollo del medioambiente. Yo estoy convencida de que podemos armonizar desarrollo con sostenibilidad ambiental y social.

SEMANA: Y en salud y en educación, ¿cuáles son sus propuestas?

C. L. O.:
Lo primero que quiero hacer es levantar la voz a nombre de los indignados que no entendemos cómo todavía Colombia no tiene una atención humanizada en la salud. La crisis en ese sector tocó fondo. La gente se está muriendo en las puertas de los hospitales. El sistema colapsó. En mi gobierno vamos a transformar la actual mercantilización de la salud en un derecho de toda persona garantizado por el Estado. Y algo parecido hay que hacer en materia de educación. Nuestro compromiso y está en el programa de gobierno, es darles a todos los colombianos una educación pública gratuita, incluido el nivel universitario.

SEMANA: Ya que usted parece considerar que este gobierno no ha hecho prácticamente nada bueno, dígame qué opina sobre el proceso de paz de Santos que para llevar a la guerrilla a una mesa de negociación ha intentado volver realidad banderas tradicionales de la izquierda como la reparación a las víctimas y la restitución de tierras. Por lo menos, reconózcale algo en ese frente.

C. L. O.:
En primer lugar, quien está diciendo que Colombia va por mal camino, son 30 millones de colombianos y colombianas de las cuales hago parte. Como candidata a la Presidencia de la Republica tengo un programa de gobierno que respeta los avances que ha logrado este país, pero pienso firmemente que la agenda de la terminación del conflicto y la garantía de la paz no puede ser una agenda aislada de la gente. Nuestro programa de gobierno contempla las transformaciones para garantizar los cambios en salud, en educación y una mejor vida de las personas y los hogares, convergente con la realización de un sueño histórico que es el de lograr la paz, una paz sostenible.

SEMANA: Y ya para terminar, ¿qué posibilidades cree que tiene usted de pasar a la segunda vuelta?

C. L. O.:
Tengo la seguridad de que voy a estar en la segunda vuelta. La encuesta de ustedes demuestra que estoy en un empate técnico con Óscar Iván y Peñalosa. Estoy segura que voy a crecer porque tenemos una fórmula y un programa de gobierno conectados con los sentimientos y las expectativas de los colombianos y colombianas. Eso nos garantiza que toda la gente que se ha decepcionado y alejado de todos los procesos electorales se motive a juntarse con nosotros para transformar y dar un nuevo camino a nuestro país. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.