Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/6/2014 10:00:00 PM

Clara López: la opositora

Que los votos de la izquierda fueron un apoyo crucial en la victoria de Juan Manuel Santos en la segunda vuelta es un hecho que pocos controvierten.

Que los votos de la izquierda fueron un apoyo crucial en la victoria de Juan Manuel Santos en la segunda vuelta es un hecho que pocos controvierten. Por primera vez los seguidores de esta corriente ideológica influyeron de una manera tangible en la elección del presidente de la República. La razón de esa difícil decisión política fue la paz y la líder que decidió hacer esa apuesta se llama Clara López Obregón. Sobrina del presidente Alfonso López, proveniente de familias poderosas del país y con un grado de Economía en Harvard,  la presidenta del Polo Democrático no es la típica dirigente de izquierda. 

Militante de la Unión Patriótica y luego del Polo, López ocupó la Secretaría de Gobierno de Bogotá para luego ser nombrada alcaldesa encargada de la capital. En medio del más grave escándalo de corrupción, Clara López logró recuperar la confianza ciudadana en el Palacio Liévano y terminó su gestión con buenos niveles de favorabilidad. Como presidenta del único partido de oposición, se convirtió en una de las voces más críticas en contra de la administración Santos. 

En las elecciones presidenciales de este año la candidatura de López Obregón constituyó una de las revelaciones de la contienda electoral al obtener 2 millones de votos. Frente a la segunda vuelta, en vez de optar por una postura opositora o abstencionista, Clara López apoyó abiertamente la bandera de la paz que agitaba el presidente Juan Manuel Santos. El respaldo de la aspirante de izquierda a los diálogos de La Habana convenció a muchos de sus seguidores de poner el proceso de reconciliación con la guerrilla por encima de la militancia ideológica y las pasiones partidistas.  La exalcaldesa demostró no solo audacia política sino también liderazgo para asumir los costos que requieren metas supremas como el fin del conflicto.   
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.