Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/10/2012 12:00:00 AM

Claves para entender el lío de Sayco

La inconformidad de autores y compositores tiene a la organización que los agrupa en el centro de la controversia. Los cuestionamientos son falta de transparencia y politiquería.

"No queremos morir en la miseria absoluta como muchos de nuestros compañeros. Lo que pedimos ahora es justicia en favor de los autores y compositores que, al fin y al cabo, somos los que limpiamos el nombre de Colombia ante el mundo". Así dice, a viva voz, Lola Huertas, hija y heredera del legado del cantor de Fonseca, Carlos Huertas.
 
Lola forma parte del puñado de autores y compositores asociados a Sayco que protagonizan desde este miércoles una toma pacífica a las puertas de la institución para pedir transparencia en la administración de los recursos de la Sociedad. Esto sucede ocho días después de que saliera de Sayco Araceli Morales, como gerente general, quien denunció la "politiquería que caracteriza a la organización", como lo explicó a SEMANA.
 
Las peticiones del grupo de manifestantes son: que el Consejo Directivo actual renuncie, sea nombrado un nuevo Comité de Vigilancia y se habilite una junta interina mientras se convoca a una Asamblea General en la que se designen nuevos directivos.
 
Para entender los entuertos que han puesto en tela de juicio la actual administración de la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia, aquí están las claves:
 
El lío del Consejo Directivo y el Comité de Vigilancia: Están compuestos por socios de Sayco y son elegidos mediante Asamblea General. En el Consejo son siete los designados quienes se ocupan de nombrar al gerente general. En el Comité son tres principales y tres suplentes, responsables de velar porque se cumplan los estatutos y se haga una buena administración de la sociedad.
 
Los actuales consejeros han sido reelegidos durante cuatro períodos y la controversia es porque, según Morales, ellos estarían utilizando los recursos de la institución para asignarlos con favoritismo en busca de una nueva reelección.
 
El rollo de la Asamblea General: Es la máxima instancia de la Sociedad y está conformada por delegados regionales que se escogen por votación entre los socios. En esta reunión se eligen los miembros del Consejo Directivo, el Comité de Vigilancia y el revisor fiscal, y es la única que está en capacidad de modificar los estatutos de Sociedad.
 
La entidad gubernamental que vigila a Sayco es la Dirección Nacional de Derechos de Autor, y hace ocho meses ordenó, por irregularidades detectadas, que se escogiera un nuevo Consejo Directivo y un Comité de Vigilancia.
 
Sin embargo, la Asamblea que debió celebrarse el pasado marzo todavía no ha sido posible efectuarla porque la elección de algunos delegados fue impugnada. Varios de los asociados creen que estas impugnaciones son estrategias para dilatar la escogencia de nuevas autoridades.
 
El meollo de las regalías: Se trata de los beneficios económicos que reciben autores y compositores por el uso que hacen terceros de sus piezas musicales. Sayco es el encargado de recaudarlas, pero hay creciente inconformidad entre los 5.800 socios porque la organización no hace pública en forma detallada cómo son distribuidos estos recursos, que este año suman 45.000 millones de pesos.
 
SEMANA ha hecho varios intentos por establecer contacto con el presidente de Sayco, Alberto Urrego Eljatch, pero las peticiones de entrevista no han sido respondidas. Sin embargo, los miembros del consejo directivo actual, con el apoyo de autores y compositores, emitieron una carta que está disponible en su sitio web. (Léala aqui
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.