Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/01/22 18:50

El mal diagnóstico de la Personería a la Clínica Jorge Piñeros

En una visita, la entidad encontró falta de personal médico e insumos, desaseo, ascensores dañados, pacientes hacinados, entre otros.

Personería de Bogotá visitó la Clínica Jorge Piñeros Corpas Foto: Guillermo Torres / SEMANA

La crisis en la que está sumida la Clínica Jorge Piñeros Corpas ya no es un secreto para nadie. La problemática de esta IPS venía creciendo en silencio, pero estalló este martes tras la muerte de Rubiela Chivará, la mujer que murió por una arritmia cardíaca en plena vía pública, en el norte de Bogotá.

Desde ese lamentable episodio, las autoridades decidieron investigar lo que pasa dentro de esa IPS. Este viernes, funcionarios de la Personería de Bogotá realizaron una visita al lugar y allí se encontraron con falta de personal médico e insumos, “desaseo”, ascensores dañados y otros funcionando en malas condiciones.

Eso no es todo. Según el ente de control, en la Clínica Jorge Piñeros hay “servicios especializados cerrados, pacientes hacinados y sin atención en urgencias (algunos llevan tres días en el piso), empleados sin pago y, en general, una situación crítica que pone en riesgo la vida de los usuarios”.

Sin que trabajar

La Personería hizo un diagnóstico detallado de lo que ocurre en esta IPS. Según contaron los empleados a los funcionarios que visitaron el lugar, una sola empresa suministra los insumos médicos y los medicamentos y, tras de eso, tienen fallas en cantidad y calidad.

“Faltan implementos básicos como guantes de manejo y toallas de papel. Se evidencia que no se ha realizado mantenimiento a los equipos médicos especializados, como los de la sala de cirugía cardiovascular. Desde agosto del 2015, la Secretaría de Salud realizó el sellamiento de cuatro quirófanos por no cumplir los requisitos de habilitación para su funcionamiento. Actualmente existen ocho salas de cirugía, pero cuatro siguen cerradas”, dijo la entidad.

El organismo también confirmó que el ascensor está fallando desde hace cuatro años y los baños de los usuarios no están en buenas condiciones y “la gran mayoría están sucios”.

Poco personal


En la visita, la Personería encontró que el personal médico y de enfermería es insuficiente. Además de eso, los trabajadores están desmotivados por la falta de pago y, por eso, ha habido renuncias masivas y sobrecarga de trabajo.

“El personal médico es poco humano, no brinda información clara a los pacientes ni a los familiares, lo que se traduce en insatisfacción por parte de los usuarios (…) El traslado de pacientes graves a otras entidades demora más de un día, pese al riesgo que representa no obtener una atención especializada inmediata”.

Por último, en el informe se asegura que la clínica no cuenta con el servicio de hematoncología y cirugía oncológica pediátrica, pues –según la Personería- se cancelaron los contratos con los especialistas.

“Gracias a la visita de la Personería, de manera exitosa se logró el traslado de 17 pacientes que se encontraban esperando dicho proceso a diferentes entidades de salud”, concluye.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.