Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/1/2011 12:00:00 AM

Clonan carrusel de Bogotá

SEMANA revela cómo 63.000 millones de pesos que debían ir para prevenir el impacto del invierno en Córdoba terminaron en contratos con firmas de candidatos a concejos y alcaldías. Copiaron el 'modus operandi' del carrusel de la contratación de Bogotá.

Los cordobeses se preguntan por qué si sus antepasados, los zenúes, fueron capaces de controlar las inundaciones desde el siglo segundo hasta el arribo de los españoles a América, ahora esa tarea le está quedando grande a la Corporación Autónoma de los Valles del Sinú y San Jorge (CVS), que cuenta con un multimillonario presupuesto y especialistas en temas hidráulicos.

La respuesta, para la gran mayoría, es simple: la CVS se ha convertido en una especie de caja menor para las campañas electorales. SEMANA encontró seis contratos por 63.000 millones de pesos, que fueron otorgados a consorcios en los que figuran personas que hoy aspiran a cargos de elección popular y varios de los cuales se encuentran estrechamente relacionados con el grupo político del senador Musa Besaile, del Partido de la U.

Los seis contratos en cuestión fueron firmados entre junio y septiembre de 2010, cuando ya comenzaba la dura ola invernal que azotó al país, y desde entonces se presagiaba que iba a ser la peor de los últimos cincuenta años. Los resultados saltan a la vista. Un reconocido ganadero de la región sostiene que las obras contratadas para controlar inundaciones han fracasado y siguen bajo el agua cerca de 59.000 hectáreas de los municipios de San Marcos, Ayapel y La Apartada. La gente vive en tambos y en lomas altas esperando que baje el agua que está a más de un metro de altura.

¿Qué pasó con la plata? En teoría, esos multimillonarios recursos se destinaron a obras de mantenimiento de canales, saneamiento básico y siembra de plantas. Sin embargo, al poner la lupa se descubre que detrás de una telaraña de consorcios -que despistan incluso a los más conocedores- saltan como socios o representantes legales de algunas de las firmas los nombres de candidatos a las elecciones de octubre y de familiares del senador Musa Besaile y de su hermano Jhony, hoy candidato a la Alcaldía de Sahagún.

Por ejemplo, en uno de los consorcios -que ganó un contrato por cerca de 16.000 millones de pesos- aparece Richard Náder Ordosgoitia, candidato al Concejo de Sahagún que apoya la candidatura de Jhony Besaile a la Alcaldía. En otro contrato -por 19.240 millones de pesos- aparece como socio Orlando Medina, actual aspirante a la Alcaldía de Chinú y quien apoyó en las pasadas elecciones al Congreso a Musa Besaile.

En otros dos contratos aparece un sobrino de Iván Martínez Guerra, candidato al Concejo de Sahagún, que a la vez es primo de la esposa de Jhony Besaile. En uno -por 2.523 millones de pesos- aparece como representante legal del consorcio, y en otro -por 4.040 millones-, como socio. Un consorcio, Aincol, aparece también en dos de los contratos -el de 16.000 millones y el de 4.040 millones-. Y de ese consorcio hace parte la hermana de otro candidato al Concejo de Sahagún, Raúl Salgado Casilla, quien apoya la candidatura de Jhony Besaile a la Alcaldía, y también hace parte un primo de los hermanos Besaile Fayad (ver el detalle de los seis contratos y los nombres de los socios en Semana.com).

El hecho de que dineros destinados a atenuar el impacto del invierno en Córdoba terminen en manos de consorcios de los que hacen parte políticos en campaña ya de por sí preocupa. Sin embargo, el caso cobra una especial relevancia porque el esquema de contratación tiene curiosas semejanzas con el 'modus operandi' del carrusel de la contratación de Bogotá.

En primer lugar, en cada uno de los contratos de este paquete de la CVS aparecen firmas de reconocida trayectoria en la región, que son las que 'dan la cara' y la experiencia, y en segundo plano aparecen consorcios recién conformados en los que figuran personajes relacionados con los políticos. Ese esquema, como bien se sabe, se aplicó en los contratos de malla vial de Bogotá, y de ellos sacaban una tajada de hasta el 8 por ciento para los políticos.

En segundo lugar, así como en Bogotá, en dos de los consorcios contratistas de la CVS aparecen empresas de los primos Nule. Lo curioso es que estos contratos de Córdoba se dieron entre julio y septiembre de 2010, cuando ya todo el país veía aterrado el desastre causado por este conglomerado empresarial en la capital.

Y no se trata de simples coincidencias. En los dos casos -el de la CVS y el de Bogotá- hay un protagonista común: Emilio Tapia Aldana. Tapia, gracias a su estrecha cercanía con Iván Moreno, participó en la estructuración del carrusel de los contratos en Bogotá. Y no sería nada extraño que hubiera copiado el 'modus operandi' para aplicarlo en Córdoba, justo en el feudo de su amigo Musa Besaile. Los dos, Tapia y Besaile, son de Sahagún y el senador, como reveló El Espectador, ha hecho cabildeo de grandes ligas para Tapia. En agosto pasado, Besaile fue hasta el Ministerio del Interior para pedir que le buscaran a su amigo un cupo en el pabellón de los parapolíticos de la cárcel La Picota de Bogotá, para evitarle la incomodidad de tener que compartir celda con peligrosos criminales.

El senador Musa Besaile se ha venido convirtiendo en un gamonal electoral: en 2006, fue elegido representante a la Cámara, con la mayor votación del país, en fórmula con el liberal Juan Manuel López Cabrales, y en 2010, se pasó al Partido de la U y fue elegido senador con 62.000 votos. Como es de público conocimiento, las Corporaciones Autónomas Regionales, conocidas como CAR, se han convertido en un botín burocrático de los políticos más poderosos de cada región. La CVS estaba bajo el control del senador López, pero en 2006 se la cedió a Musa como parte de la negociación para que este lo apoyara en las elecciones.

Consultado por SEMANA, Musa Besaile niega que la CVS sea de él. Sin embargo, no deja de ser curioso que el director de la entidad es Élder Oyola Aldana, también de Sahagún, y el secretario general es el hermano de la fórmula a la Cámara del senador Besaile en 2010.

A estas alturas, y a pesar de que los contratos mencionados tenían plazos de seis a nueve meses, ninguno está liquidado. Tuvieron que darles todo tipo de prórrogas y adiciones en dinero. El del consorcio Megaparques -que incluye construcción de parques en Sahagún, curiosamente- por ejemplo, apenas acaba de empezar. Cómo dice un prestigioso dirigente y ganadero de Sahagún, las obras se adjudicaron el año pasado, "pero las empezaron apenas ahora para contratar personas que son recomendadas por los aspirantes al Concejo cercanos a Jhony Besaile".

El director de la CVS, Élder Oyola, no respondió las llamadas de SEMANA personalmente. En su defecto, a través de una carta firmada por la oficina de prensa, explica en qué va cada uno de los contratos y dice que "lo que atañe a la identidad política eventual de los contratistas no es del resorte de esta entidad, amén que nos resulta imposible manejar la temática de la militancia política de quienes eventualmente terminen a través de un proceso contractual (…) siendo adjudicatarios de contratos con la entidad".

Olegario Otero, propietario de fincas en la región del San Jorge, le dijo a SEMANA que él mismo invitó al director de la CVS, Élder Oyola, que además es sobrino suyo, para que viera los estragos causados por el invierno. Oyola le puso como condición que le consiguiera escoltas y chalupas con visera porque él no se quería asolear. Otero, que estaba muy interesado en sensibilizarlo con la tragedia, preparó todo. Pero Élder Oyola nunca apareció.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.