Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/2/2015 5:49:00 PM

Caso Sergio Urrego: colegio deberá cambiar manual de convivencia

Así lo pide el Gobierno a la Corte Constitucional, para reparar la memoria del joven que se suicidó luego de ser matoneado por su condición de género.

El colegio Gimnasio Castillo Campestre, donde estudiaba Sergio Urrego, joven bogotano que se suicidó presionado por el matoneo del que fue objeto por su homosexualidad, estaría obligado a cambiar su manual de convivencia o reglamento interno.

El plantel educativo debe incluir, expresamente, el reconocimiento al libre desarrollo de la personalidad y a entablar relaciones sentimentales con personas de su misma orientación sexual.
 
Así se lo manifestó el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, a la Corte Constitucional, que estudia una tutela interpuesta por la madre del joven, Alba Lucía Reyes, contra las directivas del colegio.
 
En un documento radicado este martes, Cristo le presenta a la Corte una serie de medidas de reparación en las que, además, pide que le sean reconocidas las condiciones personales y académicas de Urrego.
 
Semana.com conoció el documento, en el que el Gobierno considera que las violaciones a los derechos fundamentales del estudiante “persisten” a pesar de su muerte, ya que –dice el documento- “el buen nombre del joven Sergio permanece en entredicho ante su comunidad educativa, e incluso ante la opinión pública, dada la trascendencia nacional adquirida por el caso, al ser calificado como una falta grave su manifestación de afecto”.
 
También considera el despacho ministerial que el derecho a la intimidad de Urrego fue vulnerado debido a que su relación sentimental fue objeto de exámenes externos sin que se hubieran presentado hechos graves que ameritaran tales intromisiones que para el ministerio fueron “excesivas y desproporcionados” por parte de las directivas del Gimnasio Castillo Campestre.

“Los imaginarios culturales y morales con los cuales se condujo dicho examen permanecen en el grupo social que los presenció y que también fue destinatario de ellos, por lo tanto permanecen como hechos cumplidos que ameritan la realización de acciones afirmativas en contrario”, señaló el texto.
 
Por eso, el Gobierno considera que la Corte Constitucional debe dar medidas no sólo para el resarcimiento del buen nombre de Sergio Urrego, sino para cesar las violaciones a los derechos del estudiante y su familia. En total son cuatro las disposiciones que propone el Gobierno:
 
-El reconocimiento público de las condiciones personales de Sergio David Urrego Reyes como alumno y como estudiante.

-El reconocimiento público del derecho de las personas con orientaciones sexuales diversas para desarrollar libremente su personalidad dentro del establecimiento educativo.

-La demostración pública y explícita de reforma del manual escolar de convivencia del colegio donde de manera expresa se dé reconocimiento al derecho al libre desarrollo de la personalidad de las personas con orientación sexual homosexual y el derecho que les asiste de entablar relaciones sentimentales con personas que compartan su misma orientación en las mismas condiciones para la parejas heterosexuales, así como la consagración de lineamientos pedagógicos para la adecuada expresión de los afectos de acuerdo con el ideal de una sana convivencia deben ser las mismas para todas las orientaciones sexuales.

 -La revisión y la publicación de los protocolos sobre las acciones pedagógicas y de orientación para los profesores y para el área de psico-orientación del colegio en cuestión que incluya el modo de abordar a los estudiantes con orientaciones sexuales homosexuales de modo que se respete el libre desarrollo de la personalidad, el derecho a la intimidad y el derecho al buen nombre; también donde se expliciten los métodos para brindar contención a la persona a favor de su desarrollo como persona libre y autónoma; así como los métodos y los contenidos para promover el desarrollo de relaciones afectivas con base en el respeto a sí mismo, a su pareja y al entorno social.

El documento del Gobierno será un insumo adicional que evaluará la Corte Constitucional en el caso de Urrego que, según varias cartas que dejó, fue blanco de presiones psicológicas por parte de directivas, profesores y estudiantes por su condición de homosexual.

Tales presiones condujeron a que él tomara la decisión de quitarse la vida. El pasado mes de agosto, Urrego, de 16 años, decidió lanzarse al vacío desde una azotea en un centro comercial del occidente de Bogotá.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.