Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/17/2015 8:00:00 PM

Colegio en Cota, acusado de imponer creencias religiosas

Señalan a la propietaria de este plantel de increpar a quienes no comparten su cred. Prohibió el halloween y hasta la navidad. Investigación de Semana.com.

Hubo un tiempo en el que en el Colegio Nuevo Reino de Granada, en Cota, un pequeño y apacible municipio cundinamarqués, los alumnos centraban sus energías y pensamientos en las lecciones de español, matemáticas, biología y geografía. Ahora, a la fuerza, se ocupan de asuntos menos terrenales.

“Jesucristo es real y no es para aparentar. No se hagan daño a sí mismos (…) Si para ustedes es verdad la virgen, los rosarios y los ídolos y las celebraciones paganas, están las puertas abiertas. Pero aquí vamos a honrar a Jesucristo (…) Él es la luz. Es el dueño de esta empresa y ha permitido que esto esté en pie (…) (audio).

Las sonoras palabras son de Yadira Patricia Arias, propietaria de esta institución educativa que tiene más de 350 estudiantes. Fue fundada -como dice su aviso- en 1952 y pertenece a la sociedad Díaz Arias e Hijos Ltda.

“El que tiene que estar aquí va a estar aquí y al que el Señor tenga que sacar, lo saca, como que me llamo Yadira Arias (…). El señor dice ‘Forzarlos a que entren al reino de los cielos’ y el que no esté a gusto, chao. No me importan los papás, si se quieren ir, que se vayan, y si se va a acabar este colegio, que se acabe. Estoy decidida”, pregonó.

En las últimas semanas algunos padres inquietos contactaron a Semana.com para contar lo que allí ocurre. No es una situación cualquiera. Es el desespero de unos padres que ven que en el colegio donde están matriculados sus hijos hay una especie de presión velada por parte de su dueña para que profesores y alumnos se conviertan a su nueva fe.

Ni la navidad

El asunto para la directiva va en serio. Así lo dejo consignado en un reciente directriz –en enero, tras el regreso de las vacaciones de navidad y año nuevo- en la que asegura: “Somos una institución con principios cristianos, con la misión de formar personas íntegras siguiendo como referente y modelo a nuestro señor Jesús”. (Ver documento)

En el documento se asegura que harán ajustes para encaminar a los niños en la nueva fe, como unas constantes e intensas modificaciones a las jornadas diarias. Así, por ejemplo, “un minuto diario para nuestro creador, apoyo pastoral para estudiantes y familia, y no participarán de tradiciones como halloween, navidad, Christmas Show, primeras comuniones ni novenas, entre otros temas”.

Desde diciembre del 2014 los cambios ya se hacían notar. Los niños de la institución no pudieron celebrar la Navidad en el colegio, pues era una “fiesta pagana”. Una fuente de Semana.com aseguró que “Yadira sacó el árbol de navidad y lo quemó”.

El tema tiene muy preocupados a los padres de familia. Y tienen razones de peso: el colegio era un plantel abiertamente no confesional. Y ahora, de un momento a otro, comenzó a ejercer distintas formas de presión para que no se hicieran actividades que padres y niños esperan durante el año.

Un pastor “desafiante”

Una de las actuales docentes, que trabaja allí desde hace algunos años y pidió mantener su nombre en reserva, le contó a Semana.com algunos detalles.

“La señora Yadira conoció al pastor José Vera y desde entonces empezó a cambiar. A nosotros, él nos sacaba de clase y llegaba de manera desafiante a predicar. A un compañero le arrancó una camándula. A otra, que iba a casarse por la iglesia (católica), le dijo que era hija del diablo. Una más, que tenía un piercing, la tildó de encarnación de Satanás. Lo que se vive allí es un infierno”.

Si bien el colegio es privado y maneja con autonomía sus recursos, que en principio deberían ir a la educación de los menores, hay un hecho que llama poderosamente la atención. Una persona muy cercana a la propietaria le dijo a este portal que en la nómina del colegio había un pago especial para el pastor Vera.

Según la fuente, a él le compraron una costosa camioneta y tenía muchos privilegios. “El carro era para que él pudiera ir a predicar, algo que muchos de nosotros no queríamos oír”.

Pero hay más. La misma profesora aseguró que en la institución, por cuenta de la nueva inclinación al cristianismo evangélico de su propietaria, varios docentes abandonaron el plantel en medio del año escolar, de calendario B. “Este años faltaban seis profesores para las clases. Una renunció por presión de la (actual) rectora Zulma Robayo. También lo hizo la de inglés”, dijo.

El administrativo ‘religioso’

“En diciembre del 2014 Yadira dio la orden de no hacer novenas. La razón: porque el colegio supuestamente no era confesional. Sin embargo, en las formaciones sí se podía rezar lo que ella quisiera”, detalló la docente.

Añadió que “un día, en una jornada, nos insultó y nos dijo que nos iba a forzar a cambiar de religión. Que ella (Yadira Arias) iba a hacer la obra de Dios allá. Después Hudgson nos dijo que los ‘profes’ teníamos que hablar con convicción el tema religioso”.

¿Quién es Hudgson? Se trata del director general, encargado de la parte administrativa del colegio. A él lo suspendieron hace pocos días, después de que los padres de familia se quejaron ante la Secretaría de Educación de Cundinamarca porque era uno de los que -presuntamente- más presionaban con el tema religioso.

Los funcionarios visitaron el plantel y llegaron a acuerdos con las directivas. Ellos se comprometieron a relevar a algunos personajes, entre ellos a Hudgson. Lo llamativo del asunto es que en el colegio también aceptaron -aunque parezca increíble- no permitir que la dueña regresara para forzar a la comunidad educativa a “entregarse al Señor”.

Pero los padres no creen que sea así. “Las cosas aquí en cualquier momento explotarán”, le comentó un padre de familia a este portal.

‘Carrusel’ de rectores

Hace pocas semanas sacaron al rector Javier Albornoz, quien al ser consultado sobre su salida fue muy diplomático. Padres de familia aseguran que su retiro está ligado a no estar de acuerdo con las inclinaciones religiosa de la dueña.

Semana.com indagó con otros varios padres de familia. Diana Collazos, de la Asociación de Padres, quien tiene dos niñas en el plantel, de 9 y 10 años, aseguró que a sus hijos les repartían librillos del Nuevo Testamento y que, con ello, la institución irrespeta la libertad de cultos. Así mismo, que incumple el contrato de matrícula.
 
“Estamos a cuatro meses de terminar el año lectivo y queremos que se garantice el proceso académico”, expresó. Diana habló también de un pésimo manejo del personal educativo, a punto de que revela que a lo largo de ocho años el Nuevo Reino de Granada ha tenido seis rectores.

Otra mamá –Sofía Rosado- asegura que su niña de seis años un día le contó que Hudgson le dijo que no podía mentir porque iría al infierno. Su otro hijo fue influido al punto de que un día llegó a la casa con la Biblia bajo el brazo y manifestó que eso era “lo más importante”, mientras el estudio “era secundario”.

Una madre más -que pidió no ser identificada- aseguró que está buscando sacar a sus tres niños del colegio porque sabe que las cosas no cambiarán. “Mientras la dueña esté alienada, las cosas seguirán igual”, dijo en medio de la indignación.

Las quejas

¿Por qué apenas ahora los padres se quejan de esta situación? El detonante, según algunas de ellas, fue el despido injustificado del rector Albornoz, quien representaba un muro de contención para que la propietaria no influyera en la educación de sus hijos.

Semana.com consultó a Zulma Robayo, la actual rectora de la institución, pero no habló del tema. La que sí dio declaraciones fue la propietaria, Yadira Patricia Arias, quien denunció que todo cuanto se ha dicho de ella “son mentiras”, que es una empresaria y que no participa en la formación de los estudiantes.

Ella aseguró: “Todo lo malo que me están haciendo se les devolverá a las personas que están diciendo cosas de mí. No soy de una religión. Jesucristo no vino a traer religión, él vino a presentarse a nosotros”. Un argumento que muestra el ‘calvario‘ que viven los padres de familia.

Piedad Caballero, secretaria de Educación de Cundinamarca, le aseguró a Semana.com que el tema del colegio Nuevo Reino de Granada ya quedó resuelto.

“Una comisión de la Secretaría resolvió el tema. Se llegó a unos acuerdos en los que la junta directiva se compromete a no hacer charlas ni nada vinculado al cristianismo. Las instituciones deben respetar los credos de los demás. Siento que los padres ya quedaron un poco más tranquilos después de la reunión”, expuso.

Algo evidentemente equivocado, puesto que precisamente los padres de familia andan más inquietos que nunca por estos días.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.