Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/25/2012 12:00:00 AM

Colombia aceptará fallo de La Haya y confía en que Nicaragua haga lo mismo

Así lo aseguró la canciller María Ángela Holguín, quien aclaró que el país debe estar preparado porque “cualquier cosa puede pasar en esas posiciones salomónicas que ha tenido la Corte".

El Gobierno colombiano aseguró que aceptará el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) sobre su litigio con Nicaragua por territorios y áreas en el mar Caribe y dijo que espera que Nicaragua "haga lo mismo".

La CIJ escucha desde el lunes y hasta el próximo 4 de mayo los alegatos iniciales de las partes para discernir la soberanía de unos 50.000 kilómetros cuadrados en el Caribe, que incluyen islas y cayos que en su mayor parte constituyen actualmente el departamento de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

"El Gobierno tiene claro que pueden pasar cosas, (...) vamos a aceptar el fallo de la Corte y esperamos que Nicaragua haga lo mismo", dijo la canciller María Ángela Holguín en una rueda de prensa en Bogotá.

Agregó que Colombia espera que "todo siga como está, (porque) nadie está preparado para que digan 'este pedacito ya no es de ustedes', tenemos que tener la mente en que cualquier cosa puede pasar en esas posiciones salomónicas que ha tenido la Corte".

Holguín se manifestó satisfecha por la labor desempeñada por la defensa del país ante ese tribunal al destacar que hay "un equipo que lleva 11 años en el mismo tema, unos abogados internacionalistas muy buenos".

Agregó que, de todos modos, no se puede desconocer que hay un litigio.

"Digamos que yo soy muy optimista, pero tampoco quiero que no veamos las posibilidades que hay. Yo no puedo decir al ciento por ciento, que todo va a seguir igual. No, porque finalmente estamos en un proceso ante la corte y esta va a tomar unas decisiones".

Recordó que Colombia ejerce una soberanía ininterrumpida sobre San Andrés y Providencia y que el país tiene todo el respaldo histórico y jurídico sobre ese archipiélago caribeño.

En un reciente informe, la cancillería colombiana señaló que el país andino siempre ha ejercido "en forma pública, pacífica e ininterrumpida su soberanía y jurisdicción" sobre ese archipiélago.

En él se incluyen "los cayos de Roncador, Quitasueño, Serrana, Serranilla, Bajo Nuevo, Alburquerque, Cayos Este y Sudeste y todas las áreas marítimas que le corresponden", agregó la dependencia en alusión a los territorios o áreas en disputa.

El pleito inició por una demanda que Nicaragua presentó a la CIJ en diciembre de 2001 tras declarar inválido un acuerdo bilateral de límites de 1928, por considerar que fue firmado cuando su territorio estaba ocupado por Estados Unidos.

En una primera decisión, de diciembre de 2007, la CIJ confirmó la validez y vigencia del tratado de límites, con lo que se excluyó del caso la islas mayores de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

En el informe, la cancillería recordó que la CIJ "señaló en el fallo que era necesario establecer sin embargo cuales otras islas, cayos, e islotes, aparte de las Islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, hacen parte del Archipiélago y el asunto de la delimitación marítima".

Las audiencias orales comenzaron el lunes y terminarán el 4 de mayo en La Haya. Luego habrá algún tiempo en el que la Corte analizará los argumentos escritos y orales sobre los cuales emitirá una "sentencia definitiva e inapelable", según la cancillería colombiana.

Sobre el caso, el agente de Nicaragua ante la CIJ, Carlos Argüello, dijo este miércoles que su país también exige el dominio sobre unos 200.000 kilómetros cuadrados que Colombia "pretende quedarse".

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.