Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2016/01/28 11:06

Colombia pide a la UE apoyo en la aplicación de acuerdos de paz

El alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, intervino por videoconferencia en una audiencia pública en la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento, donde también participó el jefe negociador de las FARC Iván Márquez.

Colombia pide a la UE apoyo en la aplicación de acuerdos de paz Foto: Omar Nieto (OACP)

Colombia pidió este jueves a la Unión Europea (UE) apoyo en la aplicación de los acuerdos firmados por el Gobierno y las FARC en el marco de las negociaciones de paz y consideró que la experiencia de países como Italia y España puede ser útil para resolver algunos de los puntos aún pendientes.

El alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, intervino por videoconferencia en una audiencia pública en la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo, donde también participó el jefe negociador de las FARC Iván Márquez.

Jaramillo agradeció una reciente resolución del Parlamento Europeo (PE) de respaldo unánime al proceso de paz. “Esperamos seguir contando con su apoyo (...) en la fase de implementación, que es crucial para la construcción de la paz”, dijo.

Sobre lo que pueden hacer tanto la UE como la comunidad internacional para ayudar en el proceso, Jaramillo subrayó la importancia de un apoyo en la aplicación de los acuerdos y destacó que esa asistencia debe tener “la mayor coordinación posible”, en particular con el gobierno colombiano, para asegurar una coherencia y contribuir a unos resultados duraderos.

Consideró importante, en ese mismo contexto, el “acompañamiento internacional político” para el fin del conflicto.

También consideró que la UE puede ayudar en relación con los retos que plantean las bandas criminales nacidas tras la desmovilización de los paramilitares, ahora conocidas como ‘bacrimes’.

En ese contexto consideró “muy útil” la experiencia que puedan compartir en ese ámbito algunos Estados miembros de la UE que han enfrentado “procesos similares”, como Italia y España, dijo.

El alto comisionado destacó la “madurez” que ha alcanzado ese proceso y valoró los cuatro acuerdos ya cerrados, en particular el relativo a las víctimas.

Explicó que quedan pendientes los procedimientos para el fin del conflicto. “Hay que facilitar la transición de las armas a la política. Hay que estudiar el tema con cuidado, sin esa transición no será posible la paz”, dijo Jaramillo, y admitió que a la vez se deben acordar unas sanciones “creíbles”, algo en lo que se sigue trabajando para “encontrar el equilibro correcto”.

Por su parte, Iván Márquez pidió hoy a la UE que saque lo antes posible a las FARC de su lista de organizaciones terroristas, algo que opinó que ayudará en el proceso de paz.

“Lo más justo y consecuente es borrar a las FARC de la lista de organizaciones terroristas, con la misma celeridad con la que fuimos incluidos”, dijo el negociador de la guerrilla.

Opinó que salir de ese listado eliminaría un “obstáculo” para la normalización de la situación en el país y “facilitaría” el proceso de reincorporación de los antiguos combatientes a la vida civil.

Por otra parte, agradeció el anuncio de la creación de un fondo fiduciario para apoyar un futuro acuerdo entre el Gobierno y las FARC.

“Saludamos y agradecemos esta solución solidaria”, dijo Márquez.

Por su parte, el enviado de los Veintiocho para el proceso de paz, el irlandés Eamon Gilmore, también en el debate, invitó a los países de la UE a contribuir al fondo fiduciario, que confió se pueda empezar a aplicar coincidiendo con el inicio del acuerdo de paz.

“Espero que todos los Estados miembros puedan contribuir al fondo fiduciario, que será una prueba tangible del apoyo de la UE”, dijo.

Gilmore subrayó que Colombia se encuentra en el “umbral de la paz”, aunque admitió que todavía quedan “muchos obstáculos” que sortear.

El presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores, el conservador alemán Elmar Brok, respondió a Jaramillo que la UE tiene que ver “cómo dar apoyo” al proceso de paz y que se estudiará de qué manera podría establecer una cooperación para contribuir a la estabilidad en Colombia.

El diputado español del PP Luis de Grandes aseguró que existe una “voluntad política” en la Eurocámara que hace que los distintos partidos estén dispuestos a “dejar de lado singularidades que nos pudieran diferenciar para dar un soporte político que nos parece esencial”.

Por su parte, la española Izaskun Bilbao (PNV) saludó que Colombia “haya avanzado por fin hacia la paz” y confió en que concluya las negociaciones en condiciones favorables.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.