Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/02/13 19:10

En Colombia, la paz se escribe con "balígrafos"

Son balas del conflicto armado de medio siglo que fueron convertidas en bolígrafos.

El Presidente Juan Manuel Santos obsequió al Rector de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, presbítero Julio Jairo Ceballos, el ‘balígrafo’, una bala convertida en bolígrafo, como símbolo de la transición del país hacia la paz. Foto: Cortesía Presidencia
;
AFP

En Colombia, la paz se escribe con "balígrafos", balas del conflicto armado de medio siglo convertidas en bolígrafos, una estrategia publicitaria del gobierno, que por primera vez en seis décadas asignó este año más presupuesto a la educación que a la guerra.

"Las balas escribieron nuestro pasado. La educación, nuestro futuro", es la inscripción del novedoso lapicero que el presidente Juan Manuel Santos presentó días atrás en su cuenta en Twitter y que el viernes promovió en un acto con estudiantes en Medellín.

El "balígrafo" fue creado por el ministerio de Educación junto con la agencia McCann Colombia y el estudio de diseño Reinhard Dienes Studio y Pablo Fog, según contó el propio mandatario en su perfil oficial en Facebook.

"Las balas, que fueron empleadas en combate, nos las entregó Indumil (estatal colombiana fabricante de armas, explosivos y munición) y en el ministerio nos encargamos de la limpieza de la pólvora", explicó a la ministra de Educación, Gina Parody, quien el viernes firmó con un "balígrafo" contratos por la educación.

El gobierno de Santos, que se comprometió con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas) a cerrar un acuerdo definitivo de paz para el 23 de marzo a más tardar, destinó este año más recursos a la educación que a la guerra, enfatizó Parody.

De los 215,9 billones de pesos del presupuesto nacional para 2016, 31 billones están destinados a políticas educativas y 30 billones para defensa.

"Con lápiz, no con sangre"

El famoso caricaturista Vladdo ya recibió uno de estos peculiares "esferos", como llaman en Bogotá a los bolígrafos, para escribir su visión de una Colombia en paz.

"Curiosamente me recordó cuando estaba prestando servicio militar, porque usaba la munición para hacer bolígrafos", contó Vladdo, quien ya dibujó con su "balígrafo" a Aleida, uno de sus personajes más conocidos.

Entre los intelectuales invitados a expresarse con este lapicero están Mario Mendoza, Juan Gossaín, Melba Escobar, Celso Román y Pilar Lozano.

El gobierno espera publicar un libro con sus historias y con dibujos de niños hechos con estos "balígrafos", pero aún no hay título ni fecha de publicación.

La metáfora del "balígrafo" no es nueva en Colombia. Tras la campaña presidencial de 2010, quedó marcada en la memoria de los colombianos una frase de Antanas Mockus, entonces candidato del Partido Verde: "La historia de Colombia se escribirá con lápiz, no con sangre".

Mockus fue quien profundizó en el argumento de que la educación era la salida para el conflicto armado, una tesis polémica por la férrea estrategia de seguridad democrática en Colombia, encabezada por el entonces presidente Álvaro Uribe (2002-2010), que no dejaba vislumbrar un proceso de paz.

"Es una bella iniciativa que me agrada porque es consistente con el posicionamiento que el país quiere lograr en materia de educación", dijo Mockus.

"Escribir con lo que hubiera podido matar, es decidirse claramente por la paz", agregó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.