Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/22/2017 11:19:00 AM

Colombia en alerta por lluvias e incendios

Ante temperaturas extremas, 22 municipios de seis departamentos están en riesgo. Las fuertes precipitaciones ya causan estragos pese a que aún no se configura el temido fenómeno de La Niña.

Si en algo tienen experiencia los colombianos es en conocer la furia de la naturaleza. No son pocas las tragedias naturales que enlutaron al país y en materia de clima, las fuertes lluvias y extensas sequías han dejado huellas imborrables.

Para no ir muy lejos, a comienzos del año pasado el país padeció uno de los veranos más intensos, que secó ríos, quemó bosques y casi deja a los colombianos ad portas de un racionamiento masivo de energía, porque los embalses llegaron a sus mínimos históricos.

Recomendamos: El primer río en Colombia que desaparece por completo

Cinco años atrás (2010) los colombianos sintieron el rigor de las lluvias que causaron tantas tragedias, que hubo que poner en marcha un plan de reconstrucción de pueblos enteros y comunidades rurales. Las cifras de lo que sucedió en ese momento dan cuenta del impacto que tienen los eventos climáticos. Se calcula en tres millones el número de afectados. Si hubiera sido necesario albergarlos en un solo lugar, se tendrían que construir 49 edificios Colpatria (el más grande del país) o 54 estadios El Campín. El costo económico de ese invierno alcanzó el 2,4 % del PIB.

Ahora cuando las lluvias apenas se asoman, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam) se vió en la obligación de declarar en alertas, roja, naranja y amarilla a casi todo el país.

Si bien se trata de una medida preventiva para que las autoridades locales activen sus planes de choque, lo preocupante es que en algunas regiones esas precipitaciones ya causan estragos, pese a que aún no se presenta el fenómeno de La Niña.

En esas alertas, la más crítica recae sobre 22 municipios de departamentos como Valle, Atlántico, Bolívar, Cesar, Magdalena y Boyacá, que son amenazados por las crecientes súbitas de sus afluentes o la probabilidad de incendios forestales.

Sin embargo, las emergencias más serias surgieron por causa de las lluvias en el Valle del Cauca. En esa región del país varios ríos aumentaron súbitamente sus caudales y causaron desbordamientos y avalanchas en Palmira y Tuluá.

Además, la via principal que une el puerto de Buenaventura con el resto del país presenta paso restringido por el deslizamiento de tierra: mientras que en Cali un fuerte aguacero, además de colapsar el tránsito vehicular, derribó ocho árboles.

"Elevamos la alerta roja a los ríos Frayle, Palmira, Nima, Tuluá, Guadalajara y Dagua, que tienen una condición de creciente súbita bastante importante. Esta zona del país ha tenido bastantes precipitaciones en las últimas 24 horas y por eso decretamos esta alerta", dijo Ómar Franco, director del Ideam, durante una entrevista a Caracol Radio.

También advirtió que los otros departamentos con mayor riesgo de afectación por inunduaciones son Atlántico, Antioquia, Cundinamarca y Magdalena.

La emergencia invernal más grave por ahora ocurrió en zona rural de Palmira, donde el río Nima arrasó con los cutivos y huertas de las familias campesinas que viven en la vereda Los Tambos y La María, caseríos ubicados a escasa media hora del municipio.

El informe de la Oficina de Gestión del Riresgo del Valle aseguró que en esa emergencia fueron afectadas 30 familias, además de tres puentes peatonales y las vías veredales colapsadas.

Pero eso no es todo, el desbordamiento del río Nima también dejó sin el servicio de agua potable a por lo menos 60.000 palmiranos, ya que es la segunda fuente de abastecimiento del acueducto municipal.

Las alertas que disparó el Ideam también cobijan a los municipios ribereños del río Cauca. En este caso se mantiene en estado Naranja, debido a que ese afluente aumentó considerablemte el caudal por las fuertes lluvias que ocurren en la parte alta de su nacimiento.

Irónicamente, la otra alerta roja que activó el Ideam no es por lluvias, sino por la posibilidad de incendios forestales. En ese rango califican 15 municipios de los departamentos de Atlántico, Bolívar, Cesar y Magdalena.

Asi las cosas, las paradojas del clima extremo tienen en alerta a toda Cololmbia y, si no se toman medidas, las consecuencias pueden ser dramáticas. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.