Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/01/27 03:05

El puesto 83 de Colombia en la clasificación de Percepción de la Corrupción

En el informe 2015 de Transparencia Internacional, el país logró 37 puntos sobre 100, los mismos que alcanzó en el 2014. Calificación preocupa ante un eventual acuerdo de paz.

El puesto 83 de Colombia en la clasificación de Percepción de la Corrupción Foto: Archivo SEMANA

Colombia no registró ningún progreso en el más reciente Índice de Percepción de la Corrupción elaborado por la ONG Transparencia Internacional. En el informe, el país alcanzó en el 2015 el mismo puntaje que logró durante el 2014, 37 sobre 100, calificación que lo ubicó en el puesto 83 de 168 países que hicieron parte del análisis.

Lo cierto es que en los últimos cuatro años, el indicador alcanzado por Colombia no ha variado mucho, apenas un punto (36/100 en el 2012; 36/100 en el 2013; 37/100 en el 2014 y 37/100 en el 2015), y en el informe publicado este miércoles se ubicó por debajo de la calificación promedio de los 26 países americanos que aparecen en el análisis: 40 puntos.

Precisamente, en la región, varios países lograron buenos puntajes, entre los que se destacan Canadá, con 83 puntos; Estados Unidos, con 76; Uruguay, con 74, y Chile, con 70. De nuevo, el país con mayor percepción de corrupción en las Américas es Venezuela, que en este informe alcanzó 17 puntos, dos menos que el año anterior, y se ubicó en el puesto 158.

Sobre la situación colombiana, la directora ejecutiva de Transparencia por Colombia, Elizabeth Ungar, resaltó el hecho de que los malos resultados se den a pocos meses de alcanzar un eventual acuerdo entre el Gobierno y las FARC, y aseguró que los 37 puntos logrados en el informe “no son suficientes para construir y sostener la paz”.

“Necesitamos un sistema judicial transparente y sin corrupción, unas fuerzas de seguridad confiables, órganos de control eficaces e independientes, gobernantes que rindan cuentas permanentemente de sus actos, y mecanismos de entrega de beneficios y servicios a las víctimas y poblaciones vulnerables sin la mínima grieta para que se cuele la corrupción”.

No obstante, la directora reconoció los esfuerzos que desde hace varios años adelanta el país para enfrentar la corrupción en los sectores público y privado y para que la ciudadanía rechace este tipo de prácticas y a quienes las realizan. “Pero es evidente –agregó– que esto no es suficiente y tenemos que hacer más”.

Pero si bien los resultados de Colombia no muestran un progreso en esta materia, varios países de la región están al mismo nivel. Por ejemplo, Brasil, remecido por el caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, alcanzó 38 puntos sobre 100; México, golpeado fuertemente por los efectos del narcotráfico, registró 35 puntos; Perú logró 36 unidades, y Argentina, donde a finales del 2015 se dio el relevo entre Cristina Kirchner y Mauricio Macri, obtuvo 32.

"Hemos sido testigos de dos tendencias notables en las Américas en el 2015: el descubrimiento de redes de corrupción a gran escala y la movilización masiva de los ciudadanos contra la corrupción", apuntó en el informe Alejandro Salas, director de Transparencia Internacional para las Américas.

Panorama mundial

A nivel mundial, los mayores problemas se registraron en África y Asia. Somalia y Corea del Norte, ambos en el puesto 167 con ocho puntos, fueron los países que reportaron mayor percepción de corrupción. Les siguieron Afganistán (166), Sudán (165), Sudán del Sur (163) y Angola (163).

Para Transparencia Internacional, el común denominador en todos estos países es que se trata de algunas de las regiones menos pacíficas del mundo. Según la ONG, lugares como Afganistán, donde millones de dólares debieron ir a la reconstrucción, un enorme capital se ha perdido, lo que socava seriamente los esfuerzos para mantener la paz.

Pero –incluso– cuando no hay un conflicto abierto, los niveles de desigualdad y pobreza en estos países son devastadores.

En Angola, agregó Transparencia, “el 70 % de la población vive con dos dólares diarios y uno de cada seis niños muere antes de cumplir cinco años, lo que convierte este país en el lugar más mortífero del mundo para ser un niño”.

En contraste, los mejores indicadores se concentraron en el norte de Europa, salvo Nueva Zelanda. Con 91 puntos, en el primer lugar de la clasificación, se ubicó Dinamarca. Le siguieron Finlandia (2), Suecia (3), Nueva Zelanda (4), Holanda (5) y Noruega (5).

Según el informe, “altos niveles de libertad de prensa, acceso a la información sobre presupuestos que permite al público saber de dónde procede el dinero y cómo se gasta, altos niveles de integridad entre quienes ocupan cargos públicos, órganos de control técnicos e independientes, y un poder judicial que no distingue entre ricos y pobres y que es verdaderamente independiente de otros sectores del gobierno”, son algunas de las características comunes entre los países que registraron los mejores puntajes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.