Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/31/2015 9:00:00 PM

Colombia evaluará "si se justifica" asistir a Unasur

Así lo anunció María Ángela Holguín poco después de conocerse el aplazamiento de la reunión que estaba prevista en Quito y del rechazo de la OEA a convocar una reunión de cancilleres.

;
AFP
Colombia evaluará "si se justifica" asistir a una reunión de cancilleres de Unasur en la que se trataría la crisis fronteriza con Venezuela luego de que fuera aplazada una convocatoria del organismo regional prevista para el jueves, dijo este lunes la canciller María Ángela Holguín.

Holguín aseguró que su gobierno busca "que el continente conozca que desafortunadamente Venezuela tomó una decisión de sacar a los colombianos de una manera indigna" de su territorio, por lo cual pretendía que la Organización de Estados Americanos debatiera la crisis diplomática entre las dos naciones en una reunión especial de cancilleres.

"Hay que replantear un poco para que está la OEA, porque si no es capaz ni siquiera de hacer un foro sobre un tema de violación de derechos humanos, un tema que le interesa a toda la región (...) uno se pregunta ¿esos foros multilaterales finalmente como es que logran tener decisiones que favorezcan a los países?", dijo la jefe de la diplomacia colombiana.

Agregó que con la decisión de no convocar a los cancilleres "el que perdió fue el continente, perdió la OEA de no hacer un debate tan importante".

La convocatoria a la consulta de cancilleres en la OEA obtuvo 17 votos, uno menos de los necesarios para alcanzar la mayoría necesaria, mientras que 11 países se abstuvieron, incluyendo a Panamá, que insistió en su ofrecimiento de ser mediador entre las dos naciones.

Holguín reconoció que la abstención de Panamá "nos cayó muy de sorpresa", porque en los últimos días había apoyado la posición de Colombia.

La tensión entre Bogotá y Caracas comenzó el 19 de agosto con el cierre de algunos pasos fronterizos por el presidente Nicolás Maduro tras un ataque de desconocidos a militares venezolanos, que el gobierno venezolano atribuye a "paramilitares colombianos".

Venezuela ha deportado unos 1.100 colombianos, mientras que otros 10.000 han cruzado la frontera por temor a ser expulsados.

La crisis se profundizó aún más el jueves pasado, cuando ambos países llamaron a consultas a sus embajadores.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.