Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2010/04/06 00:00

Colombia no cesará lucha antiterrorista por buenas relaciones

Colombia no cesará lucha antiterrorista por buenas relaciones

Colombia no puede caer en el engaño de dejar de combatir a grupos armados ilegales sólo para tener buenas relaciones diplomáticas, afirmó el martes el presidente Alvaro Uribe en aparente respuesta a recientes declaraciones del canciller de Venezuela.

El canciller venezolano Nicolás Maduro aseguró la víspera en Santo Domingo, donde realizó una visita de unas horas, que el gobierno del presidente Hugo Chávez esperará al sucesor de Uribe, que salga de los comicios del 30 de mayo, para redefinir las relaciones bilaterales con Bogotá, congeladas desde mediados del año pasado.

"¿Ah, nos van a tentar: esperen que se vaya Uribe a ver si tenemos buenas relaciones con el otro gobierno? Entonces a ver si se va Uribe y el otro gobierno llega bien mansito y no exige que haya que derrotar al terrorismo para que con ese gobierno si nos entendamos. No, no. Que el país no caiga en ese engañito", dijo el mandatario colombiano en una entrevista con la Radio Nacional de Colombia.

"Nosotros no estamos aquí por apariencia en las relaciones diplomáticas. Nosotros estamos aquí convencidos de que las relaciones entre los países tienen unos puntos medulares, y uno de esos puntos medulares es la lucha de todos los países en contra del terrorismo", agregó Uribe, quien califica a las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) como terroristas, tanto como Estados Unidos y la Unión Europea.

El presidente fue consultado sobre si se refería a Venezuela o Ecuador, pero Uribe declinó responder.

Pero, agregó al responder al reportero radial, "imagínese...Un presidente que diga: 'No, para tener buenas relaciones yo voy a conversar con estos otros presidentes; ahí nos abrazamos en los cócteles, nos intercambiamos sonrisas y yo no voy a exigir que tienen que enfrentar a las FARC o al ELN (rebelde Ejército de Liberación Nacional), porque afecto las relaciones'''.

"¿Entonces, qué pasa? Sí, transcurre muy bien el cóctel y le va muy mal al pueblo colombiano. Mejoran las relaciones diplomáticas y le va muy mal al pueblo colombiano con la violencia" guerrillera, añadió.

El gobierno, dijo, "ha preferido el bienestar de los colombianos en la lucha contra la violencia, que simplemente las apariencias con las reglas de cortesía de la diplomacia".

"Colombia no puede volver al viejo esquema de las relaciones internacionales, en el cual las sonrisas y los abrazos de los cócteles en los encuentros diplomáticos ocultaban la necesidad de derrotar el terrorismo. Así hoy haya dificultades en las relaciones, Colombia ha reivindicado un principio fundamental, cual es el que nosotros no podemos permitir que los terroristas que sacrifican al pueblo colombiano se alberguen en otra parte", aseguró Uribe.

En el pasado, el presidente ha denunciado en cumbres regionales que al menos dos jefes de las FARC están radicados en Venezuela, cuyo gobierno lo niega.

Las relaciones colombo-venezolanas cayeron a su peor nivel en décadas a mediados del año pasado, cuando Chávez declaró congeladas las relaciones políticas y diplomáticas con Colombia y molesto por señalamientos que armas venezolanas habrían llegado a manos de las FARC y más tarde por un acuerdo de cooperación militar firmado entre Bogotá y Washington que el dirigente venezolano consideró una amenaza a la seguridad de su país.
 
AP.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.