Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/5/2017 12:16:00 PM

¿Y Colombia por qué no recibe refugiados de Medio Oriente?

Hace varias semanas el escritor Héctor Abad propuso que, en un esfuerzo público-privado, se abriera el país a 300 familias sirias, sin embargo, ha sido desoído.

Con la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos y la implementación de sus políticas antimigratorias y xenófobas, la indignación ha colmado las redes sociales y los medios nacionales, aunque poco nos miramos nuestro propio ombligo. El 15 de enero el escritor Héctor Abad Faciolince publicó una columna en El Espectador titulada De Lesbos a Jericó, en la que hizo un recorrido por las políticas que adoptaron los gobiernos colombianos de mediados del siglo pasado y con las que se resistían a recibir refugiados con los que no se tuviera una afinidad, por lo menos, religiosa.

El texto terminaba con una propuesta que tuvo su momento de popularidad en redes. En la columna Abad escribió: “Aquí le pido públicamente a la buena ministra Holguín, al presidente Santos y a los alcaldes de los pueblos del suroeste antioqueño (Támesis, Jericó, Tarso, Jardín…) que hagamos una vaca entre el Gobierno, ciudadanos corrientes y algunos empresarios sensibles para acoger en estas montañas dignamente a unas personas que huyen desesperadas de la muerte. Salvar a 200 familias es traer un puñado de arena del desierto, casi nada. Pero peor es nada. Colombia debe y puede. Si estamos mejor, es hora de que seamos también un asilo para el mundo que más sufre de lo que nosotros ya sufrimos”.

Le recomendamos: El joven colombiano que ayuda a personas que huyen del conflicto sirio

Han pasado semanas, y además del entusiasmo de algunos ciudadanos con sus tinos y estados de Facebook, no ha pasado nada. Por cuenta propia, Abad ha buscado a empresarios y artistas, quienes estarían dispuestos a proceder en caso de que la Cancillería disponga los recursos necesarios para dar refugio a ciudadanos sirios. Abad le dijo a Semana.com que entre varios ofrecimientos están, por ejemplo, el de una persona que, en honor a su padre inmigrante, quien llegó hace varias décadas al oriente de Antioquia sin nada, entregaría un apartamento durante dos años; y un escritor se ofreció a pagar el alquiler de una casa digna en Jericó.

"Si estamos mejor, es hora de que seamos también un asilo para el mundo que más sufre de lo que nosotros ya sufrimos".

Fue el mundo —cualquier lugar que abriera sus puertas legales, y los que no eran invadidos por pura necesidad— el que recibió a seis millones de colombianos que tuvieron que huir por amenazas, por el asesinato de familiares a manos de paramilitares o guerrilleros, de ciudadanos que no veían oportunidad en una país que se consumía a sí mismo, y quizás ahora, cuando se abre la esperanza de una Colombia en paz, el favor se pueda devolver.

Le puede interesar: Hijo de Trump compara a refugiados sirios con caramelos contaminados

Y como se puede ver, lo que se necesita es voluntad, pues Colombia hace parte de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, adoptada en Ginebra en 1951 y que fue ratificada el 10 de octubre de 1961; además, está en el Protocolo sobre el Estatuto de Refugiados, firmado en Nueva York el 31 de enero de 1967; y, como si fuera poco, es Estado signatario de la Declaración de Cartagena sobre Refugiados, suscrita el 22 de noviembre de 1984.

En el 2015 se expidió el Decreto 1067, “por medio del cual se expide el Decreto Único Reglamentario del Sector Administrativo de Relaciones Exteriores”, en el que se establece el procedimiento para la determinación de la condición de refugiado en Colombia. En este documento se encuentran las condiciones para que un ciudadano extranjero pueda ser refugiado en Colombia, como es bien entendido, el refugio no se ofrece sino que se pide, por esta misma razón los cubanos que hace varios meses estaban varados en el Urabá antioqueño fueron expulsados del país, porque supuestamente nunca tramitaron dicha solicitud. Hay testimonios de cubanos que dicen que les fue negado o nunca obtuvieron respuesta.

Imagenes: Refugiados bajo cero

Dado que existe el aparato jurídico para que se puedan recibir familias sirias en Colombia, Semana.com preguntó a la Cancillería si es posible hacer una alianza público-privada para recibir estas familias, como Héctor Abad propone, a lo que respondieron: “Podría resultar factible que la empresa privada, una vez las personas hayan sido reconocidas como refugiados, apoyen el proceso de integración de los refugiados en Colombia, en especial con lo relacionado al ámbito económico (con su derecho al trabajo) y a otros derechos conexos”.

Entre el 2014 y el 2016, en Colombia se han reconocido a cuatro sirios como refugiados y hay otras cuatro en trámite, sin embargo, dicen desde la Cancillería, “no se observa un número importante de solicitudes presentadas en ese período y que en algunos casos los solicitantes han desistido voluntariamente de la solicitud”.

Como queda claro, es necesario que los ciudadanos sirios, mientras huyen de la guerra, se preocupen por buscar refugio en un país latinoamericano, ¿y qué pasaría si se les ayuda con una campaña publicitaria donde se diga que este país montañoso está dispuestos a recibirlos y, con la ayuda de privados, darles garantís de empleos dignos?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.