Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/12/2012 12:00:00 AM

Colombia tiene el mejor centro de atención para niños de América Latina

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Fundación Alas premiarán esta tarde en Cartagena a la Fundación Fundamor con el reconocimiento BID-Alas por su solidaridad con los niños que portan el VIH/SIDA.

La Fundación Dar Amor es una institución que nació en 1992 con el propósito de brindar una atención digna a adultos enfermos terminales de Síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).
Sin embargo, su objetivo dio un giro al notar la necesidad de atender a los hijos de los pacientes fallecidos, quienes quedaban desamparados y sin una mano que les brindara un desarrollo personal, una ayuda médica y una inclusión en la sociedad.

Por eso hoy, 20 años después de un trabajo incansable, esta fundación se concentra en brindar salud, educación, vivienda y nutrición a cerca de 65 niños, niñas y adolescentes de alto riesgo socioeconómico que portan el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)/SIDA.

Se les suman también otros 120 menores externos, quienes viven con sus padres o ya finalizaron el tratamiento interno en la fundación.

En la tarde de este jueves Fundamor recibirá por parte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Fundación Alas el reconocimiento BID-Alas al mejor centro de atención para niños.

Fundamor se destacó entre las 700 postulaciones presentadas en América Latina y el Caribe, por su innovación y excelencia en los programas que benefician a menores de edad.

Los galardones serán entregados en las instalaciones de la Universidad Tecnológica de Bolívar por la Fundadora de ALAS, la cantante Shakira; el presidente de la fundación, Alejandro Santo Domingo, y el presidente del BID, Luis Alberto Moreno.

En diálogo con Semana.com, Guillermo Garrido, presidente ejecutivo y fundador de Fundamor, aseguró que lo más importante de su entidad y lo cual los llevó a ser merecedores del premio es “la integralidad del servicio con el que se atiende a los niños, el entorno saludable que ofrecemos y la calidad de nuestro equipo humano: personas con vocación y comprometidas en dar amor a la causa”.

Ubicada en las afueras de la ciudad de Cali, esta institución brinda las condiciones sanitarias y ambientales necesarias para la pronta recuperación de los niños vallecaucanos y los menores de edad remitidos nacionalmente por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), educándolos y enseñándoles cómo llevar un saludable y sostenible estilo de vida.

La granja, icono de la fundación, produce gran variedad de alimentos orgánicos que sirven para el autoconsumo y la venta, lo cual les permite suplir algunas de sus necesidades como institución.

Para su abastecimiento también se destacan la fabricación y la venta de productos como tarjetas, galletas, artículos de segunda en “El Almacencito”, artículos de aseo, pulseras y accesorios, así como un plan de apadrinamiento y bonos. También reciben ingresos por la ejecución de un programa de reciclaje.

Confiados en el poder de la naturaleza, el espíritu y la mente, los niños logran positivos resultados en su salud, lo cual los lleva a tener una vida normal, cuidar de ellos y de quienes les rodean y mantener sus mentes ocupadas en actividades y juegos que se convierten en lecciones de vida para su desarrollo personal.

Para Fundamor este premio significa un gran avance en el fortalecimiento de proyectos de atención a menores que promueve su multiplicación en los niveles nacional e internacional.

Es importante destacar que del 2001 al 2010 hubo un crecimiento del 36 por ciento de personas que lograron vivir con el VIH en América Latina, sin embargo, el número de muertes de adultos y niños a causa del SIDA fue aproximadamente 67.000, así lo publica el informe de ONUSIDA para el Día mundial del SIDA del 2011.

“Ha sido un gran honor y me siento muy agradecido con el BID y con ALAS por el premio, con las entidades públicas y privadas que nos apoyan, así como con los padres de familia, los colaboradores y las entidades de cooperación internacional. Sé que este premio es una bendición de Dios, el resultado de una labor luchada de 20 años que no habría sido posible sin el grupo humano que tenemos y sin los niños, a ellos es este premio” le dijo Garrido a Semana.com.

Otros premiados de la noche serán la mexicana Martha Ivette Rivera Alanis, con el premio ALAS-BID al mejor educador; la colombiana Paula Mejía, autora del libro Antonia, y la ilustradora argentina María Paula Dufour, con premio a la mejor publicación, y la organización no gubernamental brasileña Saúde Criança, que ganó como mejor innovación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.