Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/31/2012 12:00:00 AM

"Colombia tiene serias dificultades en el sistema de servicios públicos y eso lo hace un país pobre"

Así lo aseguró César González, superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios. En su criterio, el país alcanzará una optimización del sistema si soluciona la “enorme vulnerabilidad ambiental” que lo amenaza.

Los desastres naturales presentados en los últimos meses han provocado la suspensión de servicios públicos en varias zonas del país, incluso por semanas.

En diálogo con Semana.com, César González, superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, se refirió a los capítulos vividos en Risaralda, con la explosión del poliducto Salgar-Cartago en el municipio de Dosquebradas, y en Manizales, donde unos 400.000 habitantes resultaron afectados con el rompimiento del tubo madre del acueducto regional.
 
Gónzalez explicó cuál es el papel de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios y aseguró que el país es vulnerable ambientalmente. Denunció que la corrupción y la ineficiencia perjudican la prestación de un servicio público con calidad.
 
Semana.com: Ante los hechos ocurridos en Risaralda y Manizales, ¿qué función desempeña la Superintendencia de Servicios Públicos Domiliciarios?
 
César González: Desde la Superintendencia buscamos salvaguardar la continuidad, la calidad y el precio adecuado de los servicios públicos domiciliarios. Frente a los desastres naturales, no se le puede pedir a la Superintendencia salir a culpar o acusar a la empresa prestadora del servicio por un hecho que puede ser considerado fortuito, un acto de Dios o un tema de fuerza mayor.

Debemos cuidar que se restaure el servicio en el menor tiempo posible y se respete el derecho a los usuarios.

Semana.com: ¿Considera que Colombia es un país ambientalmente vulnerable?

C.G: En la Superintendencia hay una preocupación por la enorme vulnerabilidad ambiental que está sufriendo este país. Quizá con el tema del cambio climático se ha descubierto su debilidad ambiental. Un país más protegido desde el punto de vista ecológico habría resistido mejor los embates de estos cambios súbitos en el régimen de lluvias y sequías. El país tiene que considerar rápidamente qué hacer. La protección ambiental no es un asunto de un mes o un año. Es un proceso continuo.

Semana.com: Los servicios públicos se ven afectados por este motivo...

C.G: Claro. No hay manera de tener buenos servicios públicos en un país que tiene una situación ambiental como la de Colombia. Hay que trabajar en la recuperación y la protección de los sistemas ambientales para poder mejorar la calidad de los servicios públicos y generar la confiabilidad por parte de los usuarios.
 
Si no es así, la Superintendencia se queda con los brazos cruzados. No se puede olvidar que debido a los problemas con el manejo de los bosques, se han presentado los deslizamientos y las inundaciones.

El llamado de atención es para las autoridades ambientales y las administraciones locales. En este régimen de servicios públicos, las empresas no pueden ser las responsables del control y la protección ambiental.

Semana.com: ¿Cómo se aumenta la confiabilidad en los sistemas de servicios públicos?
C.G:
Pensando en el medio ambiente y realizando las inversiones correspondientes en instalaciones adicionales y necesarias para las épocas de emergencia. Se trata de estar listos para manejar el riesgo.

Semana.com: ¿Quién debe pagar por las suspensiones de los servicios públicos?

C.G: Tenemos que definirlo. Los tres agentes de pago son los usuarios, a través de las tarifas, los contribuyentes y las empresas prestadoras.

Semana.com: El control tarifario es una de sus grandes responsabilidades...

C.G: Sí. Tenemos que mirar con mucha más precisión el tema. Buscamos asegurar que las tarifas que se apliquen estén dentro del marco regulatorio tarifario.

Hay que recordar que los servicios públicos tienen subsidios para los estratos 1, 2 y 3, el estrato 4 paga lo que es y los estratos 5 y 6 tienen contribución. Los subsidios se financian con las contribuciones y con un sistema nacional de subsidios.

En ese sentido, la Superintendencia tiene que mirar con detalle si los subsidios de consumo están yendo en la dirección que impone la ley. Es un desafío de alto contenido técnico. En muchas ocasiones quedan unos vacíos y eso genera fricciones fiscales, es decir, solicitudes de mayores recursos a la Nación.

Semana.com: ¿Cuáles son los problemas más graves en el sistema colombiano de servicios de servicios públicos?

C.G: El país tiene serias dificultades en el sistema de alcantarillado, agua y aseo, y eso lo hace un país pobre. No saldremos de la pobreza mientras tengamos fallas graves en materia de cobertura, calidad y continuidad en la prestación de servicios tan fundamentales como el agua.

En Quibdó (Chocó) la cobertura de la red de acueducto es del 32 por ciento, a pesar de los recientes esfuerzos tanto de la Superintendencia, que está en posesión de la empresa prestadora, como de Empresas Públicas de Medellín (EPM), que es el operador. Mientras no tengamos el ciento por ciento de agua potable para toda la población colombiana, seremos un país que no habrá salido de la pobreza.

Semana.com: La realidad de las áreas metropolitanas y las zonas rurales es muy distinta...

C.G: Claro. En las áreas metropolitanas los servicios son excelentes y buenos, depende la empresa, pero en las ciudades más pequeñas se empiezan a encontrar grandes problemas. Son dos países, es un mundo dual. ¿Qué puede hacer la Superintendencia? Sólo puede ser un gran instrumento tecnológico de supervisión de las grandes empresas en las áreas metropolitanas, y un instrumento de acompañamiento, asesoría y protección en los sectores rurales. Hacer cumplir la ley.

Semana.com: La corrupción también perjudica la prestación del servicio...

C.G: Así es. En muchos municipios ha habido serios problemas de corrupción e ineficiencia en los prestadores y administradores locales y la víctima inmediata es la población, que no tiene servicios públicos de buena calidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.