Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/08/12 20:52

Un año después, se reabre la frontera de Colombia con Venezuela

Cinco pasos fronterizos serán reabiertos la madrugada de este sábado, según acordaron los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Venezuela, Nicolás Maduro.

El puente internacional Simón Bolívar, principal paso fronterizo entre Colombia y Venezuela Foto: EFE

Las 5:00 a. m. de este sábado 13 de agosto es la hora más esperada por miles de colombianos y venezolanos que viven de lado y lado del puente internacional Simón Bolívar. A esa hora el paso fronterizo entre Colombia y Venezuela se volverá a abrir, casi un año después de que el gobierno de Nicolás Maduro ordenara el cierre.

Eso sucedió el 19 de agosto del 2015. A una semana de cumplirse un año de aquella decisión, los gobiernos de Colombia y Venezuela acordaron un plan para normalizar la situación, que no sólo generó una crisis humanitaria, por la expulsión de miles de colombianos desde Venezuela y por la tensión diplomática que ocasionó entre ambos países. Todo apunta a que este sábado habrá una afluencia masiva de personas del país vecino hacia la ciudad colombiana de Cúcuta, ante lo cual las autoridades han dispuesto medidas especiales de seguridad.

Cinco pasos fronterizos, de los cuales el más importante es del de Cúcuta con San Antonio del Táchira, serán reabiertos la madrugada de este sábado, según acordaron el jueves los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Venezuela, Nicolás Maduro, en una reunión que mantuvieron en Puerto Ordaz.

"Celebramos reapertura de una frontera nueva y en paz", dijo el viernes Yebrail Haddad, secretario de Gobierno de Norte de Santander, en una reunión con autoridades locales en la que se analizó la seguridad para la reapertura.

Previendo las aglomeraciones, el director de Migración Colombia, Christian Krüger, hizo un llamamiento para evitar el tránsito masivo estos sábado y domingo, como ocurrió a mediados de julio pasado cuando más de 130.000 venezolanos pasaron a Cúcuta en dos fines de semana por un "corredor humanitario" para comprar alimentos, artículos de primera necesidad y medicinas que escasean en su país.

Le recomendamos: Así se combatirá el crimen organizado en la frontera colombo-venezolana

"El llamado que hacemos para mañana y el domingo es a que no se acerque ese gran número de personas, se va a abrir la frontera de manera permanente, por eso no todos tienen que acercase el mismo día. Evitemos aspectos que puedan poner en riesgo la seguridad de las personas", dijo Krüger en una rueda de prensa en Bogotá.

También la Defensoría del Pueblo se pronunció sobre la situación fronteriza y anunció que verificará la situación humanitaria en la zona.

La institución dijo que brindará "acompañamiento a partir del sábado en los pasos fronterizos" y asesorará "a la población que pueda necesitarlo".

La apertura "ordenada, controlada y gradual" de la frontera de 2.219 kilómetros entre los dos países incluye, además del Puente Internacional Simón Bolívar, entre Cúcuta y San Antonio, el Puente Unión, que comunica a Puerto Santander (Colombia) con Boca del Grita (Venezuela).

Igualmente se abrirá el paso por el Puente José Antonio Páez, entre el departamento de Arauca y el estado de Apure; Paraguachón (entre La Guajira y Zulia), y entre Puerto Carreño (Colombia) y Puerto Páez (Venezuela).

Otro cruce limítrofe fundamental, el Puente Internacional Francisco de Paula Santander, que conecta Cúcuta con la localidad venezolana de Ureña, no fue incluido en esta apertura gradual.

"La alcaldía de Ureña dispuso de cinco autobuses que a diario hacen la ruta gratuita desde la aduana hasta la mitad del Puente Francisco de Paula Santander; ahora todas las personas que utilizaban ese servicio deberán pagar pasaje de Ureña a San Antonio y de San Antonio a Cúcuta y viceversa", lamentó el alcalde de Ureña, Alejandro García, según el diario La Opinión, de Cúcuta.

El cierre de la frontera fue ordenado por Maduro el 19 de agosto del año pasado para combatir el narcotráfico, el contrabando y a supuestos paramilitares que operaban en esas zonas.

En la reunión de Puerto Ordaz se anunció además un documento de facilitación fronteriza para que quienes viven en las zonas limítrofes no requieran el uso de su pasaporte para cruzar de un país al otro.

"No podemos pretender volver a cómo era la frontera antes del cierre, que entraban y salían las personas sin ninguna clase de control", explicó Krüger.

El acuerdo entre Maduro y Santos fue bien recibido por los gobernadores de Arauca, Ricardo Alvarado, y Norte de Santander, William Villamizar, quienes participaron en el encuentro presidencial en Puerto Ordaz.

Villamizar resaltó que las medidas acordadas por Colombia y Venezuela traen consigo "unas condiciones nuevas en materia de seguridad, control al contrabando, en materia de relaciones comerciales estables", así como de intercambio social, cultural y deportivo.

Con información de Agencia EFE y Agencia AP y diario La Opinión (Cúcuta). 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.