Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/08/03 21:59

El fatal destino para tres colombianas en Ciudad de México

La muerte de Stephanie Magón en esa capital se suma a los casos de otras dos connacionales que fueron halladas en extrañas circunstancias en ese país. Ninguno de los casos se ha resuelto.

Diana Alejandra Pulido, Stephanie Magón y Mile Virginia Martín. Foto: Archivo SEMANA y Facebook de Stephanie Magón

Otra colombiana apareció muerta en situaciones desconocidas en Ciudad de México el pasado lunes. La caleña Stephanie Magón Ramírez, de 23 años, fue hallada desnuda y con huellas de golpes en su cuerpo en un céntrico barrio de la capital azteca. Se conocen pocos detalles de su caso. Y lo que se sabe es tan confuso, que incluso las versiones de las autoridades se contradicen unas con otras.

Primero, el presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la capital mexicana, Édgar Elías Azar, aseguró que la joven no murió por una caída desde la azotea como se dijo en un principio, sino que –por las condiciones en las que apareció su cuerpo– Stephanie había sido víctima de una “severa golpiza” que le causó la muerte.

Repentinamente la versión oficial cambió. Este miércoles, el TSJ se echó para atrás y se sumó a la versión que entregó la Procuraduría General de ese país: la modelo murió como resultado de una “precipitación”. La necropsia arrojó que no había huellas de forcejeo, lucha, sometimiento o defensa.

“Además de todo lo referido, el representante social ha tomado más de diez entrevistas a varias personas y ha realizado diversas diligencias ministeriales dentro de la carpeta de investigación correspondiente, así como un cateo. (…) Dicha diligencia se realizó en presencia de personal de la Embajada de Colombia”, detalló la Procuraduría.

Lo que muchos temen es que con Stephanie Magón ocurra lo mismo que ha pasado con otras colombianas muertas en Ciudad de México: trascurren los meses sin que se esclarezca qué pasó.

Es el caso de Mile Virginia Martín, una de las víctimas de un multihomicidio ocurrido en un céntrico barrio de clase media de la capital del país azteca el 31 de julio del 2015, donde murieron también el fotoperiodista Rubén Espinosa, la activista Nadia Vera, una joven maquillista identificada como Yesenia Quiroz y la empleada doméstica Alejandra Negrete.

Le recomendamos: Vinculan a colombiana asesinada en México con lío de drogas

Mile Virginia, de 31 años, se fue a México para ejercer su trabajo como modelo. Sin embargo, según filtró la Procuraduría de ese país a varios medios de comunicación locales, también estuvo presuntamente involucrada con prostitución y narcotráfico.

Al igual que Stephanie, la mujer apareció semidesnuda. Tenía signos de tortura y violencia sexual. Lo que se sabe de su asesinato son secretos a voces, pero no hay ningún pronunciamiento oficial que convenza sobre lo que realmente ocurrió esa noche.

Además de estas dos jóvenes, está el caso de Diana Alejandra Pulido, una joven cantante que murió al caer del séptimo piso de un apartamento. Según filtró la Procuraduría en ese momento, aunque la joven llegó a ese país con el objetivo de avanzar en su carrera musical, "comenzó a involucrarse con personas con quienes salía y tenía relaciones sexuales", recuerda la revista Proceso.

De acuerdo con El Excelsior, después de una cena con un hombre, el cuerpo fue hallado con al menos 15 traumatismos. Su caso quedó ahí y lo que informaron las autoridades, según la prensa local, es que aunque había rastros genéticos de su acompañante en el cuerpo, se descartaba una violación.

Aunque se desconoce algún avance judicial en cada uno de estos casos, el ente investigador –de manera extraoficial– se ha dado a la tarea de perfilarlos y divulgar la información a los medios sin que se entreguen resultados contundentes.

Según registra la revista Proceso, las connacionales “estuvieron involucradas en fiestas o reuniones sociales previas a su asesinato; tenían signos de tortura y golpes mortales; laboraban como edecanes, modelos o cantantes contratadas por agencias y promotores en México; no pasaban de 32 años de edad; su muerte se relacionó con ‘accidentes’ o bien, con la prostitución y la venta de droga. Además de que físicamente eran muy parecidas”.

Las muertes de Stephanie, Mile y Diana componen sólo una parte de la problemática que viven las mujeres en ese país. De acuerdo con declaraciones de María de la Luz Estrada, vocera del Observatorio Nacional Ciudadano del Feminicidio (ONCF), en ese país al día mueren, en promedio, ocho mujeres.

El mismo papa Francisco, durante una visita a Ecatepec –un peligroso suburbio de Ciudad de México– pidió respeto por ellas en uno de los lugares del país donde más se reportan feminicidios.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.