Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/30/2011 12:00:00 AM

¿Comienza el capítulo de la 'bacrimpolítica'?

El alcalde de San José de Uré (Córdoba) fue capturado este martes en Barranquilla por agentes del DAS. Deberá responder por una desviación de fondos que, según algunos indicios, podrían haber terminado en las finanzas de las bandas criminales.

Hace cuatro años el escándalo de la ‘parapolítica’ estalló a nivel regional, cuando cuatro diputados del departamento de Sucre fueron capturados por la Fiscalía tras comprobar los nexos que estos dirigentes políticos tenían con el Bloque Norte de las Autodefensas de alias ‘Jorge 40’.
 
Se trataba de Ángel Villarreal Barragán, presidente de la Asamblea Departamental; Johny Villa, vicepresidente, y los diputados Nelson Stamp Berrío y Walberto Estrada. Serían los primeros dirigentes políticos condenados por nexos con paramilitares, en un escándalo que salpicó a casi un centenar de dirigentes en todo el país.
 
La historia puede repetirse. Este martes, agentes del DAS en Barranquilla capturaron a Bladimir Londoño Zulbarán, alcalde del municipio San José de Uré (Córdoba) y quien llevaba casi un mes prófugo de la justicia.
 
Se trata de un dirigente político local, casi desconocido para la opinión pública, sobre quien hay serios señalamientos de que sería uno de los alcaldes cooptados por las bandas criminales en el departamento de Córdoba.
 
La orden de captura que hizo efectiva el DAS pretendía que Bladimir Londoño respondiera por el desvío de 8.000 millones de pesos del sector de la salud hacia particulares, tal como ha sido registrado por los diarios de la región como el Meridiano de Córdoba y El Universal de Cartagena.
 
Según el DAS, y en una información revelada por el representante Guillermo Rivera en la Cámara de Representantes, precisamente en un debate sobre bandas criminales, el alcalde de San José de Uré “estaría desviando 8.000 millones de pesos de la salud hacia la cuenta bancaria de un mototaxista, supuestamente miembro de una banda criminal”, dijo Rivera en el debate que se adelantó en la plenaria.
 
Bladimir Londoño Zulbarán es el primer servidor público capturado por sus presuntos vínculos con las bacrim. Señalamientos que, ahora, tendrá que enfrentar ante el requerimiento de la justicia. 
 
En el momento de su captura Londoño Zulbarán se declaró inocente de los señalamientos y dijo que "jamás" ha robado dineros del Estado.
 
La historia del alcalde de San José de Uré no había trascendido en el país. Sin embargo, las denuncias sobre el manejo de recursos del municipio habían sido frecuentes desde comienzos del 2010 luego que los concejales le pidieran al entonces contralor general, Julio César Turbay Quintero, intervenir las finanzas municipales.
 
Siete concejales de ese municipio, creado por un decreto en el 2007, dieron a conocer al contralor general un listado de supuestas fallas que se estarían dando en la alcaldía de esa localidad.

Según los concejales, no se habían rendido los informes financieros y presupuestales legales respectivos a la corporación, por lo tanto se desconoce la ejecución presupuestal de las vigencias anteriores y actuales.

Los cabildantes también señalaron en ese entonces que no había cumplimiento de las funciones propias del cargo por parte del alcalde Bladimir Londoño Zulbarán, quien, según ellos, permanecía la mayoría de período fuera de la jurisdicción.

Este, sin embargo, no es el único alcalde con sospechas de tener nexos con las Bacrim.

Miguel Ángel Gómez, que había sido elegido en el 2007 con 5.604 votos alcalde de Tarazá, en el bajo Cauca antioqueño, renunció formalmente a su cargo el 20 de agosto del 2010, después de gobernar desde la cárcel por casi dos años.

"La Fiscalía lo ha señalado como presunta ficha del bloque Mineros de Ramiro 'Cuco' Vanoy, y rastrea el posible desvío de 750 millones del hospital San Antonio de Tarazá hacia la banda criminal conocida como ‘los Paisas’", dijo el representante Guillermo Rivera en el Congreso, sustentado en documentos judiciales.

Aunque en ese debate que adelantó la plenaria de la Cámara sobre las bacrim el Gobierno las calificó como organizaciones con fines económicos antes que políticos, también advirtió que esas organizaciones tienen intereses en intervenir en las próximas elecciones de octubre, donde se escogerán las autoridades municipales y departamentales.
 
El viceministro de Defensa dijo, en un foro sobre elecciones organizado por SEMANA, que las bacrim quieren administrar territorios para incidir en sus fuentes de financiación. “De ahí la importancia de capturar las autoridades locales por parte de las bandas criminales, a través de las elecciones”.

La captura del alcalde de San José de Uré, quien deberá responder por presunta desviación de fondos, podría ser el primer capítulo de la 'bacrimpolítica'.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.