Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/16/2010 12:00:00 AM

Comisión de expertos investiga accidente aéreo en San Andrés

Aunque no se descarta ninguna hipótesis, la versión de que un rayo impactó la aeronave parece desvanecerse y toma fuerza que el avión fue sorprendido por una corriente de viento que lo precipitó contra la pista.

Expertos colombianos y estadounidenses serán los encargados de investigar las causas del accidente aéreo ocurrido la madrugada del lunes en la isla de San Andrés, donde un Boeing 737-700 de Aires se partió en tres durante el aterrizaje.

Como se trata de una aeronave de fabricación estadounidense, expertos de la NTSB o Junta Nacional de Seguridad del Transporte de Estados Unidos (National Transportation Safety Board, por sus siglas en inglés) se desplazaron hasta la isla. Técnicos de la empresa Boeing, la Aeronáutica Civil y la aerolínea Aires también conforman la comisión investigadora.

El avión accidentado no ha sido removido de la pista y el aeropuerto de San Andrés aún se encuentra cerrado para vuelos comerciales y sólo se permite el acceso de aeronaves menores y ambulancias aéreas privadas.

"Los restos del avión aún son intocables. Hasta tanto no lleguen los expertos estadounidenses y decidan que no habrá ningún riesgo para continuar los análisis y la recopilación de las pruebas, no podremos mover ningún elemento por pequeño que sea", explicó este martes el gobernador de San Andrés, Pedro Gallardo.

El gobernador se declaró confiado en que se pueda hacer todo esto con agilidad para que los vuelos se puedan reanudar y la economía de la isla, que depende del turismo, no se vea afectada en gran manera.

Desde que ocurrió el accidente, la versión más común sobre el hecho fue que un rayo pudo haber alcanzado la aeronave, de matrícula HK-4682, en medio de una fuerte tormenta eléctrica.

Pero esta hipótesis parece desvanecerse, aunque no se descarta, y toma fuerza que el avión fue sorprendido por una corriente de viento que lo estrelló cuando iba a posarse sobre la pista de 2.300 metros del aeropuerto Gustavo Rojas Pinilla de San Andrés.

El coronel Donald Tascón, subdirector de la Aeronáutica Civil, dijo que el avión no se partió porque lo impactó un rayo.

"Por el patrón de los destrozos, parece que fue el golpe" el que partió la nave en al menos tres grandes pedazos, aseguró Tascón en diálogo telefónico. "Si se hubiera partido en vuelo, hubieran quedado más dispersos (los restos) y más pequeños", agregó.

En cuanto al estado del avión, Tascón confirmó que el llamado "libro de vuelo" o registro de mantenimiento y operaciones de la nave da cuenta de que su mantenimiento estaba al día.
 
La empresa Boeing, por su parte, ha dicho que el avión 737-700 fue entregado en febrero del 2003, pero la vocera Julie O'Donnell no precisó si la aerolínea Aires fue la primera en operar la nave.
 
La investigación de la comisión de técnicos tiene carácter reservado o secreto y se calcula que en tres o cuatro meses se tendrán los resultados de los análisis de la información de voz y datos contenida en las cajas negras.
 
Avanza evacuación de heridos
 
Aunque las tareas de evacuación de los pasajeros que sufrieron las heridas más graves en el accidente del avión de Aires se demoraron, debido a las condiciones climáticas adversas registradas en San Andrés, ya están 13 pacientes en Bogotá, donde reciben tratamiento médico especializado.

Los demás heridos, según el gobernador de San Andrés, Pedro Gallardo, en su mayoría han sido dados de alta por los dos centros médicos a los que fueron remitidos tras el accidente: el Hospital Amor de Patria y el Centro Clínico Internacional Villarreal (ver lista de heridos).

Una niña de 11 años y una mujer con heridas en el tórax fueron las primeras en salir desde el aeropuerto Gustavo Rojas Pinilla de San Andrés hacia Bogotá. Otro avión de una empresa transportó a siete heridos más, todos con heridas menores, entre ellos un alemán que necesitaba una evaluación más profunda. Al final dos aviones ambulancia completaron la evacuación, para un total de 13 pacientes. La tarde del martes, arribaron a la capital de la República otros 20 heridos.

El secretario de salud de Bogotá, Hector Zambrano, manifestó la disponibilidad de la red de hospitales públicos y privados de la capital colombiana para recibir a estas personas. Los dos pasajeros más graves fueron llevados a la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Santa Clara, en el centro de Bogotá.

El accidente ocurrió a la 1:50 de la madrugada de este lunes, cuando el avión de Aires, un Boeing 737-700, se disponía a aterrizar en el aeropuerto Gustavo Rojas Pinilla de la isla de San Andrés, momento en el cual, al parecer, fue alcanzado por un rayo, lo que causó que este se accidentara.

Por causa del accidente murió Amar Fernández de Barreto, una pasajera de 73 años que al parecer sufrió un paro cardiaco cuando era trasladada a un centro asistencial de la isla.
En el avión de Aires viajaban cinco brasileños, cinco franceses, cuatro estadounidenses, dos alemanes y dos costarricenses.

“Damos gracias a Dios por este milagro”

El gobernador de San Andrés calificó de "milagro" el hecho de que sólo una persona haya muerto en el accidente.

"Damos gracias a Dios por el milagro que le ha concedido a este archipiélago" al haber impedido que el número de víctimas fuera mayor, dijo Gallardo a periodistas, y destacó la intervención del cuerpo de bomberos del aeropuerto que "acudió de inmediato al lugar y reaccionó de manera fantástica".

Heriberto Rúa, sobreviviente junto a su esposa y sus cinco hijas, quienes iban de vacaciones a San Andrés, le contó a Caracol Radio cómo vivió este momento. "Hasta cuando anunciaron el aterrizaje del avión íbamos bien (...) empezó el avión a descender", narró. "Cuando sentí fue el golpe (...) no perdí el conocimiento", agregó.

Dijo desconocer cómo sucedió el accidente y sólo señaló que se desabrochó el cinturón de seguridad y descendió como pudo de la nave y ya algunas de sus hijas estaban afuera del avión.

Rúa dijo que todos fueron llevados al hospital y su esposa tenía una herida en la pierna izquierda y que dos de sus hijas eran examinadas por golpes en el rostro y estaban en observación.

"Con vida, gracias a Dios, que es lo importante", dijo en tono calmado al preguntársele cómo se encontraba.

En las fotos se puede ver un avión partido en tres grandes pedazos: la nariz y dos segmentos del fuselaje, todos separados por grandes fracturas.

AP y EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?