Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/13/2012 12:00:00 AM

¿Cómo 36 estadounidenses ayudarán a 5.400 estudiantes colombianos?

Vivirán un año en Colombia. Llegaron al país para enseñar el idioma inglés en instituciones educativas oficiales de Bogotá, Cartagena, Medellín, Cali, Barú y Montería. ¿Por qué hacer el servicio social en Colombia? Estos son sus testimonios.

"Cuando era niño mi nana era una mujer colombiana, ella me enseñó español y me ayudó a crecer. Era como mi madre. Ahora vengo a Colombia para enseñar inglés a algunos niños colombianos y para volver a verla", así justifica Alexander Connolly su nueva vida en Colombia. Él es un voluntario estadounidense que llegó al país para trabajar como asistente de docentes de inglés en la isla Barú, en Cartagena.
 
Como Alexander, otros 35 extranjeros procedentes de Estados Unidos y graduados de diferentes universidades norteamericanas vivirán durante un año en el país.
 
Además de ayudar a los docentes de inglés de 19 instituciones educativas oficiales de Bogotá, Cartagena, Medellín, Cali, Barú y Montería, los extranjeros darán clases a las comunidades que estén interesadas en aprender inglés y realizarán talleres de capacitación con los docentes para fortalecer sus competencias en este idioma.
 
Con el cambio de vida de este grupo de estadounidenses, se beneficiarán 5.400 estudiantes.
 
En su bienvenida al país, la ministra de Educación, María Fernanda Campo, recordó que desde el año 2009 decenas de extranjeros llegan al país para ofrecer este servicio social y fortalecer el Programa Nacional de Bilingüismo de esa cartera.
 
Primero llegaron cinco voluntarios, quienes vivieron durante el año 2009 en la isla Barú. Un años después, visitaron el país 23 estadounidenses que enseñaron su idioma en Barú, Barranquilla, Armenia y Manizales.
 
En el año 2011 fueron 35 los voluntarios, esta vez Montería se sumó a las ciudades beneficiadas.
 
El proyecto ha mejorado, hasta este momento, el dominio del inglés de 9.450 estudiantes.
 
Campo destacó que "la presencia de estos 36 voluntarios en el país es de gran importancia para la enseñanza el bilingüismo" y afirmó que la experiencia de los extranjeros "será inolvidable para el Ministerio de Educación y el sistema educativo del país".
 
Además de Mineducación, las secretarías de Educación de los municipios beneficiados y las ONG World Teach y Volunteers Colombia apoyan esta iniciativa, que pretende que los niños tengan mayores oportunidades educativas.
 
Los voluntarios fueron convocados por World Teach, desde su sede principal en la Universidad de Harvard, y contactados y traídos al país por Volunteers Colombia. Las secretarías de Educación se encargaron de asignarlos en las diferentes instituciones.
 
La jefe de la cartera dijo que la meta es mejorar el aprendizaje del inglés, tanto en docentes como en estudiantes. La titular aseguró que el 11 por ciento de los jóvenes que se gradúan como bachilleres tiene un nivel B1 de inglés y que la meta para el 2014 es conseguir aumentar esta cifra al 40 por ciento.
 
Campo agregó que el 15 por ciento de los docentes presenta niveles de inglés superiores. En ese sentido, el objetivo es que para el 2014, el 100 por ciento de ellos tenga un dominio superior del idioma.

En educación superior, precisó Campo, solo el 6 por ciento de los egresados (según las pruebas Ecaes) tiene un nivel de inglés B2. "Queremos que para el fin del cuatrienio, por lo menos el 20 por ciento de los egresados de carreras profesionales tenga un mejor nivel de inglés", concluyó.
 
¿Por qué decidieron viajar a Colombia?
 
Alexander Connolly

"Después de graduarme quería hacer un servicio social mundial y tenía un interés particular en Colombia. Espero apoyar muy bien la enseñanza del inglés, para que los colombianos tengan más acceso a la información del mundo. El idioma es muy importante para los negocios y las carreras".
 
"No soy médico ni ingeniero, estudie literatura y filosofía, así que pensaba: ¿Qué tengo para dar? Y decidí enseñar inglés. También apoyaré a los maestros de inglés para que el progreso continúe después de que me vaya. Todo el año estaré en la isla Barú".

Zack Freere

"Sé que el país ha tenido algunos problemas históricos, pero creemos que ha mejorado rápidamente. A través de este programa espero ser una pequeña parte de esta mejora. Creo que el entrenamiento que brindaremos nos permitirá cambiar situaciones de manera sostenible. He pasado una semana y media con mis compañeros voluntarios y me he impresionado con la variedad de experiencia y educación que tenemos.

Estoy convencido de que durante este año podremos ofrecer una experiencia educativa sostenible y también beneficios del intercambio cultural, cuando estemos asistiendo a los colegas docentes y estudiantes en las clases de inglés.

Y a la vez, conoceremos mejor la historia de Colombia, así como su cultura y su idioma. Muchas gracias, estoy muy contento de estar acá".

Juliany Jan

"Estoy aquí porque quiero hacer una diferencia al enseñar inglés. Mucha gente no sabe inglés y cuando se sabe el idioma, hay más oportunidades. Voy a Barraquilla y quiero disfrutar la experiencia".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.