Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/26/2012 12:00:00 AM

¿Cómo delinquen los urbanizadores piratas en Bogotá?

El desalojo de 160 familias en el barrio Marruecos, en la localidad Rafael Uribe Uribe, es un capítulo absurdo sobre los alcances de la ilegalidad. ¿Cómo evitar caer en el engaño?

El secretario de Gobierno, Antonio Navarro, afirmó que los urbanizadores piratas conocidos como los ‘tierreros’ aspiraban vender 443 lotes, cada uno a un costo de 12 millones de pesos.
 
Si el notario 53 de Bogotá, Eduardo Vergara, no hubiera denunciado el negocio ilegal de esta banda, los ‘tierreros’ se habrían llevado a sus bolsillos 6.000 millones de pesos.
 
No obstante, el daño está hecho. Unas 160 familias del barrio Marruecos están sin vivienda propia y Navarro advierte que otras bandas, conformadas por arquitectos y abogados, podrían estar vinculadas al mismo delito.
 
“Los urbanizadores piratas no son bandas de medio pelo. Son organizaciones muy bien estructuradas y cuentan con mucho dinero, así que hay que combatirlas con seriedad”, advirtió.
 
El alcalde mayor, Gustavo Petro, aseguró que la investigación sobre supuestos vínculos entre los ‘tierreros’ y paramilitares de los Llanos orientales ya está en la Fiscalía, debido a que Luis Álvaro Hernández, alias ‘Barbas’, señalado por las autoridades de ser el jefe de la banda, tiene una relación con las autodefensas de esa zona del país.
 
Mientras avanzan las investigaciones y se estudia la entrega de subsidios a las víctimas que se les compruebe su inocencia ante la estafa, la Superintendencia de Notariado y Registro explica qué ocurrió en el barrio Marruecos y cómo los bogotanos pueden evitar caer ante compraventas falsas.
 
Así los estafaron
 
El notario 53 de Bogotá, Eduardo Vergara, explicó en diálogo con Semana.com que los urbanizadores piratas presentaron una posesión ilegal de los terrenos, sin ser los verdaderos titulares del dominio, y pretendieron simular un trámite legal a través de una autenticación de firmas, la cual presentaron a sus víctimas como una compraventa.

“Ningún notario ha autorizado escrituras públicas de posesión o escrituras públicas de compraventa de terrenos de invasión. No hemos realizado actos jurídicos que pretendan legalizar esas invasiones piratas”, dijo.

Vergara explicó que cuando una persona autentica, “no está haciendo un acto jurídico de transmisión del dominio, ni compraventa ni posesión”. Agregó que para que se realice una compraventa, que es el documento público donde se comprueba la propiedad del inmueble, se requiere una escritura pública elaborada ante una notaría y un registro de esta en la oficina de instrumentos públicos de Bogotá.

Así las cosas, las personas que habitaban en el barrio Marruecos no realizaron una compraventa ni recibieron una escritura pública.

El superintendente de Notariado y Registro, Jorge Enrique Vélez, aseguró en diálogo con Semana.com que tras enterarse sobre el despojo de las familias en Marruelos, pidió el certificado de libertad de esos terrenos y apareció entonces una “demanda por posesión de esa persona”.

“Sacó unos documentos para ceder la supuesta posesión y fue a la notaría a realizar la autenticación de las firmas, no del documento. Es una estrategia muy fácil, ningún notario podría negar la autenticación de una firma”, afirmó Vélez.

Por su parte, el notario Vergara precisó que sí existe la autenticación de una promesa de cesión de posesión, y que en este caso el notario “no tiene ninguna responsabilidad legal porque no responde por la veracidad del contenido, sólo verifica que la persona fue a la notaría, colocó su firma y su huella y da testimonio del día, hora y fecha en que autenticó la firma”.
 
Si se trata de una escritura pública, el notario sí tiene la responsabilidad de realizar el control de legalidad sobre el bien y los titulares.

“El notario no responde por el uso y el destino que la persona que autentica un documento haga de este, el notario no sabe la intención delictiva o positiva. En el caso de Marruecos se abusó de la ignorancia y la pobreza de personas desplazadas, con una inmensa soledad de dinero y patrimonio”, agregó.

Ante el posible vínculo de los ‘tierreros’ con paramilitares de los Llanos orientales, el superintendente Vélez recordó que las notarias no determinan si las personas que autentican son guerrilleros o paramilitares. “El estudio registral muestra una cédula y un nombre, sería una irresponsabilidad decir si la persona es delincuente”, dijo.

La denuncia

Hace unos días, algunos medios de comunicación y la Fiscalía recibieron filmaciones y fotografías donde se registra a los integrantes de los ‘tierreros’ en la Notaría 53 de Bogotá, realizando la autenticación de firmas.

El registro visual de la diligencia fue entregado para identificar a los estafadores y que las autoridades correspondientes cumplieran con su captura.

“Denuncié el uso indebido que de estas autenticaciones de firmas se haya podido hacer. Estas personas estaban practicando algo irregular e ilegítimo. Como deber jurídico, mi deber era denunciar”, señaló el notario Vergara, tras aceptar que desde el momento de la denuncia ha recibido amenazas en su contra.

El notario insistió que “no hay vínculos de los notarios con estas asociaciones delincuenciales ni urbanizadores piratas”.

Cómo evitar caer

El superintendente de Notariado y Registro, Jorge Enrique Vélez, explicó que cualquier persona que vaya a comprar un bien, debe recurrir a la Superintendencia de Notariado y a las oficinas de registro, “para sacar el registro de ese bien y con la ayuda de un abogado, hacer un estudio de título rápido, así no se someterá a un engaño”.

“La Alcaldía de Bogotá, las universidades, los consultorios jurídicos y las mismas notarías pueden prestar los servicios de un abogado, en caso de no tener la capacidad de pagar el jurista”, explicó.
El funcionario también aclaró que el certificado de libertad es el único documento que dice si la persona que está vendiendo es el real propietario del bien. Este papel se solicita en una oficina de registro o en línea, en la página web del Supernotariado.

“La historia de la tierra y de los suelos está aquí (en Supernotariado). Si las personas tienen el cuidado de sacar el certificado de libertad, será muy difícil que sean engañadas, así sean muy hábiles los abogados y los arquitectos que quieran estafar”, sostuvo.

En su criterio, el caso de Marruecos se presentó por “ignorancia de la gente, que nunca sacó un certificado de libertad y se dejó manipular con certificados falsos”.

Vélez insistió en la importancia de atender mensajes como “este lote no se vende, ni se compra ni se hipoteca”, y subrayó que se deben ampliar los planes de vivienda como estrategia para combatir el crecimiento de los terrenos ilegales en la capital.

Finalmente, aseguró que el Supernotariado está a disposición de la Alcaldía de Bogotá para realizar el análisis registral que se requiera y dar con los verdaderos propietarios de los terrenos piratas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.