Viernes, 31 de octubre de 2014

| 2013/02/06 00:00

“Como no pudieron matarme, quieren destruir mi honra”

Luis Carlos Restrepo califica de “infamias” las acusaciones de los ‘paras’.

“Hago parte de ese grupo cercano de colaboradores del expresidente Álvaro Uribe que algunos quieren silenciar y borrar de la historia de Colombia a toda costa”, dice Luis Carlos Restrepo. Foto: SEMANA

Luis Carlos Restrepo, ex alto comisionado para la paz, reaccionó con rapidez y vehemencia a las acusaciones hechas por tres exjefes paramilitares que lo vincularon con graves delitos en una carta que Semana.com publicó de manera exclusiva en las últimas horas. “No conozco la carta a la que hacen referencia, pero sigue la línea de otras tantas calumnias que estos personajes sueltan en coro para destruir mi honra, ya que no pudieron asesinarme”, sentenció.

Restrepo aseguró durante la negociación que permitió la desmovilización de los integrantes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) que siempre actuó de manera transparente: “Actué frente a ellos con espíritu sereno y en franca lid, mi estrategia de negociación se impuso sobre la suya. Como consideran que perdieron y no se perdonan haber calculado mal ante un hombre que los enfrentó tan solo con su valor civil y el poder de su palabra, ahora quieren destruirme sin importar los medios”.

Aunque la carta de Restrepo fue enviada a SEMANA, en primera instancia fue publicada por el expresidente Álvaro Uribe Vélez en su cuenta de Twitter. A propósito del exjefe del Estado, Restrepo cree que los paramilitares lo atacan de manera despiadada “no sólo porque” es “un hombre sin ningún poder económico o político”, sino “porque hago parte de ese grupo cercano de colaboradores del expresidente Álvaro Uribe que algunos quieren silenciar y borrar de la historia de Colombia a toda costa”.

En la madrugada de este miércoles, Semana.com publicó la carta de Carlos Mario Jiménez, alias ‘Macaco’; Javier Zuluaga Lindo, alias ‘Gordo Lindo’, y Diego Fernando Murillo, alias ‘Don Berna’, tres de los más importantes exjefes paramilitares recluidos en el Federal Detention Center de Miami, en la que hacen graves señalamientos contra Restrepo. (Vea aquí el artículo ‘Paras’ se van lanza en ristre contra Restrepo).

El exfuncionario, actualmente prófugo de la justicia colombiana, fue categórico en su reacción: “Para cualquier analista desprevenido es clara su intención. Vengarse de mí porque los convencí de entregar sus armas y someterse a las leyes del Estado, logrando lo que muchos consideraban imposible. Que estos temibles criminales quedaran tras las rejas”.

En la carta, además, Restrepo muestra su dolor por lo que califica de “abandono”. En efecto, escribe: “Después de prestar un invaluable servicio al país, fui abandonado por el Estado al que serví, que en vez de protegerme lanzó una persecución en mi contra”.

Por considerarla de interés, Semana.com pública íntegro el contenido de la carta de Restrepo.

“Señores
REVISTA SEMANA
Bogotá

En ejercicio de la libertad de prensa consagrada por la Constitución colombiana, hacen Ustedes eco de una demencial cadena de injurias que los jefes paramilitares extraditados descargan en mi contra. No conozco la carta a la que hacen referencia, pero sigue la línea de otras tantas calumnias que estos personajes sueltan en coro para destruir mi honra, ya que no pudieron asesinarme.

Para cualquier analista desprevenido es clara su intención. Vengarse de mí, porque los convencí de entregar sus armas y someterse a las leyes del Estado, logrando lo que muchos consideraban imposible. Que estos temibles criminales quedaran tras las rejas. No los engañé, no les mentí, no utilicé triquiñuelas. Actué frente a ellos con espíritu sereno y en franca lid, mi estrategia de negociación se impuso sobre la suya. Como consideran que perdieron, y no se perdonan haber calculado mal ante un hombre que los enfrentó tan sólo con su valor civil y el poder de su palabra, ahora quieren destruirme sin importar los medios.

Lamentablemente, estos criminales conocen bien las debilidades de nuestra sociedad democrática y saben que el momento es propicio para atacarme. No sólo porque soy un hombre sin ningún poder económico o político, sino porque hago parte de ese grupo cercano de colaboradores del ex-presidente Álvaro Uribe que algunos quieren silenciar y borrar de la historia de Colombia a toda costa.

Después de prestar un invaluable servicio al país, fui abandonado por el Estado al que serví, que en vez de protegerme lanzó una persecución en mi contra. Los archivos de la Oficina que tuve a mi cargo han sido decenas de veces esculcados por las autoridades judiciales, mientras se ha llamado a delincuentes de toda laya para que me acusen de cuanta sandez se les ocurre, sin lograr la Fiscalía obtener una sola prueba de que violé la ley o actué de manera incorrecta. La medida de aseguramiento vigente contra mí, fue obtenida de manera ilegal a partir de una tutela interpuesta por el colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, organización que de manera fraudulenta alegó ser víctima en el caso que se me sigue. Espero que la Corte Constitucional se pronuncie pronto al respecto, restableciendo mi justo derecho a la libertad.

Como muestra de la venganza criminal de la que soy objeto, transcribo a continuación parte de la declaración concedida el 15 de marzo de 2011, ante una Fiscal de Justicia y Paz, por Rodrigo Pérez Álzate, quien hizo parte de la Mesa de Diálogo con las autodefensas y bajo el alias de "Julián Bolívar" se desempeñó como segundo al mando del Bloque Central Bolívar, organización a cuya cabeza estaba alias "Macaco", uno de los firmantes de la infame carta a la que Ustedes hacen referencia.

Ante la pregunta de la Procuradora que acompaña la diligencia, sobre alguno de los escándalos que por esa época agitaban a la opinión, responde Pérez Álzate: “Aquí utilizan todas esas cosas, de acuerdo a las necesidades, yo veo eso una necesidad política de atacar, en este caso, hace rato viene un ataque sistemático al Comisionado de Paz y al Gobierno anterior, eso hace parte de todo eso. Desafortunadamente muchos compañeros de la Autodefensa, que estuvieron como compañeros en la Autodefensa, se están prestando para ese juego, yo no estoy de acuerdo con eso, me parece que, al contrario, eso nos hace daño a todos... a todos los que estamos comprometidos con este proceso... de que se esclarezca la verdad, de entregarle una respuesta a las víctimas...”

Después de hablar de un “juego macabro que se está... orquestando”, dice que se ha armado un “libreto” y que “seguramente en todo ese complot, en todo eso que se está orquestando, muchos miembros de la Organización extraditados están participando de eso, por el hecho de que fueron extraditados”. Y agrega: “a través de toda esta mano de mentiras... están creando una novela de dimensiones quijotescas, van a provocar que estos señores se vayan a la cárcel o de ilegitimar un Gobierno...”.

Más adelante, sigue diciendo Pérez Álzate: “Esas historias, esos cuentos que están armando, esa persecución de lo que hizo parte del Estado en la época en que el señor Álvaro Uribe fue presidente, porque están atacando es todo... Es toda una maquinación, todo eso que se está armando para deslegitimar y para acabar con un Gobierno, desafortunadamente señora Fiscal, así es en este país y eso son muestras de eso... es imposible hacer la paz. Así no vamos a conseguir absolutamente nada, reconstruir la verdadera historia del conflicto colombiano, va a ser una tarea imposible... Una tarea imposible señora Fiscal, porque muchas veces se les da credibilidad y lo triste es, se les da credibilidad, sabiendo que están mintiendo, pero se muestra como la historia real a todos estos personajes”.

Más adelante, en respuesta a una pregunta que hace la Fiscal 41 de Justicia y Paz, reitera: “Desafortunadamente señora Fiscal, vuelvo y le repito, muchos de nuestros compañeros, están cayendo en ese juego perverso que es deslegitimar el proceso de paz y a través de esa deslegitimación del proceso, hacer quedar mal o de pronto hacer llevar a un ex Presidente de la República a la cárcel y a todos los funcionarios de su Gobierno, pero eso no fue así”. Y en torno a mí, de manera particular, afirma: “Si algo demostró el señor Comisionado y no es el santo de mi devoción... Si algo demostró ese señor fue la rectitud, la pulcritud; un hombre totalmente probo y leal al Presidente de la República”.

Atentamente,

Luis Carlos Restrepo Ramírez
Ex Alto Comisionado para la Paz
Febrero 6 de 2013”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×