Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/19/1984 12:00:00 AM

¿COMPLOT CONTRA GALAN?

Algo más que un plan terrorista detrás de este episodio

La noticia resultaba entre aterradora y absurda. Un grupo guerrillero extremista pensaba asesinar a la figura política del momento del país con el objeto de aprovechar el caos que se crearía para desestabilizar el sistema y encausar el desorden por una vía revolucionaria.
La "chiva" la dio Yamit Amat, el grupo es el E.L.N. y el blanco, Luis Carlos Galán. Los elementos básicos del plan, según el periodista, eran: una primera fase en la cual se programaban secuestros y actos de terrorismo, al tiempo que se creaba mala imagen al gobierno de Belisario Betancur; una segunda fase en la cual se le pedía al ministro de Hacienda que derogara un impuesto, bajo la amenaza de eliminarlo "físicamente" y una tercera etapa que consistía en hacer crecer la popularidad de Galán, utilizando para ello militantes y simpatizantes del E.L.N., para luego, cuando fuera un ídolo de las multitudes en plena campaña presidencial de 1986, asesinarlo, haciendo aparecer el crimen como un acto de la oligarquía bipartidista. La idea central de la fase final del plan era generar un segundo nueve de abril, y en el reparto de los papeles Galán hacía de Gaitán.
Las reacciones fueron de estupor y se vieron acentuadas ante el hecho de que las autoridades reconocieron la existencia de la conspiración. El Presidente de la República, en la celebración de los 50 años del Liceo Francés, fue asediado por los periodistas al respecto y, en forma lacónica y con cierto aire de disgusto, manifestó que "teníamos conocimiento de ello desde hace varias semanas". Horas antes, el ministro de Justicia. Rodrigo Lara había expresado lo que según el Presidente reflejaba la posición del gobierno: "Estamos enterados de algunos proyectos de una célula del ELN. Esto demuestra que hay algunos sectores desafortunadamente muy desfasados de la realidad del país y que hay unos ánimos que no coinciden con la voluntad de paz de las mayorías nacionales".
El propio Galán, a quien días antes lo ministros de Justicia y Gobierno le habían recomendado que reforzara su vigilancia durante la gira que iniciaba por la Costa Altántica, aseguró no tener más que informaciones fragmentarias respecto al plan terrorista y dijo que no sabía que el objetivo final era el de asesinarlo. Rodeado por unos 25 agentes de la Policía, del F-2 y del DAS, Galán expresó en Santa Marta que, de cualquier modo, su seguridad era asunto del gobierno colombiano.
UN LIBRO FANTASMA
Todas estas versiones y comentarios tenían su origen en un supuesto libro que contendría en forma detallada y muy profesional, etapa por etapa, las diferentes fases del plan. El libro, que habría sido encontrado en el cuartel urbano del ELN en Fontibón, tras la liberación del industrial lituano Algimantes Didziulis, en enero pasado, habría sido resumido en un memorando cuyo contenido habria llegado a filtrarse hasta ser la base de la información de Caracol.
El libro se volvió inmediatamente la presa más apetecida por todos los periodistas del pais. Sin embargo, al cierre de esta edición SEMANA pudo establecer que el libro, tal como se le había presentado a la opinión pública, no existía. Yamit Amat, interrogado por esta revista sobre el origen de la información, manifestó que una fuente, cuyo anonimato tenia que proteger, le había leído telefónicamente "apartes de unos textos" que él dio a conocer, textualmente,a sus oyentes.
El coronel Miguel Maza Márquez, comandante del F-2, quien está al frente de toda la investigación sobre el hallazgo del cuartel del ELN en Fontibón, declaró a SEMANA que, en dicho golpe, se encontraron numerosos documentos de interpretación compleja por estar escritos en códigos y claves, que han sido objeto de un estudio exhaustivo del cual se han logrado obtener algunas conclusiones. Una de ellas permitiría interpretar la existencia de un plan político a largo plazo de características similares al que conoció la opinión pública a mediados de la semana.
Más que el complot contra Galán, Maza destacó la magnitud del golpe contra el ELN, cuyos alcances, según él, no han sido aún percibidos en su totalidad por los colombianos. Señaló que en estos momentos dos personas importantes de la organización han sido identificadas y están siendo buscadas por las autoridades.
Por otra parte, SEMANA se enteró de que en conversaciones privadas, el ministro de Gobierno Alfonso Gómez Gómez había manifestado que efectivamente existía un plan terrorista para secuestrar y asesinar a destacadas figuras tanto del gobierno como del sector privado y que el caso Galán no es más que uno entre estos. Otra fuente confirmó a SEMANA que el número de personas que aparecen en dicha lista es de 18.
De todo esto se deduce que el complot contra Galán fue presentado en forma désproporcionada, utilizando la información en forma selectiva e inflándola con carácter sensacionalista, para darle el dramatismo de un magnicidio. La responsabilidad definitivamente no era de los medios de comunicación, quienes habían recibido la versión amañada. Los funcionarios públicos, interrogados a quemarropa sobre medias verdades y teniendo un conocimiento parcial de la especie, respondieron con vaguedades que determinaron que, con las horas, la noticia fuera creciendo como bola de nieve, ya que ninguno desvirtuó que el eje del plan fuera el complot contra Galán.
Una alta fuente gubernamental consultada por SEMANA explicó que ante la interpretación que se le había dado a las declaraciones iniciales de algunos funcionarios, nadie quería aparecer rectificando a los que habían hablado primero, incluyendo al mismo Presidente de la República. quien se había limitado a decir que la versión oficial habia sido dada por Lara.
Una vez pasada la tormenta inicial y calmados los ánimos, comenzaron a surgir toda suerte de interrogantes sobre este bizarro episodio. ¿Quién habia manipulado la información y para qué? ¿Hasta dónde iba la verdad, y hasta dónde la mentira en toda esta historia? ¿Quiénes se beneficiaron y quiénes se perjudicaron con la versión?
Teniendo en cuenta que el primer beneficiario era Galán, no se dejaron de hacer bromas en el sentido de que la especie había surgido de las toldas del Nuevo Liberalismo. Indudablemente los dividendos politicos para Galán eran grandes. Si la pelea con Turbay lo había colocado a nivel de legítimo contradictor de un expresidente, el tan mentado complot lo ascendia a la categoría de mártir. Sin embargo esta explicación no pasó de lo anecdótico y prácticamente nadie le daba credibilidad.
CONTRA LA PAZ
Una explicación más factible parecía ser la de que existiese un intento más de movilizar la opinión pública en contra del proceso de paz. SEMANA se enteró de que, desde hace varios meses, el Presidente Betancur ha estado adelantando gestiones a través de diversos canales para firmar un pacto definitivo de paz que incluya por lo menos a las FARC y al M-19. En estos grupos no ha habido unanimidad sobre la conveniencia de pactar con el gobierno y se han presentado disidencias internas. Muchos de los actos de gobierno que en los últimos meses han desconcertado en alguna forma a ciertos sectores de opinión han estado orientados a crear un clima propicio para llegar a un acuerdo y que éste tenga el mayor alcance posible.
Después de lentas y delicadas negociaciones, desconocidas por la opinión pública, y que se habian desarrollado sin mayores progresos, finalmente, según pudo establecer SEMANA, hace un mes y medio se llegó a una fórmula preliminar de arreglo.
Esta está compuesta por cuatro puntos principales:
1. La creación de un organismo tripartito en el que estarían representados el gobierno, la Comisión de Paz y las FARC, organismo que tendría la responsabilidad de supervisar el cumplimiento del acuerdo.
2. Los grupos guerrilleros comprometidos con este acuerdo, depondrian las armas, pero no se desmontarían como organización.
3. Los militares no se retirarian de las zonas de conflicto, pero se abstendrian de llevar a cabo operaciones como requisas y retenes móviles, exigencias de carnet y otras.
4. Se adelantarían procesos jurídicos a aquellas personas a quienes los organismos competentes hayan encontrado vinculadas a delitos en acciones paramilitares.
SABOTEO
Un proceso de esta naturaleza obviamente cuenta con muchos enemigos tanto dentro y fuera del gobierno, así como dentro y fuera de la guerrilla. Algunos sectores interpretan en este sentido la intensificación de eventos que se han presentado en las últimas semanas tendientes a crear un ambiente negativo para la concreción del acuerdo.
El más espectacular de éstos había sido el plan atribuido al ELN, que resultaba aún más impactante al canalizarse a través de la figura de Galán.
El ELN por oponerse a la amnistia está obviamente interesado en que fracasen las negociaciones. Este hecho se sumaba a la reaparición de aterradoras modalidades de violencia, como el corte de franela, que habian pasado a la historia como la barbarie caracteristica de la violencia partidista de los años cincuenta. El caso se presentó hace algunos días en Cimitarra. La autoría de esta atrocidad, inicialmente atribuida a las FARC, se convirtió después en objeto de debate, ante nuevas versiones, acogidas por la Comisión de Pazj según las cuales los autores habían sido grupos paramilitares, interesados en desprestigiar a las FARC.
El MAS, que hace un año habia sido presentado al país como una serie de brotes aislados que simplemente compartían caracteristicas, parecia haber tomado forma como organización coordinada y centralizada en el Magdalena medio.
Todos estos hechos llevaban a una conclusión: lo que al comienzo se habia presentado como un complot para asesinar a Galán, parecia más bien ser uno de los ingredientes de un complot contra un proceso de paz, que, por primera vez en mucho tiempo, tenía posibilidades de cristalizarse en un acuerdo concreto. -
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.