Viernes, 24 de febrero de 2017

| 2016/10/08 00:00

Creyentes, curas y pastores

Miembros de la comunidad evangélica y algunos católicos fueron definitivos en los resultados del 2 de octubre.

Creyentes, curas y pastores Foto: Esteban Vega La-Rotta

Como quedó en evidencia en agosto, cuando marcharon para protestar por las cartillas contra la discriminación por orientación sexual, les preocupaba que los acuerdos de La Habana reivindicaran la “ideología de género”. Mientras la Iglesia católica apoyó al Sí tímidamente y más de un púlpito respaldó el No, las evangélicas mostraron unidad de cuerpo. Con el reclamo de que el acuerdo buscaba transgredir la composición de la familia –institución en la que cimentan su fe–, miles de evangélicos protestaron contra lo acordado en las Farc. Y cuando los negociadores del gobierno explicaron que la “ideología de género” no tenía nada que ver con los acuerdos, la cruzada ya había tomado una fuerza imparable. Según el Consejo Evangélico de Colombia, en el país hay 10 millones de ellos y se calcula que más de un millón se movilizaron por el No. La influencia de esos creyentes en la política ya se ha visto en otros países como Brasil y México.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.