Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/9/2014 12:00:00 AM

Con 19 curules, Uribe cambia el ajedrez político del Congreso

El expresidente encabeza un movimiento que se convierte en la primera fuerza política nacional.

Álvaro Uribe Vélez volvió a cambiar el panorama político nacional. El expresidente, que bien había podido quedarse mirando los toros desde la barrera, decidió jugarse su prestigio y lanzarse al Senado. Es la primera vez en la historia del país que ocurre una situación de semejante calado para el parlamento.

La apuesta le salió bien a Uribe, según los resultados entregados por la Registraduría Nacional. El expresidente obtiene a esta hora unos 19 escaños en el Senado. De esta manera, su colectividad modifica por completo el ambiente en el Congreso, en donde hasta hoy la maquinaria de la Unidad Nacional, coalición oficialista de Gobierno, arrasaba con lo que se le ponía a su paso.

Esta es una situación inédita. La Unidad Nacional ha sido un gran acierto en la estrategia política del presidente Juan Manuel Santos. Desde el principio del Gobierno logró armar una coalición mayoritaria en el Congreso, tal vez como ningún otro en los últimos 50 años, y gracias a ella pudo sacar las reformas más críticas.

Esa falta de oposición en el Congreso le facilitó la gobernabilidad y los debates de control político, con excepción de los del senador Jorge Robledo, brillaron por su ausencia. Ahora llega Uribe, un hombre de enorme capacidad de trabajo, que se mueve con enorme destreza para comunicar sus mensajes y el más férreo opositor al actual presidente, paradójicamente a quien él ayudó a elegir.

De momento, las principales fuerzas del país serían el Centro Democrático del expresidente Uribe, La U y el Partido Conservador. Este partido mantiene aún un apoyo al gobierno de Juan Manuel Santos, toda vez que la mayoría de sus actuales parlamentarios apoyan la reelección, pese a que la colectividad escogió el camino de tener candidatura presidencial propia. Los conservadores fueron los principales socios del gobierno de Álvaro Uribe, por lo que de consolidarse como la segunda fuerza, podrían volver a sintonizarse con el expresidente.

Esta circunstancia empieza a marcar que la coalición de la Unidad Nacional pierde terreno. De mantenerse esta tendencia, la gobernabilidad de un eventual segundo gobierno de Juan Manuel Santos entra en dificultades. El objetivo de La U, los liberales y Cambio Radical es conquistar por lo menos el 51 por ciento de las curules, tanto en el Senado como en la Cámara.

El Partido Liberal, de momento, pasa de ser la tercera fuerza política a la cuarta. Cambio Radical, el partido de Germán Vargas Lleras, pasa de ser el séptimo partido en votación en el 2010 al quinto partido.

Transmisión en vivo de SEMANA:

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1832

PORTADA

El fantasma del castrochavismo

La mitad del país cree que Colombia está en peligro de convertirse en la próxima Venezuela. ¿Cuáles son las posibilidades reales de que eso suceda?