Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/8/2013 12:00:00 AM

Con encuesta, el uribismo ‘purasangre’ busca candidato

Los tres precandidatos de ese movimiento recorrerían las cinco regiones del país en las que se realizarían las encuestas.

El Centro Democrático no quiere cometer errores en la escogencia del candidato presidencial con quien busca llegar a la Casa de Nariño en el 2014. Para ello, y de la mano del expresidente Álvaro Uribe, ya se tendría una fórmula para que dicho candidato no sea escogido a dedo.

En el movimiento liderado por el exmandatario ya se habla de encuestas que se realizarían en cinco regiones del país. Con estas consultas se conocería cuál de los tres candidatos del Centro Democrático -el exministro Óscar Iván Zuluaga, el ex vicepresidente Francisco Santos y el exembajador Carlos Holmes Trujillo- tendría que enfrentarse con el santismo y los demás partidos, en los comicios de mayo del 2014.

No ha sido fácil para los seguidores de Uribe buscar una fórmula. El pasado 10 de junio, en el municipio de Rionegro (Antioquia), los precandidatos y un grupo de líderes de ese movimiento intentaron encontrar la estrategia para la definición de un candadito único a la Presidencia. Aunque tras las caras largas se conoció que no se llegó a un acuerdo, quedó abierta la discusión y hoy ya se conoce la primera propuesta.

La fórmula

¿Qué es lo que se ha planteado? Internamente, los uribistas ‘purasangre’ han discutido que en la encuesta no sólo se debe medir la aceptación, sino también el reconocimiento y la imagen favorable de cada uno de los precandidatos.

Los aspirantes visitarían las regiones del país durante unos 15 días. En ese lapso se realizarían las consultas. Tras la sumatoria de los resultados de las encuestas, se conocería el nombre del candidato.

Pero el tema no queda ahí. Inicialmente, se ha planteado que los resultados sólo se conozcan al final del proceso. Por ahora, no se sabe cuál encuestadora adelantaría esa tarea y bajo qué condiciones: si el trabajo se hace voz a voz o por teléfono, por ejemplo.

Son varias las razones por las cuales se ha planteado el mecanismo de la encuesta. Una de las más fuertes es que el movimiento no quiere que sea el expresidente Uribe quien tome la decisión, pues eso podría desarmar una colectividad que, aunque tiene curtidos políticos, es nueva ante las elecciones.

Precisamente, este lunes, en el primer encuentro del Centro Democrático, se mostró un ambiente de rechazo a cualquier tipo de favoritismo por parte del expresidente.

Tras la intervención de Uribe, el exjefe de Estado entregó el micrófono a Francisco Santos. En ese momento, la exministra de Educación María del Rosario Guerra -quien hace parte de la campaña de Zuluaga- tomó el aparato para aclarar que todos los precandidatos tienen la misma oportunidad de hablar.

Otro de los argumentos expuestos en el movimiento es el ideal de que el candidato no sólo represente el ‘uribismo puro’, encarnado en el expresidente. También se desea que esa persona pueda recoger el inconformismo regional que se vive frente al cambio de política del actual gobierno, al que acusan de ser centralista y de establecer diálogos con las FARC, cuando Uribe se distinguió por la agenda regional y el ataque frontal a esa guerrilla.

Aunque todavía hay que esperar quién será el candidato presidencial de este movimiento político, ya se conoce cuál será el discurso. Este lunes, en el encuentro del Centro Democrático, los aspirantes expusieron sus propuestas. Por lo dicho, desde ya se conoce que ningún aspirante escatimará en las críticas a Santos, a quien señalan del retroceso de la seguridad. Además, tendrán presente la oposición del proceso paz que se adelanta en La Habana.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.