Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/20/2005 12:00:00 AM

"Con Gaviria podemos aportar para que el partido sobreviva"

El ex presidente Ernesto Samper habló con SEMANA sobre los hilos que está moviendo en la política colombiana.

SEMANA: ¿Qué alcance tienen sus acercamientos con el ex presidente César Gaviria?

Ernesto Samper: Con el ex presidente Gaviria coincidimos en que el precio de una eventual reelección del presidente Álvaro Uribe no puede ser la desaparición de los partidos, especialmente del liberalismo ya que el conservatismo está prácticamente desaparecido como alternativa democrática. Aquí, de lo que se trata es simplemente de conseguir que la confrontación entre tendencias históricas que siempre ha tenido el partido se haga dentro y no contra el partido a través de la consulta popular para elegir a su candidato.

SEMANA: Pero él ha tratado de minimizar el alcance de la reunión con usted afirmando que no hay ningún pacto.

E.S.: No importa que él diga que no estamos juntos, el hecho fundamental es que estamos en lo mismo. Que hayamos sido contradictores en el pasado le da más fuerza a esta alianza y de cierta manera la legitima.

SEMANA:¿Entre usted y Gaviria pueden reconstruir el Partido Liberal?

E.S.: No seamos tan mesiánicos; digamos que podríamos aportar algo para que el partido sobreviva como fuerza política. Y lo hacemos, repito, no porque hayamos llegado a un acuerdo ni mucho menos a un pacto, lo hacemos en desarrollo de una simple coincidencia sobre la necesidad de que haya partidos para que haya democracia.

SEMANA:¿Estaría dispuesto a apoyar una candidatura a la reelección de Gaviria si ella es necesaria para la unidad liberal?

E.S.: La verdad no creo que Gaviria esté en eso y yo tampoco. Precisamente quiero entenderme con él alrededor de la reunificación del liberalismo porque considero que su reelección o la mía plantearían un escenario de confrontación nacional que se trasladaría al partido y demoraría varios años la inaplazable renovación de sus líderes.

SEMANA: ¿Cree que Uribe es derrotable en las elecciones?

E.S.: Eso no es lo importante desde mi ángulo. Lo importante es demostrar que puede haber un Partido Liberal fuerte con o sin Uribe. Además, la condición de todo juego democrático es que no se presenta para ganar o para ser vencido.

SEMANA: ¿Está distanciado de Horacio Serpa?

E.S.: Nuestras diferencias actuales, en medio de un mar de coincidencias, no son de fondo sino de estrategia política. Y una de las coincidencias inclaudicables que tenemos es que no hablamos nuestras diferencias en público. Ahora, Serpa tiene dos banderas. La oposición a la reelección y la convicción de que el Partido Liberal debe tener una base ideológica de centroizquierda. No sé si esté decidido a ser candidato: en todo caso su propuesta es coherente.

SEMANA: Pero usted también ha hecho acercamientos con el presidente Uribe para atraerlo al Partido Liberal, ¿no está jugando a todas las formas de lucha?

E.S.:Todas las formas de lucha son válidas mientras uno no se salga de la cancha ni cambie de equipo. Será el propio Uribe quien decida en qué cancha juega, con qué camiseta y al servicio de qué equipo. Si él se inscribiera como candidato liberal a la consulta y aceptara seguir fielmente el programa socialdemócrata del liberalismo, yo mismo le daría la bienvenida al partido.

SEMANA: ¿No hay una posición demasiado pragmática suya al tratar, por ejemplo, de buscar que Uribe sea candidato del Partido Liberal, cuando el Presidente es más de centroderecha y el liberalismo, de centroizquierda?

E.S.: La respuesta va implícita en su pregunta: el liberalismo es de centro y en ese centro podemos converger los que estamos a su izquierda y los que se acerquen por la derecha.

SEMANA: ¿Cómo va Lucho? ¿A qué le atribuye su desprestigio, sobre todo en los estratos altos?

E.S.: A que está gobernando para los estratos bajos y que afortunadamente no ha caído en el síndrome de Estocolmo de gobernar para hacerse perdonar de los que jamás lo habrían elegido. Le están pidiendo cuentas por no haber hecho lo que prometió Juan Lozano que haría. todo un contrasentido.

SEMANA: Algunos hablan de un 'reencauche' suyo, por el alto perfil de su actividad política. Tiene influencia en el Congreso, en la Corte Constitucional, en la Registraduría, en la Contraloría y en la Dirección Liberal...

E.S.: Si yo tuviera todo el poder que me atribuyen mis enemigos y las mujeres que Jacquie piensa que me persiguen, ni siquiera hubiera tenido tiempo de darle esta entrevista.

SEMANA: ¿Cree que la Corte tumba o pasa la reelección?

E.S.: Pienso que sería un error que la Corte tumbara la reelección por la falta de una firma en un acta o la omisión de un trámite insustantivo.

SEMANA: ¿Aspiraría a la Presidencia en un futuro, si hay condiciones políticas más favorables?

E.S.:Aunque reconozco que la reelección me mejoró mis condiciones de vida porque ya en la casa me saludan con más respetico y en la oficina mi secretaria ya no me trae el tinto frío, prefiero quedarme en la casa tranquilo viendo cómo progresa la sub-20 del liberalismo.

SEMANA: ¿Cuál de los proyectos de marco jurídico para la desmovilización de los paras considera más apropiado? ¿Qué cree que hará el Congreso? ¿Está dispuesto a gestionar apoyos en el Congreso para alguna iniciativa?

E.S.: A mí me gusta, como punto de partida, el proyecto de Rafael Pardo y sus colegas. Ojalá la comisión de ponentes de los proyectos se convierta en la comisión negociadora que desde hace dos años ha debido estar trabajando en Ralito, en Colombia y en el exterior para encontrar una ley que enmarque legalmente el proceso. Los paramilitares deberían entender que es preferible una ley cierta aunque restrictiva que una desmovilización incierta aunque permisiva.

SEMANA:¿Teme que la extradición de los hermanos Rodríguez Orejuela vuelva a resucitar el proceso 8.000 contra usted mismo?

E.S.: Es lo que quisieran los cuatro enajenados periodistas -dos enajenados y dos enajenadas para ser más precisos- que llevan más de 10 años, contra todas las evidencias judiciales y periodísticas, buscando la inexistente prueba reina que comprometa mi conducta y exonere de paso su monumental fracaso ético como periodistas investigativos.

SEMANA: Entre las nuevas generaciones de políticos, ¿quiénes cree que van a llegar a la Presidencia?

E.S.:Los que entiendan que a la Presidencia se llega no haciendo elecciones sino haciendo política. Como, por ejemplo, Serpa, Peñalosa, Alfonso Gómez, Rodrigo Rivera, Rafael Pardo, Cecilia López y Piedad Córdoba.

SEMANA:¿Ve a Lucho presidente?

E.S.: Prefiero verlo de Alcalde. Recuerdo el consejo del presidente Barco: nunca utilice un puesto como trampolín para llegar a otro porque corre el riesgo de caerse en la piscina. Remember Mockus.

SEMANA:¿Por qué es difícil cerrar partidos fuertes en Colombia?

E.S.: Porque el sistema presidencialista está hecho para que no haya partidos fuertes sino partidos divididos sumisos y dispersos. Cualquier parecido con la realidad colombiana es pura coincidencia.

SEMANA: ¿Cómo identificaría a Uribe ideológicamente?

E.S.: Como un hombre de derecha en lo político que hace cosas que parecen de izquierda en lo social.

SEMANA: Finalmente, ¿al fin cuál es su posición sobre la reelección?

E.S.: La misma de siempre, que no me gusta.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.