Domingo, 22 de enero de 2017

| 1999/03/29 00:00

CON LAS MANOS EN LA MASA

Una máquina de lavar papas escondía en Panamá dos millones de dólares. Un colombiano está <BR>preso.

CON LAS MANOS EN LA MASA


EL FIN DE SEMANA PASADO las autoridades panameñas tenían la información de que un sospechoso
cargamento iba a pasar por ese país. De inmediato agentes del Departamento de Fiscalización Aduanera
=Defa= iniciaron un operativo para dar con la mercancía. Cuando los investigadores detectaron el cargamento,
en el área de carga del viej o terminal aeroportuario de Tocumen, se dieron cuenta de que estaban frente a uno
de los golpes más duros que le pudieran dar al narcotráfico. La carga era, ni más ni menos, 243 paquetes de
billetes por un total de dos millones de dólares camuflados dentro de una máquina industrial para lavar y secar
papas.
Detrás de ese particular embarque estaba un colombiano. Según Carlos Icaza, director del departamento
aduanero de Panamá, Cesar Tulio Ramírez López, nacido en La Unión (Valle), se presentó a las oficinas del
terminal a retirar la máquina con un documento falso. El colombiano dijo que era un empleado de la empresa
Aviseca Intercontinental S.A. y que desconocía el real contenido del envío.
Pese a las explicaciones de Ramírez la justicia de ese país lo mantiene privado de su libertad. Además se le
abrió un proceso penal por los presuntos delitos de lavado y transporte ilícito de dinero. Pero las sospechas
van más allá. En este momento la investigación se centra en las llamadas del celular del colombiano. Se ha
podido constatar que de ese teléfono se realizaron llamadas al sector de Paso Canoa, área fronteriza con
Costa Rica, y a varias empresas en la zona libre de Colón.
Otro rastreo tiene que ver con la presencia del colombiano en Panamá. El jefe de la Aduana señaló que
Ramírez tiene un registro numeroso de entradas al país vecino desde 1998.
Las autoridades panameñas informaron, además, que tienen pruebas que indican que ese dinero era producto
del narcotráfico. Para los encargados, si el dinero fuera producto de una actividad lícita no lo enviarían en una
máquina de lavar papas. Según la Defa, los dos millones de dólares, en billetes de cinco, 10, 20 y 50, salieron
de México y llegaron a Panamá en tránsito hacia Colombia. Los funcionarios de Aduana también explicaron que
la plata había sido embarcada en la provincia de Veracruz, México, por una compañía constructora y de
suministros industriales y que fue consignada en Panamá a una empresa de servicio de envíos rápidos,
Express Service Cargo, que opera en la zona libre de Colón.
Los organismos de seguridad han podido establecer que Ramírez López hace parte, como accionista con una
participación del 50 por ciento, de dos empresas colombianas. Se trata de Inversiones Aristizábal y Ramírez
Ltda., que a su vez es socia de Constructora La España. Esta última hace parte de un proceso de extinción
de dominio dentro de la operación denominada 'Tropical I'. Según indicaron las autoridades colombianas, los
socios de estas empresas mantenían estrechos vínculos de amistad y negocios con Luis Enrique Ramírez
Murillo, alias 'Miky', detenido y procesado por la justicia colombiana por el delito de narcotráfico y
enriquecimiento ilícito.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.