Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2007/04/28 00:00

Con la moral por el suelo

Se han incrementado las deserciones, capturas y muertes de los mandos medios de las Farc. Una tendencia silenciosa que puede tener gran significado militar en el futuro.

Con la moral por el suelo

Los últimos meses han sido importantes para las Fuerzas Militares. La ofensiva militar sostenida ha empezado a rendir un fruto muy esperado: desmovilizaciones de mandos medios de las Farc. Las deserciones de jefes de compañías y de frente van en una tendencia ascendente, lo que es muy importante si se quiere debilitar definitivamente las estructuras. En primer lugar, porque son estos quienes realmente dirigen la guerra en el campo de batalla, tienen mando sobre grupos entre 70 y 150 combatientes y son hombres con una antigüedad que supera los 10 años en la guerrilla. Es decir, han recibido capacitación y, además de ser buenos con las armas, suelen tener mayor capacidad política y de relación con la comunidad, que los guerrilleros rasos.

'Polo' es uno de ellos. Desertó el año pasado siendo uno de los jefes del frente primero de las Farc, que actúa en Guaviare y Amazonas. Después de 15 años en la guerra, de 12 cursos de instrucción política, de tener bajo su mando a 150 hombres, decidió huir por la selva durante 18 días, hasta cruzar la frontera con Venezuela. Como jefe había vivido una época dorada en la que disfrutaba de privilegios. "Tenía carro, dinero, me emborrachaba, comíamos como si estuviéramos en Bogotá, y no tenía que ir a combate". Pero la ofensiva oficial cambió drásticamente su estilo de vida. "En 2002 sólo en mi área recogíamos 7.000 millones de pesos mensuales de la coca. El año pasado, apenas llegábamos a 15. Las dificultades para conseguir alimentación y medicinas se hicieron apremiantes. En una ocasión tuvimos que recorrer el río Apaporis a punta de canalete porque no teníamos gasolina. Para comer tuvimos que sembrar nosotros mismos el plátano y salir a pescar, dice. La situación apremiante le fue quitando el ánimo. Hacía dos años estaba buscando la oportunidad de salir. Apenas la tuve, lo hice", recuerda.

Desde su salida, la compañía que dirigía no ha podido recuperarse. Catorce de sus antiguos subalternos siguieron su ejemplo y se fugaron de la guerrilla. En general, la cifra de deserciones de guerrilleros aumenta cada día. Mientras en 2002 se registraron 42 de estas, en 2006 hubo 1.101. Y en lo que va corrido del año se han presentado 327 sólo de las Farc. En promedio tres cada día. Aunque la guerrilla sigue reclutando, es difícil que el ritmo de incorporaciones compense el de las fugas. En particular porque formar cuadros es una tarea de años.

Las deserciones no son la única vena rota que tienen las Farc. Desde 2002 hasta la fecha, han muerto en combate o han sido capturados 164 mandos medios. De los cuales dos eran miembros del Estado Mayor Conjunto: 'Simón Trinidad' (capturado) y 'Juan Carlos', comandante del Bloque Magdalena Medio, muerto en combate el año pasado. En el mismo lapso han muerto o han sido capturados 25 jefes de frente, que son considerados los 'tenientes coroneles' de la guerrilla, y 95 jefes de compañía, que son equivalentes a 'capitanes'. Lo interesante es que mientras en 2002 sólo murieron en combate cuatro de estos mandos medios, y fueron capturados otros cuatro, en 2006 se llegó a 29 bajas y 37 capturas de guerrilleros considerados de la oficialidad de las Farc.

Obviamente, hay muchos de estos mandos medios que han escapado a las ofensivas. Durante más de un año se han hecho operaciones sostenidas en el Eje Cafetero para capturar a la temida 'Karina'. No se ha logrado el objetivo pero, gracias a estas operaciones, se consiguió desenmascarar a 'Mateo', el famoso líder comunitario de Medellín, militante de las Farc, que se había infiltrado en la junta directiva de las Empresas Públicas. Lo mismo ha ocurrido en los Montes de María, donde la Armada, tratando de cercar a 'Martín Caballero', dio con el paradero del hoy ministro de Relaciones Exteriores Fernando Araújo.

Aunque la agenda del país ha estado copada por el tema de la para-política, no hay que olvidar que la guerra sigue su curso. Y que el escenario táctico de esta puede estar cambiando, aunque los resultados no sean espectaculares ni de corto plazo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.