26 agosto 2011

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Conceden casa por cárcel a alias 'el Cebollero'

JUSTICIAEl juzgado primero penal de Medellín tomó la decisión al considerar que Alirio de Jesús Rendón sufre problemas coronarios y debe permanecer en su casa. Ministro de Defensa y director del DAS cuestionan la decisión.

Conceden casa por cárcel a alias 'el Cebollero'. Alias 'el Cebollero'.

Alias 'el Cebollero'.

Foto: Archivo Semana.

En julio del 2010 Jesús Rendón Hurtado alias 'el Cebollero' estuvo cerca de salir de la cárcel de no haber sido porque el Habeas Corpus que permitiría su excarcelación  fue negado por un juez laboral de Medellín. Sin embargo este viernes, a más de un año del fallido intento, se conoció que el juzgado primero penal de la capital de Antioquia le concedió detención domiciliaria al considerar los argumentos de la defensa que señaló que el hombre sufre problemas coronarios y por lo tanto debe permanecer en su casa.
 
La decisión judicial dice que Rendón Hurtado debe permanecer las 24 horas del día en su residencia, y su estado de salud será constatado cada tres meses. Actualmente se encuentra recluido en el pabellón de alta seguridad de Palmira, pero desde hace algunos días se encontraba en la cárcel de Itagüí, por solicitud de la misma autoridad judicial que profirió la medida, para atender diligencias propias de su proceso. 
 
La decisión fue duramente cuestionada por el alto gobierno. El ministro de Defensa, Rodrigo Rivara, se preguntó en su cuenta de Twitter si "se puede doblegar el crimen así". Por su parte, el director del DAS, Felipe Muñoz, expresó a los medios que "es francamente desalentador que un presonaje con estos antecedentes reciba beneficios judiciales".
 
Según el documento enviado a la Dirección del Establecimiento de Itagüí, el INPEC podrá realizar el traslado del interno, tan pronto se compruebe que no tiene requerimientos adicionales por parte de otras autoridades.

Antecedentes
 
Alias 'el Cebollero' llegó a ser considerado por las autoridades como el sucesor de Don Berna. Su captura se dio en el año 2008 en el barrio el Poblado de Medellín a manos de agentes de Policía. En ese momento Jesús Rendón Hurtado era una de las personas más buscadas en el occidente del país, acusado de ser cabecilla de la Oficina de Envigado.
 
Por información que permitiera ubicar a ese hombre, con orden de captura por concierto para delinquir, las autoridades ofrecían hasta cincuenta millones de pesos. Según el entonces ministro de Defensa Juan Manuel Santos, el operativo se realizó luego de ocho meses de investigación y gracias a los seguimientos que le hicieron a la esposa de Rendón Hurtado.

Rendón pasó a ser fugitivo en marzo del 2007 cuando 26 fiscales de la Unidad de Derechos Humanos capturaron a 21 miembros de bandas criminales en el Valle de Aburrá, pero no pudieron dar con el paradero de Rendón.
 
Actualmente se encuentra recluido en el Pabellón de Alta Seguridad de Palmira, pero desde hace algunos días se encontraba en la cárcel de Itagüí, por solicitud de la misma autoridad judicial que profirió la medida, para atender diligencias propias de su proceso. 

Según el documento enviado a la Dirección del Establecimiento de Itagüí, el INPEC podrá realizar el traslado del interno, tan pronto se compruebe que no tiene requerimientos adicionales por parte de otras autoridades, lo que ya se corroboró. 'El Cebollero' salió del centro de reclusión el viernes en la noche.

La historia de 'el Cebollero'
 
Era un pequeño comerciante que llegó hace poco más de 20 años a la plaza mayorista de Itagüí, el mayor centro de abastos de Antioquia. A finales de los años 90, esa plaza era un territorio de disputa entre guerrilleros, paramilitares y bandas de delincuencia común. Entonces Rendón promovió la creación de una empresa de vigilancia privada con 50 muchachos y un departamento de seguridad.

Según testimonios de varios comerciantes, cuando Rendón manejó la plaza, no se volvieron a cometer homicidios, secuestros ni extorsiones. Pero la Policía recibió frecuentes denuncias sobre arbitrariedades cometidas por los hombres de Rendón. "Él maneja la seguridad y desde allí presiona todo el comercio, al punto que los productos se los ofrecen a él para que les ponga precio a la carga. También hemos recibido denuncias de que sus hombres encierran en las bodegas a quienes no se someten a estas reglas", le relató en el año 2006 un oficial de la Policía a Semana.
 
Las quejas recurrentes de lo que pasaba en la Plaza, hicieron que la fuerza pública realizara en el 2005 un inmenso allanamiento en las instalaciones, pero finalmente encontraron todo en regla. "Las autoridades tenían información errada y ellos mismos se dieron cuenta. Lo que nosotros hemos hecho es organizar a la gente, y somos un ejemplo para el resto del país. Aquí no se le prohíbe la entrada a nadie, pero protegemos a los comerciantes formales que pagan impuestos" dijo Rendón a Semana después del allanamiento (en el 2005).
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad