Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/18/2013 12:00:00 AM

Enredada condena contra Hipólito Moreno

El impedimento de dos magistrados del Tribunal Superior de Bogotá dejó en el congelador la suerte del exconcejal.

Las noticias alrededor de lo que se conoce como el ‘carrusel de la contratación’ no paran. Es el caso de la condena contra el exconcejal Hipólito Moreno, que al término de este año aun no queda en firme.
 
La razón: una apelación de la Procuraduría y las víctimas que no estuvieron de acuerdo con la condena a seis años de casa por cárcel que un juez le dio a excabildante por haber incurrido en los delitos de cohecho e interés indebido en la celebración de contratos. Todo por haber participado de manera irregular en la adjudicación del famoso contrato de la red de ambulancias para el Distrito por 67.000 millones de pesos que entregó a dedo la Secretaría de Salud.
 
La corta condena se derivó de un acuerdo al que llegó Hipólito Moreno y la Fiscalía a cambio de que el otrora poderoso concejal colaborara con los fiscales contando todo cuanto sabía acerca del ‘carrusel’. La apelación llegó al Tribunal Superior de Bogotá quien echó para abajo la condena y señaló que la Fiscalía debió imputar el delito de contrato sin cumplimiento de requisitos.
 
Luego el exconcejal, mediante una tutela interpuesta ante la Corte Suprema de Justicia, logró que se devolviera el proceso a los mismos magistrados para que analizaran de fondo la decisión de tumbar todo lo actuado en su contra.
 
Semana.com conoció un documento de siete páginas radicado por los magistrados Alberto Poveda Perdomo y Ramiro Riaño Riaño ante la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá en donde solicitan apartarse del proceso puesto que ya lo conocieron en primera instancia.

“Es conveniente la separación del conocimiento de ese asunto con el fin de salvaguardar el principio de imparcialidad, pues ninguna garantía ofrecería que la decisión de segunda instancia fuese adoptada con la participación de quien ya se había pronunciado en torno al asunto sentando su criterio jurídico, previo análisis y valoración probatoria”, se lee en el documento.
 
“El impedimento se estructura a partir de la participación de los suscritos magistrados en el proceso seguido contra Hipólito Moreno Gutiérrez, lo cual generó una intervención de fondo que implicó la revisión o constatación de la evidencia y de los elementos materiales probatorios aportados a la actuación”, señala el documento.
 
Igualmente los magistrados Poveda y Riaño pusieron de presente que tienen en su poder las pruebas contra Hipólito Moreno sustentadas básicamente en testimonios de los contratistas Emilio Tapia y Julio Gómez, los cuales señalan cómo fue la relación del entonces concejal con la contratación en Bogotá. Por lo cual ya tienen un conocimiento previo de todo el proceso.
 
¿Quién decide este complejo asunto? El magistrado del Tribunal Superior de Bogotá Luis Fernando Ramírez, quien es el tercer integrante de la sala de magistrados. Él tendrá en su poder la decisión de aceptar o no estos impedimentos.
 
De esta manera, la condena contra uno de los cabildantes que más daño le hizo a las finanzas distritales queda en el limbo hasta el año entrante.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.