Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2015/11/10 14:18

Concejales dejan en manos de Peñalosa el futuro del metro

Financiera de Desarrollo Nacional suspendió el convenio mientras se conoce la propuesta del alcalde electo.

Concejales dejan en manos de Peñalosa el futuro del metro Foto: Archivo particular

A lo largo de la campaña electoral, Enrique Peñalosa insistió que el metro debería ser elevado. Los estudios subterráneos de la primera línea, que adelantó la actual administración de Gustavo Petro, nunca lo convencieron.

Los pronósticos de los críticos de Peñalosa se están cumpliendo. El electo alcalde, sin haber hecho algún pronunciamiento oficial, consiguió posponer la puesta en marcha de este sistema masivo de transporte.

Este lunes la Financiera de Desarrollo Nacional aceptó la propuesta del nuevo mandatario para que se revise el proyecto y suspendió el convenio de estructuración del proyecto metro. La noticia desató una verdadera controversia este martes.

El alcalde Gustavo Petro fue el primero en reclamar por la decisión. En Twitter llamó a organizar un movimiento cívico para que se mantengan los estudios ya elaborados. El Instituto Desarrollo Urbano (IDU) también denunció que la decisión de suspender el convenio “no surtió etapas de validación por parte del comité interinstitucional”, en otras palabras, que no se había analizado el tema.

Pero otra cosa se piensa en el Concejo de Bogotá, donde se sumaron a la controversia. Allí, cabildantes afines o no a la entrante administración de Peñalosa coincidieron en que este no es el tiempo para aceptar las presiones del alcalde Petro. Para ellos, es razonable que se dé un compás de espera y que salga una iniciativa de calidad. 

Varias de las bancadas están en línea con la propuesta de Peñalosa. El concejal del MIRA Jairo Cardozo aseguró que la decisión de la FDN es razonable: “Peñalosa propuso el metro para Bogotá con modificaciones a los estudios (…) y él ganó con esa propuesta, hay que esperar a que él se posesione para saber cuáles son los cambios”.

Que sea la nueva administración la que decida. Así lo dice la concejala del Partido Liberal María Victoria Vargas, que indicó que “esperemos qué planteamiento hará el nuevo gobierno el cual en campaña planteó que fuera aéreo, pero eso hay que analizarlo y mirar si los estudios que se han hecho sirven”.

De la misma opinión es el concejal de la Alianza Verde Antonio Sanguino, que espera que la decisión de la Financiera Nacional no signifique meter en el congelador de manera indefinida la obra del sistema masivo.

“Es razonable dar un compás de espera hasta el primero de febrero (2016) y mirar si es viable –manteniendo el trazado- que algunos pedazos del tramo se pueden hacer por la superficie”, aseguró.    

Para otros existe una presión política de parte del alcalde Petro quien quiere que se mantenga su propuesta porque aspira con ella a ser elegido presidente de la República, señaló la concejala peñalosista Lucía Bastidas. “Si nos embarcamos en la maqueta de Petro del metro subterráneo nos meteríamos en un incertidumbre financiera y de tiempo, no sabemos cuánto va a costar finalmente”.

El Gobierno a través del ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ya dijo que esperaba una revisión de la propuesta para bajar costos. Lo cierto es que el Gobierno aprobó el Confis (que da el aval fiscal) por 9,65 billones para el metro de Bogotá.

Solo a principios del 2016 se conocerá cual será la suerte del anhelado proyecto, que se ha postergado por décadas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.