Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/29/2014 12:00:00 AM

¿Por qué se hundió el proyecto de cobros por congestión?

El Concejo de Bogotá hundió el proyecto argumentando que la ciudad no estaba preparada para asumirlo.

Este martes la Comisión de Presupuesto del Concejo de Bogotá hundió el proyecto de los cobros por congestión presentado por el exalcalde (e) Rafael Pardo. La iniciativa del Distrito pretendía resolver el grave problema de movilidad que sufre en Bogotá a través de una mecánica simple: en unas zonas de la ciudad se cobraría una tarifa para entrar con carro particular.

El concejal del Partido Verde Édward Arias lideró con éxito la ponencia negativa, la cual sugería archivar el proyecto argumentando que no era pertinente tomar una decisión tan importante para la ciudad en este momento.

"No puedo dejar de reconocer que esta sería una medida que aportaría a la generación de recursos importantes para la ciudad que beneficiarían la movilidad y la eficiencia en la prestación de un servicio que tanto demandamos los bogotanos. Sin embargo, ante la situación actual de la ciudad, el cobro de un nuevo tributo no es la mejor manera de recuperar la confianza en una institucionalidad que, como la Distrital, ha sido tan golpeada en los últimos meses", argumentó el cabildante.

Cabe recordar que, poco después de que Gustavo Petro fue elegido alcalde, el mandatario dijo que la medida pico y placa debía ser reemplazada gradualmente por un modelo de cobros por congestión.

"El cobro en zonas de congestión debe ir de la mano con un sistema multimodal de transporte que satisfaga la demanda para desestimular así el uso del carro particular. Es un grave error pensar que un solo modo de transporte va a mejorar los problemas de movilidad de la ciudad. Es necesario instrumentar en nuestras vías, además de los articulados de Transmilenio y los buses de transporte público, el metro ligero, el tranvía, el cable y la bicicleta", explicó el alcalde.

La Comisión de Presupuesto hundió el proyecto con ocho votos contra tres. Los dos cabildantes que presentaron ponencia positiva fueron los concejales progresistas Diego Ramiro García y Diana Alejandra Rodríguez, quienes proponían continuar con la discusión y no hundir el proyecto de inmediato.

Aunque fue una propuesta interesante, que obligaba a las personas a usar transportes alternativos para descongestionar las vías de Bogotá, en pocas palabras, el proyecto se hundió porque para el Concejo, la capital no está preparada para este tipo de cobros, porque el sistema de transporte masivo no funciona el 100 % y las personas no pagarían ese impuesto justamente.

Otro de los argumentos del cabildante Arias es que devolverles la credibilidad a los ciudadanos implica garantizarles el cumplimiento de proyectos como los contemplados en el Plan Maestro de Movilidad, expedido en el 2006, en el cual se contempla, entre otras, la construcción de las líneas del metro, troncales de buses, lineas de tranvía, rutas alimentadoras.

En pocas palabras, en el recinto se habló sobre los importantes retos que asumió la Administración para incentivar a los ciudadanos a usar el transporte público, que contribuyan al mejoramiento de la malla vial, a la ampliación de la infraestructura para facilitarles a las personas el uso de medios no motorizados. “No podemos seguir improvisando medidas”, aseguró el concejal que ganó con su ponencia negativa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.