Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/18/2017 9:55:00 PM

El acuerdo al que llegaron Robledo y Martínez

SEMANA conoció la conciliación entre estos dos pesos pesados. El fiscal retiró la querella y dejó la prueba de que no era cierto que él fuera asesor de Navelena. El senador no se retractó.

Hasta hace unas horas, Néstor Humberto Martínez y Jorge Robledo mantenían una pelea irreconciliable. La disputa entre ambos llegó a tal punto que el fiscal había denunciado al senador por injuria y calumnia. El caso no tenía antecedentes. Ninguno de los altos funcionarios a cargo del búnker había llevado una controversia con un parlamentario hasta los estrados judiciales. Sin embargo, el tono y el contenido del debate verbal que sostenía el fiscal con el ahora candidato presidencial llegó a ese nivel.

El martes en la mañana, ambos pesos pesados fueron citados a la Corte Suprema de Justicia. La diligencia era de trámite y se anticipaba que no pasaría nada. Era bastante improbable que los dos, en posiciones tan opuestas, pudieran llegar a un acuerdo. Sin embargo, ese escenario impensado se concretó.

Puede leer: Fiscal y Robledo conciliaron pero "amanecerá y veremos"

Robledo llegó al Palacio de Justicia en medio de algarabias y tambores. Las redes sociales también estaban a su favor.  El senador del Polo Democrático arribó enérgico. A la entrada del recinto aseguró que esperaba que Martínez le cumpliera la cita a la Justicia. Al poco tiempo el fiscal llegó.

Martínez y Robledo hablaron en un ambiente de cordialidad. Aunque la conversación se extendió por horas, el senador y el fiscal le pusieron punto final a su controversia,al menos en lo jurídico. En el acuerdo que quedó consignado en un sencillo documento de una página quedó claro el mensaje: “Hemos llegado a un acuerdo”.

El primer punto era que el fiscal retiraba su querella contra el senador. Robledo celebró como una victoria ese hecho. En varios trinos aseguró que lo veía como un triunfo de la democracia del país. Con megafono en mano a la salida del Palacio de Justicia dijo que esto había sucedido "sin ningún condicionamiento de su parte". Luego en el programa radial Hora 20 agregó que la "conciliación no significa que hayan desaparecido los desacuerdos con el fiscal" y aclaró que aunque en el documento quedaron claros los argumentos de Martínez eso no significa que este "aceptando su teoría". 

Le recomendamos: Robledo y fiscal Martínez: la batalla jurídica por el buen nombre

Aunque este se convirtió rápidamente en la primera plana de todos los medios, no fue lo único que conversaron en las horas que estuvieron ante la Corte Suprema. Martínez y Robledo también hablaron del fondo de la controversia por cuenta del escándalo de Odebrecht. Como se sabe Robledo ha pedido que el fiscal se aparte de la investigación de Odebrecht por un supuesto conflicto de interés. 

Pero había un punto muy específico por el cual estaban ambos sentados ante la justicia. Se trataba de dos tuits con afirmaciones del senador que habían llevado al fiscal a denunciarlo por injuria y calumnia. La primera la había hecho Robledo el pasado 16 de febrero. “Martínez Neira Abogados –del fiscal- es asesor legal de Navelena Odebrecht en crédito en mora en Banco Agrario. Grupo Aval es banco de inversión”.

A la conciliación el jefe del ente acusador llevó un documento que probaba que la afirmación no se ajustaba a la realidad. Se trataba de una certificación expedida por José Barragán Holguín, representante legal de Navelena S.A.S.  “No, Néstor Humberto Marínez Neira y/o su antigua firma profesional Martínez Neira Abogados no participaron de alguna manera en el trámite para la obtención del crédito sénior u ofrecieron al Banco Agrario un concepto legal o asesoría de cualquier tipo de cuenta de Navelena”, dice el documento.

En contexto: "No tengo ninguna de las 15 investigaciones de Odebrecht": Fiscal General

En la conciliación que firmaron quedó escrito que la afirmación de Robledo había tenido sustento. El senador había recogido una certificación del vicepresidente financiero del Banco Agrario cuyo contenido no correspondía a lo que había sucedido. El documento firmado el martes agrega que en el curso de la audiencia el fiscal “tuvo la oportunidad de hacerle entrega al querellado (Robledo) los documentos emitidos por el presidente del Banco Agrario y el presidente de Navelena que dicen todo lo contrario”.

Martínez y Robledo también pudieron hablar de otro tuit que contenía una afirmación que el senador no había dicho. En un trino quedó consignado que el líder el Polo Democrático aseguró que “el fiscal es corrupto y está descompuesto”. La frase resultó ser una mala interpretación de una entrevista. Si bien el senador ha hecho criticas duras al fiscal, en la audiencia dijo que esa frase no salió de su boca.  Para eso había pedido la grabación de de sus declaraciones y al corroborar que sus palabras no fueron esas, pidió al medio ajustarlas a la realidad.

Puede consultar: “Las explicaciones del fiscal frente a Moreno son amañadas": Robledo

Así, en una mañana, el fiscal y el senador llegaron a un acuerdo. En un ambiente de crispación política como el que se vive hoy, muchos ven en ambos un buen ejemplo. El fiscal dejó saber a los magistrados de la Corte Suprema que había decidido acudir a ellos con la expectativa de resarcir su honor frente a acusaciones que no son verdad y que luego del diálogo franco que tuvo con el senador consideraba que no había necesidad de ir más lejos. Robledo, por su parte, ha dejado claro que él no dio marcha atrás y aseguró que lo único que conciliaron fue que Martínez retirara la denuncia. Para Robledo la denuncia era una afrenta a la inviolabilidad que deben tener las opiniones de los congresistas en los debates públicos. 

En términos reales lo que pasó no significa una retratactación de ninguno de los dos. Y se podría decir que la controversia sigue, pero que ambos protagonistas del país dejaron en el aire una paz imperfecta. El episodio, eso sí, se convirtió en un ejemplo más del arma de doble filo que son las redes sociales y del efecto que tienen los trinos hoy en la política.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.