Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/20/2012 12:00:00 AM

Condenado exfuncionario del Incora por beneficiar paramilitares

Ernesto Martín Gámez fue investigado por haber entregado terrenos en Magdalena a integrantes de las autodefensas.

Por los delitos de concierto para delinquir, falsedad ideológica y material en documento público y falsedad personal fue condenado a una pena de cinco años y un mes Ernesto Martín Gámez, excoordinador del grupo del Incora de Plato, Magdalena, de acuerdo a sentencia proferida por un juez penal de Santa Marta.

La condena obedece a la investigación adelantada por la Fiscalía que estableció que el exfuncionario desde su cargo prestó su colaboración para que Rodrigo Tovar Pupo, alias 'Jorge 40', adquiriera predios a través de testaferros.

Conforme consta en las escrituras, en 1991 el Incora adquirió esos terrenos para luego dividirlas en las llamadas unidades agrícolas permanentes. No obstante, para 1997, los beneficiarios fueron obligados a abandonar los predios ante las presiones de los grupos paramilitares.

Los terrenos que fueron parcelados son conocidos como El Encanto y Bejuco prieto, del municipio de Chivolo, Magdalena, a los cuales durante 2002 y 2003 les revocaron los títulos de propiedad y se hicieron las nuevas adjudicaciones a los testaferros de Tovar Pupo.

El listado completo de los nombres de los nuevos propietarios apareció en unos documentos que fueron hallados en una caleta de las autodefensas ubicada en el municipio magdalenense de San Ángel y allí también estaba relacionado el nombre del hoy condenado quien durante la diligencia judicial se acogió a sentencia anticipada.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.