Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/30/2013 12:00:00 AM

Los siete años de cárcel que le esperan a ‘HH’

Hébert H. Veloza García oyó desde una cárcel en EE. UU. la sentencia por sus actos como paramilitar.

Desde una austera sala en una cárcel de Nueva York (Estados Unidos) Hébert H. Veloza García, alias ‘HH’, oyó la condena de siete años de cárcel como pena alternativa proferida por el Tribunal de Justicia y Paz en Colombia.

El exparamilitar extraditado en el 2009 y quien fue en comandante del Bloque Bananero de las Autodefensas, ha confesado más de 3.000 actos violentos duran los años que permaneció en el grupo armado ilegal.

Según el primer fallo de este tipo en contra de Veloza, el exparamilitar se hace merecedor de una pena de 40 años de cárcel, pero por tratarse de un postulado a Justicia y Paz, la ley lo cobija con una pena alternativa de siete años de prisión. El magistrado del caso aclaró que no se le da el máximo de la sentencia para estos casos, ocho años, porque se trata de una condena parcial, pues aún en su contra hay una serie de hechos por resolver.

El Tribunal le abonó a ‘HH’ el hecho que se desmovilizara y “contribuyera a la paz del país”, colaborara con las investigaciones, confesara sus delitos y aportara bienes para reparación a las víctimas.

También se destacó en la lectura de la condena, que duró más de cinco horas, que gracias a las confesiones del exjefe paramilitar se han podido abrir 25 investigaciones en contra de funcionarios, miembros de la fuerza pública y empleados de bananeras.

Durante el fallo por 88 actos cometidos por el exparamilitar se recordó que Veloza, nacido en San Luis de Cubarral (Meta), fue involucrado en el mundo de las autodefensas por los hermanos Castaño Gil, debido a su conocimiento de la subversión. Desde entonces se convirtió en un temido hombre que no ha tenido reparo en aceptar luego de su captura todos sus actos violentos, especialmente en la región de Urabá, entre los que hay varios contra sindicalistas.

‘HH’ fue condenado por los delitos de concierto para delinquir; fabricación, porte y tráfico de armas; utilización de uniformes e insanias, de menores; actos de terrorismo, de barbarie; secuestro de persona protegida; homicidio en persona protegida; desaparición forzada, y hurto agravado.

El exjefe paramilitar tiene 222 investigaciones en su contra, 42 sentencias condenatorias, 42 procesos en sentencia anticipada y es sindicado de diversos actos que siguen en indagación por la justicia colombiana.

El 3 de abril del 2007 fue capturado en Antioquia y tres meses después Estados Unidos solicitó la extradición por el delito de narcotráfico, el 31 de julio del 2008 se dio el aval para su entrega a ese país, pero el Gobierno ordenó aplazar seis meses el trámite, hasta que el en el 2009 se produjo su desplazamiento a la nación norteamericana para que respondiera por los cargos en su contra.

Una vida en el paramilitarismo

Alias ‘HH’ nació como paramilitar en 1994 e ingresó a las nacientes autodefensas fundadas por los hermanos Carlos y Vicente Castaño. Según publicó SEMANA, en ese mismo año fue enviado a la zona de Urabá, con la misión de disputarles a las FARC esa región estratégica. A sangre y fuego, Veloza rápidamente consolidó municipios estratégicos para los paramilitares, como Turbo y Apartadó.

En cuestión de meses consiguió por medio de una estela de masacres y miles de desplazados convertir Urabá en un fortín clave para los paramilitares. Desde su ingreso a los paras siempre estuvo al lado de Vicente Castaño, al punto de que se convirtió en su mano derecha. Veloza fue el comandante del temible Bloque Bananero con influencia en toda la zona de Urabá y debido a sus 'logros' fue encargado del Bloque Calima, con influencia en los departamentos de Valle y Cauca.

Veloza hizo parte del Estado Mayor de las Autodefensas y durante años siempre estuvo en las decisiones fundamentales que tomaba la cúpula de los paramilitares. Es uno de los jefes más antiguos y poderosos de las AUC y conoce como pocos los oscuros secretos de los paras.

En el 2004 fue uno de los primeros en desmovilizarse, junto con un ejército de más de 1.000 hombres. Pero meses después, al igual que Vicente Castaño, decidió no presentarse ante las autoridades cuando el entonces presidente Álvaro Uribe ordenó que los paras deberían estar concentrados en La Ceja (Antioquia) y más tarde en la cárcel de máxima seguridad de Itagüí. Esa decisión hizo que el Gobierno anunciara que Veloza había perdido los beneficios concedidos por la Ley de Justicia y Paz.

Después de permanecer durante meses en la clandestinidad, fue capturado. El 5 de marzo del 2009 finalmente fue extraditado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.