Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/5/2017 10:59:00 AM

Madres de las víctimas del ‘monstruo’ de Monserrate no consideraron justa la condena

Durante la audiencia que se adelantó en Paloquemao, Freddy Armando Valencia aseguró haber asesinado a 16 víctimas y enterrado sus cuerpos a un lado de su casa en los cerros orientales. Víctimas apelaron el fallo del juez.

Durante dos años, Freddy Armando Valencia Vargas frecuentó barrios marginales de la ciudad de Bogotá en busca de mujeres que estuvieran dispuestas a acompañarlo hasta su choza a cambio de una dosis de droga y un pedazo de comida. Lo que no esperaba, era que una de estas mujeres se mudaría junto con su marido, sus hijas y su perro a un vivienda improvisada cerca de la suya y que sería el animal el que finalmente lo delataría.

Valencia Vargas encontró a la mascota escarbando entre las pilas de escombros y basura en donde escondía los cadáveres de sus víctimas e incómodo con este hecho, amenazó al esposo de Ana Viviana Puentes.

- Créanme, no les va a gustar lo que van a encontrar en la basura, váyanse porque les podría pasar algo grave, dijo en el momento.

Después de este incidente, la familia se mudó a un terreno ubicado unos metros más arriba de la loma e informó del incidente a la Policía, que descubrió los cuerpos enterrados.

También puedes leer: la baja condena para el monstruo de Monserrate

Estos hechos se dieron a conocer en la audiencia de imputación de cargos que concluyó el miércoles en los juzgados de Paloquemao. Allí, el juez segundo penal del circuito de Bogotá condenó al asesino a 36 años de prisión por el delito de homicidio agravado, debido a la condición de indefensión en la que se encontraban sus víctimas.

En el transcurso de la audiencia, Valencia no mostró señal alguna de arrepentimiento. Al momento de identificarse no tuvo ningún problema y se le notó muy tranquilo cuando la Fiscalía y el Ministerio Público solicitaron que se le impusiera una pena de 60 años.

A unos pocos pasos de distancia, estaban las madres de las víctimas reclamando justicia por la muerte de sus hijas. Ante las cámaras de televisión, presentaron las fotografías de seis de ellas. De los diez cuerpos encontrados, ocho mostraron señales de haber sido violentados, seis han sido reconocidos y otros dos faltan por identificar.

De acuerdo con lo que declaró el asesino en serie en una ocasión, su vida delictiva comenzó en las calles junto con las drogas. Una vez que se mudó a los cerros orientales, comenzó a buscar mujeres vulnerables en sectores deprimidos para invitarlas a convivir con él, hasta que asesinó a la primera de entre ellas en 2011. Sus víctimas se distinguían por haber abandonado sus hogares hace ya varios años, por lo que sus familias no tenían conocimiento sobre su paradero y ninguna tenía edad superior a los 30.

Te puede interesar: Exclusivo: el monstruo de Monserrate se confiesa

A través de regalos y atenciones, Valencia Vargas se ganaba su confianza y las convencía de irse a vivir con él. Era en este momento cuando trataba de mantener relaciones sexuales con ellas y ante la negativa, reaccionaba de manera violenta y atentaba contra la vida de sus visitantes, afirmó en la audiencia. Los estudios de los investigadores de la SIJIN confirmaron que las principales causas de muerte eran asfixia y estrangulamiento.

A pesar de que el homicida aceptó los cargos desde que fueron formulados, en un primer tiempo rechazó haber mantenido relaciones sexuales con los cadáveres de sus víctimas, lo que fue posteriormente desmentido por la Fiscalía.

Esto generó serias dudas sobre su salud mental, pero los análisis psiquiátricos determinaron que en el momento de los hechos, Freddy Armando Valencia Vargas tenía conocimiento y voluntad sobre sus actos, lo que lo hacía imputable en la fecha del crimen.

Debido a su colaboración con la Justicia, Fredy Valencia vio su pena rebajada de los 60 años de cárcel inicialmente solicitados por la Fiscalía a una condena de 423 semanas, lo que provocó que tanto la parte demandante como el acusado apelaran el fallo del juez. Hasta el momento, sólo han sido hallados 10 cadáveres, de las 16 mujeres que el monstruo de Monserrate aseguró haber asesinado.

Recomendamos: A juicio el ‘monstruo’ de Monserrate

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.