Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/21/2014 12:00:00 AM

Conjurado paro de Cali: hablan los protagonistas

Tanto las autoridades locales como los transportadores, lamentan que se hayan infiltrado vándalos al paro y hayan dañado el patrimonio caleño.

Luego de los disturbios el miércoles y el jueves en Cali debido al paro de conductores, las autoridades militarizaron las principales arterias viales de la capital vallecaucana para garantizar la movilidad.

En la tarde de este viernes el alcalde Rodrigo Guerrero y el secretario de Tránsito de Cali, Alberto Hadad, llegaron a un acuerdo con los conductores para levantar el paro y que estos puedan seguir prestando el servicio en las zonas autorizadas. 

Según voceros de los conductores, el compromiso al que se llegó es que podrán seguir prestando el servicio hasta que el MIO incorpore el lote automotor que hace falta para garantizar un buen servicio de transporte a los caleños.

Este viernes las personas que viven en las zonas de ladera de la ciudad se encontraban represadas esperando transporte y la empresa Recreativos, una de las pocas que llega a barrios como Terrón Colorado, no estaban prestando servicios.

Solo algunos buses de Bretaña y Río Cali se encontraban en servicio y en la troncal oriente del MIO - una de las más afectadas- en la mañana no funcionaban las estaciones Amanecer, Troncal Unida y Nuevo latir.

El saldo de buses del MIO dañados ha sido impresionante, lo que tiene preocupados a la Administración municipal y al gobierno nacional, quien en cabeza del viceministro de Transporte, Nicolás Estupiñán, el jueves presenció lo que se vive en Cali.

Semana.com habló con uno de los voceros de los conductores y con Alberto Hadad, secretario de Tránsito de Cali.

“Recogeremos firmas para revocar al alcalde”

“Este paro no era sólo de los conductores de Cali, era de la comunidad de los estratos 1, 2 y 3 porque el alcalde Guerrero gobierna solo para los estratos 4, 5 y 6”, afirmó Fabián Arias vocero de los conductores y perteneciente a la empresa Papagayo.

Arias indicó que el paro fue legítimo y que protestaban por su derecho fundamental al trabajo. De igual manera comentó que los usuarios tienen derecho a elegir en qué transportarse. Aunque el paro ya se levantó, se hizo un importante anuncio: “Vamos a reunir firmas para revocar al alcalde. La gente del distrito nos apoya y ellos son mayoría, en la tarde de este viernes empezamos a recoger las firmas en Aguablanca, en Floralia y en Los Alcázares, y poco a poco avanzaremos por toda la ciudad”.

En cuanto a los cuantiosos daños ocasionados al MIO, Arias aseguró que las exigencias de ellos fueron pacíficas, “tristemente hubo infiltrados que empañaron nuestra causa, vándalos que dañan los bienes de los caleños”.

Los conductores aseguran que el transporte masivo no tiene cómo cubrir toda la demanda caleña, razón por la que se ha incrementado el transporte informal . Además argumentan que si no fuera por la ‘piratería’ el caos sería peor.

Otro argumento de los conductores es que al distrito de Aguablanca se le tiene “enredado con rutas de MIO que no suplen las rutas que han sido eliminadas” y en cuanto al préstamo de 90.000 millones de pesos con los que cuenta Cali, dicen que no alcanza sino para pagar las enormes deudas con las que ya venía el masivo.

“Qué culpa tenemos nosotros de la mala administración de Metrocali, si ellos pierden no es culpa de nosotros. Este es un gobierno que no cumple y no es del pueblo, por eso iniciaremos revocatoria. Cali parece una Venezuela chiquita, Guerrero es Maduro y Hadad viene siendo Diosdado Cabello”.

Los conductores además reclaman que Metrocali hace dos años y medio hizo un censo en el que prometieron 15 millones de pesos a cada conductor que quedaría sin empleo y no les han cumplido. “La piratería se ha aumentado porque muchos de los que ahora prestan ese servicio informal son conductores desempleados”.

“No se dará ni un paso atrás”

Desde que empezó labores, Alberto Hadad ha sido víctima de amenazas y por estos días nadie querría tener su trabajo. El secretario de Tránsito de Cali enfrenta una de sus peores semanas.

En diálogo con Semana.com Hadad rechazó y manifestó que como caleño le avergüenza profundamente lo que el país ha visto acerca de lo que sucede en Cali. “Acabaron y paralizaron la ciudad en dos días”.

Con el carácter firme y contundente que lo ha caracterizado aseveró que detrás de esto están las mismas tres personas de siempre, que cada vez que se llega a un acuerdo monetario exigen más y más. “Son socios de operadores del MIO y también tienen rutas de buses trabajando con los mismos recorridos. No quieren soltar el negocio del paralelismo porque es muy rentable”.

El secretario comentó que el actual gobierno caleño ha asumido el costo político, social y de seguridad de muchos problemas que se quieren abordar en la ciudad. “A mí no me cabe una amenaza más, me toca andar muy escoltado y en cuatro días me llegaron 230 tutelas”, aseguró.

La gran apuesta, según dice el funcionario, es sacar adelante el MIO a como dé lugar y aún necesitan chatarrizar 1370 vehículos, pero cuentan con el apoyo del Ministerio de Transporte. “Tenemos 90.000 millones que ya nos giraron para pagar de contado la chatarrización, pero quieren agitar a la ciudad y como no quieren soltar el paralelismo, pues estallaron cuando empezamos a recoger los buses que tenían rutas no autorizadas para circular”, dijo Hadad.

De Bogotá tuvieron que mandar 1.000 unidades policiales para defender la ciudad. “A las 9 de la noche del miércoles el Esmad tuvo que desalojar a los manifestantes. Ya hay 11 personas judicializadas”.

Cuando el paro del jueves avanzaba de manera pacífica se bloquearon los barrios del oeste. “Pusieron a niños y ancianos al frente y luego arrojaron dos papas bombas contra policías a los que literalmente hubo que apagar con extinguidores y a mí me hicieron una asonada”, comentó Hadad.

“Quiero dejarle claro a los caleños y a toda Colombia que aquí no hay ni un paso atrás. No hay más mesas de concertación, llevamos año y medio en el proceso y ellos no cumplen”, añadió.

Alberto Hadad, quien cuenta con amplia experiencia con sistemas masivos en Perú, Chile y Panamá, dijo que la Alcaldía siempre ha estado dispuesta a colaborar y que convenció a los operadores del MIO para que ofrecieran 80 millones de pesos por bus chatarrizado, lo cual le parece un precio justo. Sin embargo, ahora que ya está el dinero, quieren una nueva mesa y pedir más dinero, “ya no me siento más y es una decisión tomada”, comentó de manera categórica.

Los conductores y los ciudadanos se quejan de que el MIO no es capaz de responder a la demanda de los usuarios. Respecto al tema, Hadad asegura que el sistema todavía tiene deficiencias, “hemos sacado las rutas de buses que han sido cubiertas por el MIO, pero en las zonas que no lo están, sobre todo el oriente, no hemos quitado las rutas de los colectivos. Todavía hay rutas válidas que operan, pero hay empresas que solo tenían permiso para una ruta y tenían ocho más funcionando de manera ilegal”. 

En lo que sí está de acuerdo es en que se realice un nuevo estudio para determinar si es necesario ampliar la flota de buses, lo cual él considera normal y asegura que ha ocurrido en muchas ciudades del mundo. "La gente estaba acostumbrada a que el bus los dejara en la esquina de su casa, pero con el crecimiento de las ciudades es imposible que eso siga así, esto no es algo sólo de Cali, pasa en Santiago de Chile, Lima, Panamá, Bogotá".

Un punto que los voceros del paro le critican fuertemente al secretario y al alcalde es que los conductores quedan sin trabajo, lo cual empeora el desempleo en la ciudad y ha obligado a muchos a prestar servicio de transporte pirata. “El alcalde es consciente del tema, tenemos que generar más empleo, y se analizan diferentes estrategias porque la ciudad ha demostrado que va por buen camino y que ha resurgido económicamente. Sin embargo, Cali está en una situación complicada, pues debido a la violencia muchas personas de los departamentos de Nariño, Cauca y Chocó han migrado hacia Cali y eso impone nuevos retos no solo en materia de empleo sino en temas sociales”, finalizó.

Por ahora la situación aparentemente ha vuelto a la normalidad y sólo queda esperar cómo evoluciona el servicio en el MIO. Sin embargo, parece haber llegado una crisis institucional con la idea de posiblemente revocar al alcalde Rodrigo Guerrero, idea en la que según los voceros también contarán con la ayuda logística y de divulgación de los estudiantes de la Universidad del Valle.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.