Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2016/04/05 21:26

El misterio del vehículo oficial que escondía $613 millones

Aunque estaba registrado a nombre del Congreso, allí explican que el automóvil fue rematado en el 2014. El representante Alexánder García certificó que el vehículo no le fue asignado.

Alexander García. Foto: Archivo particular / Twitter: @CANGUAJO

La detención de Luis Javier Rojas Morera este martes en Bogotá, mientras conducía un vehículo aparentemente oficial, en el que transportaba aproximadamente 613 millones de pesos en efectivo, sacudió el Congreso de la República.

El hombre, que las autoridades identificaron como el ‘Flaco’, es miembro de la UTL del representante por Casanare Alexánder García (La U) e hijo de la jefe financiera y de presupuesto del Senado, Magdalena Morera, y, según las autoridades, hacía parte de una organización criminal.

Rojas Morera conducía el automóvil con placas OBH 651, que pertenecía al Congreso y, en principio, se informó que hacía parte del esquema del representante García.

Mientras el ‘Flaco’ era conducido a la audiencia de legalización de captura, en el capitolio se produjeron varias versiones alrededor del vehículo, un Toyota Camry modelo 2011 que terminó en manos del funcionario.

La Cámara de Representantes, a través de su jefe de División de servicios, Luz Amparo Vallejo, certificó que al representante García en ningún momento se le adjudicó un vehículo con esa matrícula. Al congresista le fueron asignados dos vehículos, de placas ZZQ 723 y UUN 333, dos camionetas Toyota suministradas por la Unidad Nacional de Protección.

Uno de esos dos vehículos entró en mantenimiento y para suplirlo le fue otorgado en calidad de préstamo la camioneta de placas OBI 822 y está pendiente su devolución, según el certificado.

Minutos después el presidente del Senado, Luis Fernando Velasco; el secretario, Gregorio Eljach, y la directora administrativa, Astrid Salamanca, coincidieron en informar que el vehículo que conducía Luis Javier Rojas hizo parte del inventario del Senado hasta septiembre del 2014 y revelaron la Resolución 1025 del 1º. de septiembre de ese año, en la cual se autorizó dar de baja 12 automóviles y tres motocicletas de propiedad del Senado.

Entre esos 12 automóviles se relaciona el vehículo en cuestión. Al Senado le costó 34,8 millones de pesos y fue rematado por aproximadamente 9,3 millones de pesos. La comercializadora Nave Ltda. adelantó el proceso de subasta y la firma Servicios Integrados Automotriz se llevó el lote de automotores por 138 millones de pesos.

Lo particular del caso es que ese vehículo aún aparecía como propiedad del Congreso. El senador Velasco dijo que esto obedeció a que hubo demoras en el traspaso de papeles de propiedad y que los vehículos fueron entregados sin que terminaran estos trámites.

La subasta se realizó el 24 de septiembre del 2014 y hasta la fecha el mencionado vehículo seguía registrado como de propiedad del Congreso.

Al final de la tarde de este martes, el representante Alexánder García se pronunció ante estos hechos. Dijo que está dispuesto a someterse a cualquier investigación de los organismos de control, con el ánimo de aclarar que no tiene relación alguna con las actuaciones del servidor público en mención.

Asegura que Luis Javier Rojas fue vinculado a su Unidad de Trabajo Legislativo en agosto del 2015, y para esa época todos sus antecedentes no registraban ninguna inhabilidad. Sin embargo, tras su detención, se decidió que asuma su defensa fuera de su grupo de trabajo.

“Desconozco las actividades que adelantaba el señor Rojas fuera de su horario laboral y mucho menos conozco la procedencia del dinero que, de acuerdo con información de distintos medios de comunicación, llevaba consigo. Es bueno aclarar que este funcionario no era conductor, sino que cumplía labores afines a su formación profesional como politólogo. Reitero mi disposición de atender cualquier requerimiento de llegarse a presentar, toda vez que nada tengo que ver con los hechos investigados”, declaró

El senador Velasco anunció una investigación interna para determinar responsabilidades de los funcionarios. Magdalena Morera, jefe financiera del Senado y madre de Javier Rojas, está bajo sospecha.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.