Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/28/2012 12:00:00 AM

Congreso archivó la reforma a la Justicia

Por primera vez en la historia, luego de que un presidente objetó una reforma constitucional, el Congreso decidió archivar la controvertida reforma a la Justicia, en el Senado con 73 votos a favor y cero en contra, y en la Cámara con 117 a favor y ninguno en contra.

Por razones de inconveniencia, el mismo parlamento que hace tan solo una semana aprobaba el texto de la reforma a la Justicia, hundió este jueves el proyecto de la polémica iniciativa, tras dejar constancia de las "graves consecuencias" que tendría su entrada en vigencia.
 
En la sesión del Senado, que estuvo marcada por las duras palabras de los miembros del Polo, se destacó la intervención de Camilo Romero, quien fue uno de los más contundentes y lanzó varios dardos a sus compañeros legisladores. En primer lugar señaló a "los congresistas amigos del Gobierno" de ser los "responsables de este adefesio".
 
Seguidamente el legislador aseguró que "este Congreso no puede posar de redentor" y dijo esperar que "algún día Colombia tenga un Congreso digno". Al finalizar su intervención, Romero pidió más tiempo para su discurso, pero el presidente del recinto, Juan Manuel Corzo, se lo negó.

Su compañero del Polo Luis Carlos Avellaneda también mandó duras críticas e hizo autocrítica al cuestionar el argumento que muchos congresistas utilizaron para explicar su voto a favor de la reforma. "¿Cómo es que dicen que votaron porque el Gobierno lo dijo?", les cuestionó. Y al finalizar los increpó al manifestarles: "¡Hay que recuperar la autonomía! Hay que tener carácter y pantalones para decirle al país que nos equivocamos".
 
Entretanto, el presidente Juan Manuel Santos, desde Cali, señaló que esperaba que esta "tormenta" política pasara y aseguró que, apenas ello suceda, aceptará la renuncia del ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra.
 
"Voy a referirme a la coyuntura. Esta tormenta está pasando. Al final del día esperemos que la tormenta haya pasado. El Gobierno asumió la cuota de responsabilidad. El ministro (de Justicia, Juan Carlos Esguerra) tuvo la gallardía de presentarme su renuncia. Yo le dije que la aceptaría cuando terminara la crisis", dijo.
 
La clave del hundimiento

El apartar la discusión de los ámbitos jurídico y constitucional y darle solo connotación política fue la clave para que los partidos políticos asistieran a las sesiones extras para evitar que la reforma a la Justicia entrara en vigencia.
 
Por eso, la decisión del Congreso fue objetar toda la reforma a la Justicia, pero sólo por razones de inconveniencia. Los integrantes de la Comisión Accidental aseguran que los artículos que Santos objetó por inconveniencia afectan toda la estructura de la reforma a la Justicia, por eso el proyecto debía ser archivado de forma integral.

“El proyecto de reforma constitucional a la Justicia aquí aludido contiene una serie de artículos y temas transversales que, como piezas de relojería, deben estar debidamente alineados y sistematizados, con hilvanada coherencia. Esto ya no puede ser garantizado con un texto incompleto e inconexo”, aseguraron.
 
Y agregaron que “compartimos la visión del Gobierno en relación con el 'limbo jurídico' y el 'caos judicial' que con este proyecto de acto legislativo se produciría, con lo cual se favorecería indebidamente a los actuales investigados, algo a todas luces contraproducente”.
 
Las normas inconvenientes que se sustentaron este jueves en las respectivas plenarias del Senado y la Cámara, fueron las siguientes:

Régimen de transición   

"Es evidente, por ejemplo, que el régimen de transición garantizaría un correcto empalme entre la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura y los nuevos niveles y organismos de gobierno y administración. Por el contrario, la carencia de dicha transición conduciría a una situación crítica y a una verdadera crisis institucional".
 
Fuero presidencial  

"Coincidimos con el Gobierno Nacional en relación con la inconveniencia de privar a altos funcionarios de la prerrogativa del fuero una vez abandonen sus cargos de presidente y vicepresidente, porque con ello se pretende garantizar tanto la dignidad del cargo y de las instituciones que representan, como la independencia y la autonomía de algunos órganos, todo lo cual se pondría en entredicho en caso de que entrara en vigencia la versión contenida en el texto conciliado. Lo anterior es particularmente grave tratándose del jefe de Estado, quien por la importancia de su investidura no puede ser desprovisto del importante elemento de protección que significa tanto el antejuicio político ante el Congreso como el fuero ante la Corte Suprema de Justicia para las acciones ejecutadas con ocasión de las funciones que ya no desempeñan, tal y como la Constitución de 1991 lo prevé".
 
Fuero de secretarios del Senado y la Cámara 
 
"Dado que las funciones del secretario general de la Cámara y del secretario general del Senado son meramente administrativas y de control, no resulta justificado el otorgamiento del fuero. Por ello, compartimos el criterio del Gobierno al afirmar que resulta injustificado, inconveniente y contraproducente otorgarles fuero a estos funcionarios, lo cual daría lugar a una protección innecesaria y generaría con ello un obstáculo a la recta y eficaz administración de Justicia".
 
Director Administrativo de la rama judicial 
 
"Revisadas con detalle las funciones otorgadas a la Sala de Gobierno Judicial, a la Junta Ejecutiva de Administración Judicial y, especialmente, al director ejecutivo de Administración Judicial, coincidimos con el Gobierno en relación con la inconveniencia del texto conciliado y los enormes peligros que representan para la eficiencia y la transparencia en la administración de los recursos de la rama. El texto conciliado, en efecto, otorga excesivas funciones al director, con lo que hace de él un todopoderoso de la administración de la rama y desplaza considerablemente en importancia a los otros dos niveles superiores, priva de verdadera posibilidad de gestión a la Junta Ejecutiva y congestiona demasiado a la Sala de Gobierno Judicial".
 
Pérdida de investidura 
 
"Igualmente, compartimos las razones relacionadas con la desnaturalización del régimen de pérdida de investidura, que torna ineficaz esta institución". Concluyen que “todos los grandes temas de la reforma resultan afectados por las anteriores objeciones y como cada uno de estos temas está contenido en una variedad de artículos que se tocan mutuamente y que son transversales a toda la reforma y al resto de la Constitución, resulta imposible remover los artículos objetados, o que resultan inconvenientes, sin dejar con ello vacíos o contradicciones en el texto constitucional y, a su turno, un caos o colapso judicial de enormes magnitudes.
 
Esto, por supuesto, contradice los loables propósitos que se pretendían con la reforma a la Justicia que, como lo dice el Gobierno, “no era otra cosa que crear un eficiente y eficaz sistema de administración y gobierno de la rama, lo cual no se concretaría, ni siquiera superando las objeciones antes enunciadas”.
 
El informe fue acordado por los representantes a la Cámara Simón Gaviria (P. Liberal), Heriberto Sanabria (P. Conservador), Alfonso Prada (P. Verde), Guillermo Rivera (P. Liberal), Roosvelt Rodríguez (La U), y los senadores Juan Manuel Corzo (P. Conservador), Aurelio Iragorri (La U) y Juan Manuel Galán (P. Liberal).


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.