Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/17/2015 10:00:00 PM

La bancada de Córdoba respaldó a Pretelt

Seis de los ocho senadores que tiene el departamento de Córdoba votaron para que el Senado concediera la licencia al expresidente de la Corte Constitucional. Así votó la plenaria.

Jorge Pretelt es el jurista de Montería que más alto ha escalado al interior de la rama judicial. En el 2009 se convirtió en el primer cordobés en ser escogido para la ostentar la dignidad de magistrado de la Corte Constitucional. Córdoba es el tercer departamento -detrás de Bogotá y Antioquia- con mayor número de senadores, ocho en total.

Para ellos, los senadores cordobeses, la sesión plenaria de este martes era bastante comprometedora. Con su voto tenían en sus manos la posibilidad de defender al magistrado Pretelt, si aceptaban la licencia que había solicitado, o darle la espalda, si la rechazaban y a cambio se sumaban a las voces que con insistencia están pidiendo su renuncia.
 
Por esa razón, el voto de los senadores cordobeses no pasaba inadvertido. Y la bancada de este departamento en el 80 % se la jugó por defender a su paisano Pretelt. Seis de ocho senadores votaron a favor de aceptarle la licencia, uno la rechazó y otro prefirió no hacer presencia en la votación.
 
Incluso, varios senadores cordobeses se apartaron de la decisión mayoritaria de sus partidos. Fue el caso de Musa Besaile, Bernardo Miguel ‘Ñoño’ Elías y Martín Morales. Ellos fueron tres de los cinco senadores de La U que votaron a favor de la licencia reclamada por Pretelt. Once senadores de este partido se sumaron a la petición de renuncia.
 
Las senadoras conservadoras Nora García Burgos y Yamina Pestana también respaldaron a Pretelt. Ellas, como la mayoría de la bancada conservadora, consideraron que el Senado debía aceptarle la licencia. Hernán Andrade, vocero del partido en el Senado, había calificado la petición del magistrado Pretelt como un acto de transparencia.
 
El otro cordobés que apoyó a Pretelt fue el uribista Daniel Cabrales. Un total de 17 senadores del Centro Democrático votaron para que se le concediera la licencia al magistrado, que había sido ternado por el expresidente Álvaro Uribe en octubre del 2009.
 
La única senadora cordobesa que votó en contra de la licencia fue Arlet Casado de López. Ella se acogió a la decisión mayoritaria asumida por el Partido Liberal, que en boca de su presidente, senador Horacio Serpa, calificó de muy grave el escándalo de la Corte Constitucional, por lo que pidió públicamente a Pretelt que se marginara definitivamente de su cargo.
 
El también cordobés Antonio Correa, del movimiento Opción Ciudadana, fue uno de los ausentes al debate. De su partido sólo hicieron presencia tres senadores que votaron en contra de la licencia del magistrado.
 
En palabras de la senadora Claudia López, la mayoría de paisanos de Pretelt “se lavaron las manos”.
 
Los datos de la votación de la plenaria contienen hechos curiosos. Por ejemplo, el cambio de postura de la senadora Viviane Morales en tan solo unas horas. Ella, en la mañana, había protagonizado una fuerte discusión con la senadora Claudia López en torno a la renuncia de Pretelt. Morales consideró que si el Senado le pedía la renuncia, estaría prejuzgando al magistrado y que si el proceso llegara de la Cámara de Representantes al juicio político en el Senado, todos los que habían pedido la renuncia deberían declararse impedidos.
 
Viviane, en la Comisión primera del Senado, votó en contra de la proposición de Claudia López en la que pedía la renuncia. Pero en la plenaria votó, como todo el Partido Liberal, en contra de la licencia.
 
Y aunque el Centro Democrático y el Partido Conservador fueron los únicos que anunciaron su voto a favor de la solicitud de Pretelt, en cada partido hubo un senador que se alejó de la disciplina del resto de la bancada. Alfredo Ramos Maya fue el uribista que votó en contra de la licencia y Eduardo Enríquez Maya el conservador que se sumó al bloque de los que exigen la renuncia del magistrado.
 
La votación de este debate sin antecedentes fue la siguiente:
 
Votos a favor de la licencia de Pretelt: 34
 
La U
 
Musa Besayle
Bernardo Elías
Roosevelt Rodríguez
Martín Morales Diz
Milton Rodríguez
 
Centro Democrático
 
María del Rosario Guerra
Paloma Valencia
Susana Correa
Alfredo Rangel
Iván Duque Márquez
Fernando Nicolás Araújo
José Obdulio Gaviria
Orlando Castañeda
Daniel Cabrales
Everth Bustamante
Jaime Amín
Ernesto Macías
Tania Vega de Plazas
Carlos F. Mejía
Paola Holguín
Nohora Stella Tovar
Honorio Henríquez
 
Partido Conservador
 
Roberto Gerlein
Efraín Cepeda
Nora García Burgos
Yamina Pestana
Nidia Osorio
Olga Suárez Mira
Myriam Alicia Paredes
Hernán Andrade
Juan Samy Merheg
Juan Manuel Corzo
Luis Emilio Sierra
Nadya Blel

Votaron en contra de la licencia
 
José David Name
Mauricio Lizcano
Roy Barreras
Maritza Martínez
Jimmy Chamorro
Armando Benedetti
Sandra Villadiego
Ángel Custodio Cabrera
Manuel Enríquez Rosero
Manuel Guillermo Mora
Carlos Enrique Soto
José Alfredo Genecco Zuleta   
Centro Democrático
Alfredo Ramos Maya
 
Partido Liberal
 
Horacio Serpa Uribe
Andrés Cristo
Juan Manuel Galán
Arleth Casado de López
Jaime Durán
Luis Fernando Velasco Chávez
Guillermo Santos
Viviane Morales
Rodrigo Villalba
Edison Delgado
Sofía Gaviria
 
Partido Conservador

Eduardo Enríquez Maya
Cambio Radical
Arturo Char
Carlos Fernando Galán
Germán Varón
Juan Carlos Restrepo
Carlos Fernando Motoa
Antonio Guerra de la Espriella
Rosmery Martínez
 
Alianza Verde

Claudia López
Antonio Navarro
Jorge Iván Ospina
Jorge Prieto
Iván Name
Polo Democrático
Jorge Robledo
Iván Cepeda
Alberto Castilla
Senén Niño
Alex López
 
Opción Ciudadana

Mauricio Aguilar
Julio Miguel Guerra
Teresita García
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.